" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 mayo 2015 3 20 /05 /mayo /2015 11:49

Relato de mi hijo Martín 

 

Hamiksu Hamalisaka era un joven japonés que, durante esta historia tenía  15 años y tuvo que vivir en tiempos de guerra:  vivía en Hiroshima pero su origen era Nagasaki y allí habitaba su familia durante la Segunda Guerra Mundial y, desde luego, lo que le ocurre son anécdotas horrendas y su suerte no tiene un diferente adjetivo.

Hamiksu era un chaval japonés que no destacaba en prácticamente ninguna de las cosas que a su edad le hubiera gustado destacar, no era fuerte, ágil, bromista, etc. Sin embargo sacaba unas notas estupendas, pues en este curso su nota más baja fue un 86 y tal era su amor hacia sus padres como hacia sus mejores amigos  entre ellos a  su perro (Gohaki) no se quedaba indiferente ni mucho menos. Siempre llevaba todo listo al instituto, donde conversaba sobre cultura con sus amigos, y ante la duda, no estaba enamorado de nadie, para él el amor verdadero estaba dirigido hacia sus compañeros y compañeras quienes valoraban el arte, el saber y la cultura.

Nunca dejó atrás el sueño de ser alguien fuerte, como acostumbraban a dibujar varios de sus compañeros que estudiaron y optaron por las artes. Hamiksu era apagado, pues en su anterior colegio en Nagasaki donde su familia residía (también sus padres) la chica más bella de la clase le confesó su amor, a lo que Hamiksu respondió con tono de desagrado: -Demuéstrame cuánto sabes. Esa es tu oportunidad. Ante tal humillación, ella decidió no volver a hablarle.

La anécdota horrorosa ya empezó cuando los nazis perdieron sus dominios, pues Japón brevemente se vio atrapada en una crisis muy importante.  Hamiksu vivía sin sus padres aunque de vez en cuando iba a visitarles, y este fue el caso, ellos no estaban mal, pero su abuela la cual consideraban que estaba volviéndose loca gritando a Hamiksu que una maldición le poseía, que nunca debieron de haberle dejado entrar a este mundo, murió sabiendo que esto pasaría, según ella.

El instituto cerró, él padecía hambre y, como de la noche a la mañana, vio llegar unos aviones en el cielo. "Son impresionantes" dijo Hamiksu a quien le encantaba verlos desfilar en el cielo. La cosa cambió cuando lanzaron algo así que a primera vista parecía un submarino, pero no le encontró sentido alguno a esto, así que, sabiendo que algo bueno no era, huyó, y en pocos minutos vio lo que jamás pudo imaginar. Pues todo el ambiente enrojecía y brillaba, a lo que cayó desmayado.

Al despertarse algo gritaba. No era algo normal, algo con voz infernal. Al levantarse lo vio todo aplanado, y lleno de cadáveres. Luchó por su vida corriendo sin rumbo hasta que por fin llegó a un sitio donde la explosión no alcanzó a llegar. Oía discusiones con voces infernales, pero corría hasta que por fin hubo un hombre dispuesto a ayudarle advirtiéndole de que era peligrosísimo estar ahí. Total que llegaron en automóvil a Nagasaki y, cuando vio a sus padres y a su perro, lloró de la alegría pero volvió a verlo, otro avión llegaba. No se lo podía creer. Pues otra bomba atómica cayó ahí, y al despertarse, vio la misma escena, pero vio algo terriblemente perturbador: -Les advertí. Dijo su abuela. Minutos más tarde, Hamiksu murió.

Nagasaki luego del bombardeo

Nagasaki luego del bombardeo

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
Comenta este artículo

Comentarios

Cecilia 05/20/2015 18:06

Muy triste

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto