" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 enero 2015 6 03 /01 /enero /2015 01:29

Hay gente que a durísimas penas consiguen llegar a costas españolas, luego de una travesía por una serie de vicisitudes, que no nos es posible juzgar ni calibrar siquiera, dado nuestros niveles de experiencias pertenecientes a otra dimensión del sacrificio y el horror, pero bastaría con decir que uno sólo de los escollos que ellos atraviesan sería suficiente para que cualquier europeo desistiese de la idea de emigrar en esos términos.

Hoy escuché una persona diciendo que sentía mucho la pena de este tipo de inmigrantes, hablaba de ellos con epítetos inicialmente usados y colocados por el propio sistema legal en que vivimos, con el fin de deshumanizarlos, de con aparente piedad, tratarlos como algo diferente de lo que habita de este lado de la valla. Un poco como si se tratase de esos osos que a veces incursionan en las áreas urbanizadas de algunas zonas de Canadá en busca de residuos comestibles.

Luego agregó que aunque le den pena, no podemos darles de comer a todos, porque si lo hacemos querrán venir más y más, y se nos va a llenar esto de gente que no aporta nada y que terminan robando, delinquiendo y empobreciendo la vida social. Le faltó aportar la coletilla de que depauperan la raza hispana, precisamente una cultura policromática intervenida por la variada riqueza de todas las etnias circundantes: beréberes, caucásicas, celtas, etc.

Quien así habló es un responsable político y respondía esto cuando le preguntaban su opinión acerca de la disposición del gobierno español de destinar 12 millones de euros en 2015 a deportar a estas personas-osos.

La gran mayoría de las veces que se deportan a Africa a personas procedentes de sitios del continente vecino, muy distantes de la costa del Magreb, se los suele depositar en ciudades y países donde son tan extranjeros como en España,  sin respetar las más elementales señales del sentido común, las más básicas reglas de solidaridad entre los componentes de la especie humana. 

¿ Acaso las autoridades no son capaces de ver que estas sombras de dolor, en sus almas traen tal conocimiento del bien y del mal, tal calidad de amor concentrado, tal elevado nivel de comprensión del valor de la virtud, que nos podrían bañar en el tesoro de humanismo que tanto necesitamos, a cambio de lo poco que ellos precisan?

Por el contrario al diseñar políticas para causarles aun más dolor, no se dan cuenta de que nos entregamos a un chapuzón inundando el ya poco decoroso vacío de virtudes comunitarias, con lo que menos precisamos: una desmesurada vileza arraigando en el alma.

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto