" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 abril 2015 5 03 /04 /abril /2015 18:02

 

 

 

Hoy pensé muchas cosas mientras manejaba y atravesaba la montaña.

La mayoría relativa a la carretera y las contingencias que tienen lugar en el pavimento.

Un Jaguar manejado por un salame con una cara de come gofio, que casi lo paro para preguntarle si estaban compensando a los pelotudos con coches Jaguar o se lo había sacado en una rifa del tontorrón.

Dónde puedo mear y tomarme un café como la gente? ¿algo que no sea guachipupa ni me cueste doscientos sesenta mi millones de euros solo por estar enclavado en una ruta turística?

También pensé que ya sería hora de que alguno de estos inventores que nos llenan los cajones de chirimbolos, se le ocurriese el artilugio para neutralizar y liquidar ipso facto, de una sola pulsación a un botón, cualquier rastro de ventosidad que el solitario conductor tuviese a bien evacuar teniendo en cuenta la distancia del trayecto, incluso la peor, sin perfumes, un destructor de flatos de cabinas. Que permita por fin al displicente chófer dar rienda suelta a los instintos más primarios y bajos de sus esfínteres, tras un opíparo almuerzo compuesto de Fabes asturianas, feijon brasileño o frijoles cubanos, sin el temor que de que cuando llegue el momento de pagar el peaje el cobrador corra el riesgo e perecer gaseado de manera torticera y a traición.

Y otras cuantas elucubraciones por el estilo, nada trascendente, nada que tuviese mayor peso que el instante de la vaga idea, repasé esos otros pensamientos íntimos, mientras en la radio sonaba rock y poco más hasta atravesar la montaña-

Pero la circunstancia puntual, no me impidió unos instantes para el escasísimo vuelo intelectual que al cabo de un fiasco nocturno acaece.

Y pensé en el sentido de la respiración, el extraño regalo de la vida entre dos períodos de muerte, pensé en la utilidad de los diez dedos de las manos y la incapacidad de los diez dedos del pie, en las cejas, las uñas, pensé en la voz y los mudos. Y quise desentrañar con el pensamiento entre procacidad y estupideces, por qué en un músculo tan activo como el corazón que no para de trabajar como un obrero japonés, colocamos como su hábitat todas esas cosas que nos ocurren y que no tienen nada que ver con los límites de "vida o muerte" , están más allá de lo terrenal, inmediato y vulgar de ese dilema. Uno es un músculo y lo otro es energía intangible.

¿Por qué querrían casarse?

Y en el momento que pensaba eso, se aproximó a mi automóvil súbitamente el puesto de pago del peaje, disminuyendo la velocidad en la medida que mi pie pisaba el freno y yo zigzagueaba para demorar el fatal desenlace, y un segundo antes de bajar la ventanilla me permití fantasear nuevamente con el invento por venir, para acompañar fabadas, potajes y feijoadas y evitar un gasicidio en la carretera.

Mejilla de dos besos Be bop.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto