" />
Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
1 septiembre 2017 5 01 /09 /septiembre /2017 10:42

Salí a dar un paseo con Martintxo por el centro de Buenos Aires como hacemos cada noche desde hace unos días que llegamos para disfrutar de la ciudad, en esta ocasión por Callao desde Corrientes con la idea de ir hasta Las Heras, impensable que en dicha zona pudiese pasar algo con mayor peligro que un tropezón con una baldosa floja.

Diez y media de la noche, temprano para Buenos Aires, fresquito para caminar, iba revisando la pantalla del teléfono celular y llegando a la esquina de Callao y Viamonte escuché un ruido en mi cara, de mi cara hacia afuera y de mi mano hacia la mandíbula, desperté tras una milésima de segundo de profundo sueño, y el teléfono estaba en el suelo, me agaché a recogerlo, mi hijo me miró con los ojos como platos, y un flaco al que no había prestado atención se alejaba en sentido contrario corriendo, mientras otro que había caminado junto a él, repetía "que hijo de puta" como si se tratase de un desconocido. No había pasado nada grave por suerte, pero estaba aturdido y me preocupé de quedarme hablando con mi hijo para calmarlo y que no quedase demasiado impresionado, iba a seguir caminando pero pensé ¿por qué tienen que llevársela gratis? entonces le grité a Martintxo - ¡Andá, andá a buscarme el chumbo!- y sólo tres segundos más tarde empecé a correr detrás de ellos profiriéndoles varias clases de improperios y diciéndoles que los quemaría a balazos. Por suerte no eran valientes ni tenían un arma encima y se largaron ambos a correr como gallinas.

Menos de un segundo.

Me dejaron una sensación que habría preferido no tener, una precaución que preferiría no portar, y un poco deteriorado y disminuido mi fervor defensor de las garantías para con estos delincuentes y mi oposición a la limpieza radical de estos ladronzuelos que pueden causar un enorme daño. Si me hubiesen arrebatado el teléfono me habrían jodido bien, si los hubiese perseguido hasta una oscuridad probablemente me habrían apuñalado, y aún no habiéndomelo robado me dejaron un sabor amargo injusto, ya que Buenos Aires estaba siendo preciosa, de hecho esa tarde había escrito “Lo siento por el mundo desarrollado, subdesarrollado, híper e hipo sensible: Buenos Aires está en otra dimensión”

Algo hay que hacer no se puede convertir en la moneda corriente que cualquier lugar de la ciudad te depare agazapado el peligro de un robo con violencia.

Eso no es resultado de la pobreza, si me hubiesen arrebatado el helado unos minutos antes habría corrido detrás de los ladrones para comprarles uno, hay mucha gente muy dañada en todo sentido que luchan para salir adelante y hay otros que ya se han rendido al alcohol y la locura pero sin lastimar a las demás personas. Estos son seres despreciables, tóxicos, tanto si son pobres como si son ricos, si te arrebatan una pensión de por vida, o un celular rompiéndote la cara, son precisamente lo que no necesitamos en nuestro mundo.

Un segundo
Repost 0
Published by martinguevara
18 agosto 2017 5 18 /08 /agosto /2017 15:37

 

Europa ha vuelto a sangrar en el corazón mismo de la bella, acogedora, solidaria y cosmopolita ciudad de Barcelona.

A la vez que se presenció lo peor de la especie humana se pudo ver lo mejor, lo más elevado, Barcelona entera se volcó a ayudar, los taxis apagaron sus cuentamillas, los hoteles abrieron sus habitaciones para los turistas y transeúntes que no podían llegar a sus aposentos, los comerciantes abrieron sus locales para resguardar a los peatones aturdidos y aterrados. España entera está de luto.

Los atentados terroristas no son producto de los ataques de Occidente al Magreb y los países árabes.

Eso está ahí y es un motivo de movilización para los pacifistas, pero no son las familiares de las miles de víctimas civiles de bombardeos llamados eufemísticamente "daños colaterales" quienes instruyen y materializan los atentados terroristas.

El relato de los atentados árabes de los años sesenta y setenta en Europa tenían relación directa con la represión francesa en Argelia, aunque sólo en el relato, los revolucionarios argelinos no ponían ni aprobaban las bombas en centros comerciales europeos, esos revolucionarios que propagaban la igualdad del hombre y la mujer, la separación de religión y Estado, el imperio de la justicia, fueron también las primeras víctimas del fundamentalismo islámico.

Los ataques del siglo XXI se asientan sobre el relato de la recuperación de la totalidad del Califato, y la destrucción del "corrompido mundo Occidental que mora y medra de espaldas a la virtud".

Al Qaeda consolida su presencia en EEUU y Europa durante el comienzo del siglo XXI a través no sólo de atentados sanguinarios sino de una preocupante llamada casi obsesiva a todos sus efectivos a atentar en suelo apóstata, pagano, "Zindiq". Osama Bin Laden, el jerarca y autor intelectual de la organización terrorista, pertenecía a una familia acaudalada saudí con estrechos lazos comerciales petrolíferos con el mundo occidental.

Al Qaeda no llegó a dominar territorios, no tuvo "patria" o Califato, ello contribuyó a que hiciese hincapié de manera permanente en los ataques en Occidente allí donde se presentase la mínima posibilidad de causar daño. En cambio el Estado Islámico sí llegó a consolidar un territorio donde ha practicado las peores aberraciones con sus habitantes, y los ataques a Occidente en la substancia y la estrategia continuaron siendo igual de importantes que para Al Qaeda, pero en los hechos el llamado a derramar la sangre exclusivamente en Occidente disminuyó al tener que repartirse en los terrenos de su propio califato. Sin embargo nunca han abandonado la vía del terror en Europa y EEUU habiéndose recrudecido la amenaza en los últimos meses.

Por otro lado, con la desaparición de la URSS y el escaso nivel de amenaza que significaba el narcotráfico y los militares díscolos como el panameño Noriega, la industria armamentista necesitaba "como agua de mayo" a un chivo expiatorio lo suficientemente creíble como para producir la cantidad de armamento que sostiene gran parte de la economía occidental. Ello coincidiendo con la gran frustración de las sucesivas guerras en Afganistán, primero contra fuerzas soviéticas y el apoyo norteamericano en armamento a los muyahidines y estudiantes del Talibán, y luego contra las fuerzas norteamericanas y de la OTAN, así como las ingentes matanzas en la segunda campaña bélica en territorio Iraquí, ingredientes que dieron como resultado un cóctel de alta peligrosidad y de gran efecto en ambos extremos para dotar de una explicación presentable, a las bajezas surgidas en el umbrío confín de las mazmorras de lo más ruin del espíritu humano.

Estos actos abominables, el terrorismo en suelo occidental, las acciones bélicas y daños colaterales en tierra "hereje" no se explican por ningún ansia de justicia ni de reparación moral, son movidas por la bajeza de la especie, son pergeñadas en el vertedero de los desperdicios de lo peor de la especie humana.

Los terroristas saben donde dirigen el ataque, como en las Torres gemelas de NY, en el maratón de Boston, en Atocha en Madrid, en París varias veces, en Londres, en Berlín, así como en los numerosos atentados en sus propias tierras en mercados, plazas, congregaciones públicas, dan en la diana de lo que consideran su enemigo a muerte: la gente trabajadora, libre, en paz, a los que su familia espera en casa, los turistas que paseaban por Las Ramblas.

Los anónimos protagonistas de la vida cotidiana.

Nos toca a nosotros defender con nuestra actitud el corazón de las libertades y la civilización, y exigir que cada ciudadano europeo por nacimiento o por elección, de la ideología o religión que sea, condene y colabore en la detección y detención de los elementos que quieren destruir nuestro modo de vida, y a la vez profundizar en la defensa de los derechos humanos, de las libertades, en la convivencia en concordia con nuestras diferencias y nuestras similitudes enriquecedoras. 

"Este es nuestro modo de vida, es el que todos preferimos, es la esperanza del mundo, seguiremos construyéndolo, no nos llevarán a su redil, viviremos como hemos elegido vivir"

Con motivo del atentado de Barcelona, el presidente norteamericano Donald Trump hizo unas declaraciones primero de dolor, y rápidamente de odio y violencia, diciendo que habría que acabar con la vida de los musulmanes usando balas embebidas en grasa de cerdo.

Sólo unos pocos días atrás, frente al terrorista nazi ocurrido el país donde él es presidente y que usó idéntico procedimiento, un vehículo para asesinar transeúntes, curiosamente no sólo no planteó segar la vida del asesino y de los demás nazis, como hizo con los terroristas yihadistas, sino que ni siquiera los condenó declarando que las victimas eran tan responsables como los asesinos.

Así que estemos atentos y no permitamos que nos manipulen.

Y a quienes quieran usar nuestro dolor o indignación para sus beneficios, les decimos que cualquier desmedida escalada de locura sólo se sana de una manera: con una gran espiral de cordura.

 

 

 

 

Altar en Las Ramblas
Altar en Las Ramblas

Altar en Las Ramblas

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
17 agosto 2017 4 17 /08 /agosto /2017 13:39

España es diferente.

Recién ahora se está planteando la ilegalidad de la Fundación del genocida Francisco Franco, que no sólo encumbra la figura del mayor criminal de la Historia de España habiendo matado a más de medio millón de personas, tras un golpe de Estado subversivo y una posterior represión con decenas de miles de torturados, asesinados y lo que es peor,, olvidados, sino que hace apología pública del fascismo y del asesinato en masas, del genocidio y de la tortura.

¿Alguien podría imaginar que en Inglaterra oficialmente se ensalzase la figura y la dictadura que mató por ejemplo a William Shakespeare, a James Joyce y a Arthur Conan Doyle en calabozos infectos?

Federico García Lorca, Miguel Hernández, Antonio Machado, Pablo Picasso ni siquiera son españoles, son Universales, están en la Historia de la cultura universal, todo el mundo los venera como lo que fueron, enormes, todo el mundo menos España. Lorca y Hernández murieron de las maneras más terribles a manos del Estado franquista, el Estado mantiene la fundación que de sus viles asesinos, Machado murió en Francia muy cerca de Cataluña y Picasso vivió exiliado, sobre la cabeza de ambos pendía la pena de muerte si regresaban a España como sobre miles de intelectuales.

¿Alguien imagina que en Alemania, Italia, Rumania el Estado y el gobierno financiase fundaciones de Hitler, Mussolini o Ceaucescu que además hagan apología del Terrorismo de Estado?

Ni siquiera se puede suponer algo semejante en los países más pobres del Tercer Mundo, nadie puede imaginar una fundación que en Ruanda que reivindique el asesinato de ochocientos mil tutsis en manos de hutus y que dicha fundación la sufrague el Estado.

Ni siquiera en Ruanda.

España es diferente en muchas cosas infinitamente más edificantes, bellas, emocionantes que esta, exijamos que de una vez por todas se haga justicia, se cierren todos los referentes a su episodio más vergonzoso, que se devuelva todo lo robado, pirateado, como botín de guerra a los demócratas asesinados y se les rinda homenaje por primera vez en cuarenta años de feliz pero demasiado amnésica democracia.

Y entonces sí, con un consensuado museo de la memoria para que jamás vuelva a ocurrir, ni la orgía de dolor y muerte franquista ni la violencia intolerancia y crímenes del ala sanguinaria pro Estalinista de la República, que se condenen los hechos de represión del Estado a cualquier sector de la sociedad: trabajadores, partidos políticos, clero, clase media, burguesía, aristocracia, lumpen y marginales, y luego entonces sí, hacer borrón y cuenta nueva

El gran poeta Miguel Hernández con Josefina

El gran poeta Miguel Hernández con Josefina

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
16 agosto 2017 3 16 /08 /agosto /2017 18:40

Hoy muchos que llevan viviendo varios años fuera de Cuba, critican a los pobres diablos atrapados dentro de la isla que están hasta la coronilla de las necesidades, de lemas y de "teques" de un lado y otro, cansados de sudar, de dar pedales, de ir colgados en las guaguas, de los treinta y dos grados de calor con noventa y nueve de humedad con mosquitos y sin aire acondicionado, sin batido de mango, coca cola fría, ni ventilador.

A los que están hasta el gorro de aguantar las muelas de los dinosaurios que los gobiernan dentro y de las promesas de los camajanes que llevan cincuenta y ocho años liberándolos a bordo de sus GMC del otro lado del mar.

Los que están  hasta la misma cabeza del guanajo de comer picadillo de sucedáneos de animales, hamburguesas de marciano, jamonada de tiñosa, tomar infusión de chícharos molidos, beber agua azúcar, chispa de tren y gualfarina, de no chocar con un bistec en condiciones, con un bistec como es debido, con un bistec que rumie, que emita mugidos, que esté tan fresco que se lo pueda ordeñar por la mañana antes de comerlo aporreado con ajito,  limón y cebolla comprada en la tienda de la esquina y no pugilateada tras horas de pedaleo con la jaba bajo brazo, en lo de Fefa o en lo de Felo.

Los que están hasta la cabeza de la jicotea de caminar y caminar y no encontrar nada que hacer, cansados de un periódico de dos hojas, de las empresas estatales que sobre cumplen la norma, del hambre, la miseria y la explotación en el capitalismo según la profesora de filosofía marxista y el canal seis, de ser los hijos de Martí de Maceo de Máximo Gómez de Camilo y Che, están hasta el dedo gordo del pie de pagar con la pérdida de ilusiones permanente, con la desaparición de los sueños, de los proyectos, de los planes de futuro, de la necesidad de creer que algún día, algo, aunque sea remoto e improbable, pasará en sus vidas, y que saldrá agua de la pila por la mañana  y habrá olor a pasta de dientes en los baños, champú en las bañeras, perfume en las cómodas, olor a café y a leche buena en la mañana, a pan con mantequilla y mermelada, a ropa lavada en lavadora con jabón antialérgico, que el escaparate no llorará por la oscuridad y por el sometimiento a la terrorífica soledad de su único par de zapatos y su pitusa relegado al rincón, al ostracismo de sus vestidos.

Ahora hay quien critica a estos pobre diablos de querer ponerse un par de zapatos de la moda de hoy, de querer consultar internet y sentirse un rato en la ficción de nadar si bien no navegar, por la órbita mundial, de especular con un billetico en el bolsillo frente a una niña que de ordinario seria sólo para disfrute “yuma”, hay quien los critica por no salir a luchar contra las FAR, contra el MINIINT y contra el G2 y en cambio disfrutar de las migajas de lo que les pueda llevar ese halo, esa brizna, ese ápice de fantasía de estar en la única forma de libertad a la que nos han empujado, la negación de la educación y los valores, del desprecio a la ética, a la moral, en beneficio del ejercicio del goce perpetuo y la desconfianza eterna.

Hay quien los condena por no hacer lo que nadie hizo en los sesenta años que dura la lobotomía del consciente colectivo cubano, y los critican como si nosotros no hubiésemos soñado estar afuera, en cualquier supermercado, en cualquier aeropuerto frente a una variedad de colores, de olores, de marcas, de precios, como si ninguno nosotros le hubiésemos dado a familiares que viajasen o que viviesen afuera,  nuestra talla de pantalones y la plantilla del pie para que no olvidasen llevarnos flamantes pitusas y popis, como si no hubiésemos fotografiado con la cámara analógica el primer bistec, el primer automóvil, la primera muda de ropa nueva entera, más representativa de la Libertad que todas las palomas blancas, los clarines sonando, las cadenas rotas y las bayonetas alzadas de todos los himnos y escudos, que sometidos al escrutinio del tiempo a duras penas, sólo se muestran capaces de llegar al pie de la puerta automática del centro comercial más cercano, implorando un vaso gigante de Cherry  Coke Zero...eso sí:  

light on the Ice.

Principio del formulario

 

Final del formulario

 

Repost 0
Published by martinguevara
11 agosto 2017 5 11 /08 /agosto /2017 19:47

Hace poco me senté a conversar en la plaza de Tirso de Molina con un grupo de muchachos vendedores de DVD y de camisetas de fútbol en Madrid, los llamados top manta, y resulta que ninguno era vendedor de DVD o de camisetas, todos tenían oficio, oficios algunos que aportarían muchísimo más a esta sociedad tan materialista en lugar de andar surtiendo las camisetas de Messi que le llevo a mi hijo tres veces más barata que en la tienda o corriendo delante de una patrulla que hasta se los ve incómodos teniendo que perseguir a gente que no solo no hace daño a nadie, sino que hace lo posible y lo imposible por mostrar su valía y honradez.
Es sorprendente como los africanos sub saharianos que viven en España, no sé en otros lugares, son adaptables a toda circunstancia sin perder la dignidad, son mucho más altos que nosotros, espigados, hablan varios idiomas bien hablados, ni que decir la experiencia que tienen de la vida por lo que han tenido que pasar sólo para llegar a la costa de Marruecos, tienen una actitud de amor propio admirable pero en absoluto de altanería, la población madrileña, leonesa, catalana en general experimenta desagrado cuando la policía los persigue y les quita las camisetas porque es lo último que tienen para no delinquir, y hasta a la policía se la ve avergonzada, siempre mirando para otro lado cuando les decomisan sus petates, por más regular o mala persona que sea alguno de ellos, saben que la calle sobre todo los bancos, ministerios y clubes de fútbol están rebosados de verdaderos delincuentes que nadie se atreve a detener, es frecuente ver gente bien vestida advirtiéndoles de forma solidaria que por ahí no vayan que hay policía, querría ver a esos policías o a mi mismo en esas condiciones, si ellos no saldrían a apretar a dueños de bares, a turistas, etc. y yo al delito que me permitiese mi exiguo arrojo y escaso conocimiento del crimen.
Un occidental no es capaz aguantar eso sin delinquir o infringir todas las normas, pero a lo que iba, aún así me dijeron que de Europa no se van ni locos, cualquier cosa aquí, lo peor para nosotros es una bendición para ellos, yo vengo de Latinoamérica no de Japón o Canadá, así que no me voy a hacer el sueco, también para todo latinoamericano que quiera vivir en tranquilidad sin stress no le interese desarrollar una empresa sino respirar la vida, Europa es un oasis. Me contaron el tema de como hay facciones para militares o criminales que toman niños a la fuerza, cosa que ya sabía, pero que me la contasen de primera mano resulta duro, entonces cuando les empecé a comentar que el blanco europeo tiene mucha responsabilidad histórica en esa depredación de hoy del africano al africano, me dijeron que no, que eso existe desde el principio de los tiempos allá y aquí, y ahí si me sentí en mi rol de aportador de datos de Historia, de maestro al pedo, al divino botón, de profesor Casimiro, Casiveo y Casihago, a la vez me pareció más que un poco inapropiado ¿para una ocasión que me sentaba a escuchar y ya iba a creerme superior enseñando? ¿por qué mi versión, aunque sea con la mejor de las intenciones, es mejor que la de los que padecen el problema, que autóctonos que no se han quedado sufriéndolo sino que han llevado a cabo lo que en el caso de ellos, atravesar desiertos, junglas, colonias de asesinos, supone a un alto grado de riesgo que lo convierte en una variante de rebelión? 
Ese es nuestro defecto y nuestra cruz, siempre creyendo que lo que sabemos es mejor porque tenemos agua fría y caliente que sale de un hierro agujereado ¿quién dice que no sería mejor la tribu de los Yorubas, de los Masái, de los Pigmeos antiguos, con sus nueve esposas con sus reglas y leyes y creencias que no los condujeron al desarrollo vertical y vertiginoso sino al desarrollo del alma, del interior? ¿quién dice que es necesaria tanta parafernalia para seguir cada vez más solos, más abandonados, más tristes, más alcoholizados, drogados, rabiosos, desconfiados, coléricos?
Como ven, si uno es lo suficientemente afortunado tal vez pueda retomar las reflexiones y cuestionamientos de los veinte años

Principio del formulario

 

Final del formulario

 

Top Manta en Sol, Madrid

Top Manta en Sol, Madrid

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
7 agosto 2017 1 07 /08 /agosto /2017 13:54

El ocho de Mayo de 1945 mientras Alemania ofrecía su rendición y con ello se declaraba el fin de la Segunda Guerra Mundial, miles de personas morían aún producto de las bombas arrojadas por aviones que ya habían partido con la orden de bombardear, soldados que aún cumplían las órdenes de luchar, nazis que todavía estaban a cargo de infelices moribundos a los que debían asesinar y que no conocían las últimas novedades.

En las guerras anteriores esto ocurría exponencialmente, a veces tardaban días las tropas en conocer la orden del fin de las hostilidades y continuaban lidiando en batallas sangrientas en las cuales morían miles de personas en tiempos que técnicamente, ya eran de paz, incluso hoy con toda la tecnología que nos narcotiza, si se detiene de repente una guerra se le puede avisar en el instante a los aviones, morteros, barcos, batallones, pero las bombas, los misiles o las balas ya disparadas continuarían hasta su destino final de carne, hueso y cal.

Hoy al despertarme apagué primero el ventilador, encendí luego la música de una lista de blues de Spotify y atravesé el pequeño salón de mi reducido pero coqueto apartamento de estudiante lascivo con el fin de hacerme desayunos lavarme cara boca y nudillos ( es que soñé que ganaba en una pelea a muerte de Kung Fu), y de repente me percaté que en el aire continuaba una estela del viento reciclado que el ventilador había estado dispensando toda la noche y los blues, si bien ya desperezaban los acordes de sus doce compases, también era notable la catarata de silencio que los acompañaba de manera predominante, el ruido del silencio convertido en macho alfa rabiando contra el residuo del viento artificial y los punteos iniciales de "Three O'clock in the morning".

Continué mi camino a la cocina asombrado por el fenómeno, abrí la nevera para sacar la leche de avena y el viento despeinó aún más mi cabellera matutina y los punteos ya reñían de manera ostensible con el silencio, casi parecía una pieza sublime por la variación en la sonoridad de las cuerdas, aún cuando conservaban los acordes de la pieza original, el sonido era totalmente distinto, donde habitualmente se escuchaba el tañer del mástil ahora aparecía un apagado sonido, hueco, terminal, ahogado, y allí cuando normalmente se había escuchado una acorde agudo descendía en barrena con un eco bajo, grave, emparedado.

No admití estar asustado pero lo estaba, puse el agua calentar sin mirar atrás, abrí la ventana de la cocina, en el suelo había pequeñas manchas de aceite que habían dejado unos trocitos de cebolla asada la noche anterior, me agaché a limpiarlas con un trapo empapado de agua hervida y pretendí que con esa ocupación doméstica desaparecerían los efectos tardíos del viento el silencio, pero no habían hecho más que comenzar. Salí dela cocina camino la baño sin ocultar ya mi alarma, hice una parada antes para cerciorarme de que el ventilador estaba apagado y de que la aplicación musical funcionaba bien, en efecto todo eso estaba en orden, pero el viento no cesaba de crecer en su ímpetu y el silencio de ir ocupando espacios que nunca antes había conquistado, abrí las ventanas y no llegaban sonidos del exterior excepto el esfuerzo de un córvido que estaba logrando atravesar nuevamente la cerca anti pájaros de mi edificio, de regreso al aire libre, pero todos los demás sonidos habituales, casi permanentes, habían dejando lugar a los acordes confusos de un blues irreconocible pero aún bello e incluso el soplo cada vez más fuerte del viento carecía de sonido, cerré la ventana para asegurarme que los objetos que comenzaban a perder su equilibrio por la ventolera permaneciesen en casa y me dirigí al baño a duras penas, tuve que lavarme los dientes en medio de un ciclón silencioso, de un caos sedado. 

Con el susto creciendo en el cuerpo abrí la ventana del baño que da a la otra cara del apartamento, entonces escuché ladrar al chihuahua de mi vecina, un golpe de sol barrió el fresco de mi cara, se escuchaba clara la voz y la guitarra de BB King, yopara cerciorarme llamé con un silbido a la vecina que de inmediato acudió y sonriendo me preguntó:

-¿A dónde vas con esos pelos?

La saludé pero no hablé demasiado porque tenía la voz entrecortada, le dije que después nos veríamos y volví a cruzar el apartamento coqueto de soltero libidinoso hacia el otro lado, abrí la ventana y ahí estaban todos los sonidos de la calle, ya no había viento elblues sonaba limpio, y el pájaro había dejado de aletear rindiéndose a su suerte, regresé a la cocina donde ya no soplaba el viento ni había manchas de aceite y tomé con prisa la escoba, fui a la ventana más cercana a donde estaba el córvido resignado, extendí la escoba y le di unos suaves pero decididos golpecitos con la parte de los pelos de la escoba al trasero del ave atrapada, hasta que entre mi utensilio y su renovado aleteo, no sé si merced de haber percibido la cercanía de la salvación o por terror a mis toques, conseguimos que el pájaro, seguramente con su lección bien aprendida, saliese despedido hacia el sol creando un contraste extremo entre su negro bruñido y el resplandor de Agosto.

Entonces regresé a la ventana del lado de mi vecina con una brisa cálida en la nuca y los estertores de Three O'clock in the morning y, tras silbar para que se asomase, le dije en respuesta a su pregunta:

-Nada, es que soñé que peleaba Kung fú en el final de una guerra, y desperté de repente para evitar daños innecesarios en este páramo de virtudes, armonía y aire fresco- y me respondió:

 

- Vale, pero péinate que pareces un cuervo loco.

Curvo atrapado y liberado

Curvo atrapado y liberado

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
6 agosto 2017 7 06 /08 /agosto /2017 13:54

Los últimos fines de semana los pasé en ciudades capitales por razones de trabajo. Cada vez que tengo un rato libre en estas grandes urbes me acerco a curiosear librerías, exposiciones de pintura clásica o moderna y lo que más me llama la atención de las ciudades, los pulmones de la vida hedonista, los barrios bohemios salpicados de sitios de vida licenciosa, parda, lumpen. En esta ocasión decidí renovar algunas prendas que ya habían tomado el olor y el color de mi piel así que me sumergí, además, en algunos de esos grandes almacenes que habitualmente evito.

Al cabo de tres ciudades se erigió un nuevo común denominador que en mi percepción, hoy domina claramente el lugar común del consumo vertiginoso que otrora y hasta hace muy poco ostentaban los rusos, ávidos consumistas tras décadas, siglos, milenios de austeridad comunista, llegados de más allá de la Siberia, venidos de la Manchuria de la sempiterna uniformidad: Los chinos.

Y entonces reparé en que además de ser sensiblemente más ricos y de escandaloso peor gusto que sus predecesores, también representan aún más la antítesis, el negativo, lo contrario de lo que una eternidad de alienación y  adoctrinamiento comunista de rigor oriental les trató de imprimir en el hipotálamo para las generaciones actuales y futuras.

El resultado de ese particular ”Hombre Nuevo” , una mezcla de hiena, escorpión, pantera perdida y plaga de langosta que arrasa de manera compulsiva con todo lo que ostente un cartel de “se vende” ,  me trasladó a Cuba a propósito de las nuevas restricciones gubernamentales para el desarrollo de clases sociales homologables a estas hordas post comunistas.

Desconozco como habrá sido en China, pero el fenómeno de los nuevos ricos dentro de la aún “igualitaria” Cuba socialista, en todo caso se parece mucho a lo ocurrido en Rusia, los generales, los revolucionarios históricos y su descendencia conforman la nueva estirpe del poder  encargada de representar a la nueva jet set y de cargar con el peso de los hinchados cofres de oro. Incluso sin haber tenido que hacer el paripé de los ex soviéticos de abandonar el dominio absoluto del Partido Comunista.

La modalidad de la nueva oligarquía empresarial reúne una serie de particularidades comunes, a saber:

Está más predispuesto a la competencia voraz que el empresariado gestado en las sociedades de mercado aunque esté menos preparado para acometerla.

Es un elemento descreído, apóstata de toda ideología, religión, filosofía que promulgue una finalidad basada en principios morales.

Es ateo, agnóstico, y además descreído de su propio adoctrinamiento.

Mientras el empresariado formado en la sociedad de mercado en algún momento de su vida puede experimentar la necesidad de un aporte espiritual, el nuevo empresario formado en los obligados lemas de la igualdad social, en su momento de inflexión, suele reflexionar y revisar su trayectoria precisamente en el sentido opuesto, autocriticándose el dispendio fútil de energía y considerando que es momento de concentrarlas en beneficio propio, que es hora de no perder un minuto más en las viejas consignas engañosas de sus progenitores ni en novedosas utopías estériles.

Considera una pérdida de tiempo la hipocresía habitual en el rico tradicional para equilibrar la culpa.

No pide permiso, no pide perdón ni da las gracias. Paga.

Para esta nueva clase rusa, china y cubana, la ostentación de la riqueza es un saludable signo de buen gusto.

No se conciben la filantropía ni el mecenazgo en el arte ni en absolutamente nada que no tenga visos de aportar suculentos beneficios. Aunque aborrecen la cultura invierten grandes cantidades de dinero en pinturas y esculturas sensibles de revalorizarse.

Son directos, sinceros, primarios, sin barnices, sin profundidad y enriquecen de manera exponencial a todo fabricantes de cuanto elemento distintivo de mal gusto pulule en los alrededores.

Están incapacitados para entender que un Rolls Royce gris pueda constituir para nadie en su sano juicio, un símbolo de distinción.

Mientras aprovechan las nuevas restricciones para asfixiar a la incipiente competencia  compatriota sin rubor alguno, empiezan a habituarse a destapar botellas de champán  y a beberlo a pico de botella. Algunos pocos usan copas finas, pero cuando se sienten resguardados  por la sombra de la intimidad, llenan los vidrios de cubitos de hielo y de ese característico sirope de color rojo oscuro, ya en peligro de explosión.

 

Nuevos ricos chinos

Nuevos ricos chinos

Repost 0
Published by martinguevara
2 agosto 2017 3 02 /08 /agosto /2017 00:21

El abuelo del Peter, un amigo de la secundaria, me lo dijo una vez en Puerto Padre:

"Esta gente odian a los habaneros"

Se refería a todos los rebeldes que gobernaban y hoy ya cayéndose a pedazos, siguen gobernando la revolución más mezquina que se pueda imaginar.

Voy a tener que pensar que como en todo lo demás, aquel viejo pícaro tenía toda la razón, si no, resulta imposible a esta altura entender por qué cierran la posibilidad del emprendimiento, de la imaginación, de la creatividad, de la invención en beneficio del pais, de toda sociedad, porque a partir de ahora el que está jodido no mejorará por el hecho de que jodan al que está empezando a despegar, mucho antes lo más probable es que jodan bien a los dos.

Ya se escuchan voces "abducidas" advirtiendo que será malo para quienes querían montar algo, pero quienes ya lo tenían funcionando seguirán sin problemas. De eso nada, desde esta misma noche el que tenga un negocio y no sea hijo de un general, se despertará con pesadillas y sudores fríos varias veces en la noche, no vivirá en paz, y sobre todo porque cuando una dinámica de crecimiento y desarrollo de esta especie de corta así abruptamente, el entusiasmo muere, la fuerza muere, el optimismo muere, la cadena de crecimiento, la motivación, el incentivo para el emprendedor, mueren. 

Deben tener desconfianza y quizás con mucha razón desde su punto de vista, a la rapidez con que el cubano cuando ve una posibilidad de trabajar con beneficios reales, lo hace día y noche y termina levantando una compañía, como hicieron en Cuba mientras se podía y como llevan haciendo por todo el mundo la diáspora desde 1959. Deben pensar que en menos de lo que canta un gallo los van a tener a su altura y en breve siendo el motor de la economía, y nada deben desear menos esa sarta de inútiles que encontrar la horma la de sus zapatos en sus otrora víctimas, con todas las cuentas pendientes que hay.

De otra manera es imposible explicar que un gobierno detenga a una incipiente clase media que comienza a dar soluciones tímidas aún pero reales, genuinas, autóctonas. 

No sólo la Historia no los absolverá, sino que les tiene preparado un capítulo en un área del libro cerrada herméticamente a causa del hedor y la fetidez que desprenden sus páginas.

 

 

 

 

Se jodió la bicicleta

Se jodió la bicicleta

Repost 0
Published by martinguevara - en Cuba flash.
30 julio 2017 7 30 /07 /julio /2017 00:01

 

Aunque en líneas generales creo que ningún tiempo pasado fue mejor, hay particularidades en las cuales con respecto a la intelectualidad y al valor de la expresión, de la libertad con relación a la conveniencia, al mercado o a los convencionalismos, me atrevo a suponer que existe la involución social, que nos estamos quedando un poco huérfanos de algo más importante que simplemente creadores, artistas, talentos o genios, creo que también se están yendo las últimas trazas, las últimas briznas de esa hoy caduca cultura de la ética, del pudor, de la grandeza, de la épica.

Silvio Rodríguez apoya incondicionalmente que en Cuba no haya elecciones libres,  libertad de prensa, editorial, de asociación ideológica, de partidos, de empresas; pero no obstante, considera inadmisible por poco democrático y opresor, el hecho de que España presente un número de impedimentos legales e históricos para evitar que una importante parte de su territorio consiga separarse del resto de la nación. Ya no esperaba nada del famoso creador de memorables canciones, después que firmase junto a otros veintiséis intelectuales, un plañidero documento nada menos que en apoyo al sumarísimo juicio y su condena irrevocable de fusilamiento de tres jóvenes que no incurrieron en hecho de sangre alguno, en abril del año 2003.

Pero al menos cabía esperar algo de coherencia. Frente la agresión permanente a la democracia que padece su entorno, su realidad, no sólo no tiene nada que decir sino que apoya seis décadas de un poder dictatorial, sin embargo si se trata de un país a miles de kilómetros de distancia donde hay elecciones cada dos por tres, donde ya ni siquiera hay dos partidos mayoritarios y muchos pequeños, sino cuatro mayoritarios y una gran variedad de pequeños partidos, rellenando el arco de sensibilidades ideológicas en un ángulo de trescientos sesenta grados, entonces le entra una estricta conciencia democrática.

A tres años y medio de la partida de Santiago, recuerdo que aquel día su hermana Rosario Feliú  no podía siquiera levantarse del golpe que supuso la muerte de su hermano, como ella misma me dijo: "se me fue media vida"; quiero recordar que su hermano Santiago pertenecía a una Pléyades de artistas libres, en tiempos particularmente difíciles para la expresión sin anclas, desenfadadas en medio de la más cerrada e intolerante censura, un momento cubano que ya está grabada en los fundamentos, en la esencia y en la cosmología de donde maman los cada vez más numerosos artistas que intentan manifestar sus ideas y expresar su interior sin limitaciones ideológicas, desatados de las patas de la cama, de los lineamientos oficiales y de los artificios comerciales.
Una versión de una generación más cercana a la actitud rock que a la pose de la Nueva Trova, en cuanto a la alineación de ese movimiento con el discurso oficial de la Revolución y la pleitesía rendida a sus máximo dirigentes.

De manera singular la referencia del sistema con respecto de la cual concibieron su actitud contestataria no fue el consumo capitalista, sino la hipocresía, el tedio, la abulia, la doble moral, la obsecuencia, la mentira, la alienación y el alineamiento a las pautas estrictas y obligadas de los organismos culturales estatales de la sociedad socialista del Hombre Nuevo. Una sociedad pretendidamente comunitaria, que no propiciaba un pistón salida para las tensiones, ni de entrada para las conciencias de cada individuo.
Un grupo más que una generación de artistas, que desistió del uso de las consignas revolucionarias aún cuando simpatizaran algunos de ellos, como es su legítimo derecho tanto como el de disentir con el grueso del proceso en la isla, remarcando el vector estético en el arte, la libertad del "juglar" y el "bardo", en oposición al servilismo del "bufón de palacio" que es aquello que henchía las salas de grabaciones de salseros, trovadores, soneros, rígidamente controladas por los gendarmes censores, muchos de los que hoy sin pudor alguno piden asilo en Miami y consiguen vivir codo a codo con sus otrora condenados al panfleto o al ostracismo.

Eran otros tiempos en que la cantidad de símiles, metáforas, analogías que había que utilizar para poder articular una idea tibiamente contestaría dentro de un sistema tan controlado, era tal que requería no poca dosis de valor y de una buena cuota de imaginación en el lenguaje general, el de las palabras, las ideas, los hechos y también la indumentaria y la actitud. No era fácil pero lo hicieron, y Santi terminó siendo el Brian Jones, el Jimi Hendrix, la Janis Joplin, el Basquiat de la Novísima Trova y de muchos de nosotros enganchados eternamente a la energía de aquellos días.

Es cierto que debajo del barniz de los mitos se puede encontrar cualquier tipo de material, pero también entre ellos siempre hay una arcilla única dentro de un molde irreproducible.

 De la misma manera que la más prometedora de las obras del más brillante de los genios, no tiene lugar hasta que no pase por su más exigente y sensible trámite, el tamiz del broche final, la balanza de la vida.

 

 

Silvio con Guarapo, Santiago, Dos trovadores, dos éticas opuestasSilvio con Guarapo, Santiago, Dos trovadores, dos éticas opuestas

Silvio con Guarapo, Santiago, Dos trovadores, dos éticas opuestas

Repost 0
Published by martinguevara - en Cuba flash.
13 julio 2017 4 13 /07 /julio /2017 13:48

 

 

En la Cuba que se adviene será inevitable en algún momento permitir la incursión de partidos políticos aunque más por aggiornamento y conveniencia que por presión interna, no la hay, lo cual  lejos de ser inocuo para los camajanes sexagenarios del poder hasta les puede granjear aire fresco y nuevos límites a la permanencia de los herederos.

El cubano de a pie está completamente al margen de la política participativa, real transformadora, le es ajena hasta el punto que ni la desea, ni forma parte de sus aspiraciones, sesenta años han dejado la sensación de que la “política” es algo en lo que no se participa de ninguna manera que no sea asintiendo las propuestas para ser aprobadas o vociferando contra los enemigos diseñados desde el poder. Y nada más. El resto es paisaje o mucha doble moral y pasada la hora del paripé, salir a meter el pecho para ganase la vida. 

En los años 70 y 80 casi nadie reivindicaba elecciones libres, la gente estaba interesada en mayor participación de los distintos actores sociales en las decisiones, en el plan artístico cultural, informativo, productivo, etc. sobre el fin de la década de los 80 más ligados al espíritu tibio de Glasnot Y Perestroika y los menos frugales y más conscientes estaban más en la línea de los cambios propuestos por Lech Walessa o Vaclav Havel.

 Con muchísimo menos que pedir elecciones libres desaparecías del mapa de tal manera que hasta la familia se contentaba con la versión de que de repente sin avisar a nadie ni recoger ropa ni despedirte, habías decidido irte a combatir a Angola y por eso regresaste en un cajón. Pero con nuestras tímidas reivindicaciones de la vida cotidiana a través de medios de expresión de descontento más que eficaces en la transformación de algo, las pequeñas rebeldías que nos podíamos permitir según el grado de conciencia, inconciencia o valor, si nos hubiesen dado el panorama actual cubano lo habríamos aprovechado infinitamente más que la población actual, habríamos leído los programas, nos habríamos enterado en las tertulias de poesía de  pintura, de que es cada asociación y que propone, quienes sus representantes, aunque fuese entre ron y semi conciertos de rock, o de la Novísima trova o de salsa, habríamos preguntado de que elementos se nutrían unos y  otros; pero hoy que en la inmensa mayoría de la población terminó fraguando el hipotálamo colectivo que se estaba cimentando, sencillamente les interesa un pepino.

Por un lado hasta parece sano, no aguantaban más adoctrinamiento y la ausencia total de esperanzas e ilusión como combustible para echar a andar  toda maquinaria social, una respuesta rotunda, de tan sioncronizada casi parece meditada y acordada en el subconsciente colectivo con alto grado de irreverencia abúlica, aunque no enfrentamiento al poder. Hace poco en un debate sobre el Che les decía a los amigos y los no tanto que discutían conmigo, que acaso la mayor de las venganzas que esté esgrimiendo la Nueva generación de jóvenes en Cuba, o sea aquél tan prefabricado deseado y cacareado Hombre Nuevo, sea que les importa un reverendo rábano cualquier cosa acerca del Che, Camilo, Mella, Guarapo, sus abuelas y todas sus parentelas.

Se les pone un altavoz a todo volumen que emane esos ensamblajes cubistas, ruidosos más que sonoros, que con una impertinencia hasta respetable se sirvieron de un  género genuino y precioso como el reggae para apadrinarse con un sucedáneo a si mismo y asaltar el resto de materia gris que quedaba con un sub meta género del peor de los gustos, y se les pone una pipa de un ron al lado de los cuales el alcoelite o la gualfarina que tomábamos en otros años de emergencia sería un elixir para sibaritas, y son felices.

Les da igual si se queda con Cuba Alejandro Tres pelos, Tony y sus vacilones, Mariela Omelette o Batman y Robin disfrazados por el revolucionario Lagerfeld.

 

 

 

Repost 0
Published by martinguevara

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto