" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 septiembre 2015 7 06 /09 /septiembre /2015 17:27

 

La recurrente discusión acerca de si ha sido la filosofía, la cultura o la religión lo que ha intervenido con mayor determinación en el hecho de que los países colonizados por España y Portugal presenten menores niveles de desarrollo que aquellos colonizados por Inglaterra, como transpolación de una observación similar en la misma Europa, respecto  de los países mediterráneos y los países nórdicos, escandinavos y eslavos, me ha apasionado desde la más temprana juventud.

Aunque en mi caso curiosamente comenzó por la necesidad de explicar el lado opuesto, tratando de encontrar un sustrato y sustento que dotase de razón de ser y de dignidad, al lumpen marginal de la cadena de producción, para lo cual acudí al auxilio de todo iconoclasta, desde el cubanísimo Paul Lafargue, yerno de Max y disertante de Engels en su aporte al marxismo sobre “el Papel del trabajo en la transformación del mono en hombre”, oponiendo su trabajo contestatario más que otra cosa de: Apología de la pereza, hasta la evidencia de un plato de ravioles de ricotta y nuez al pesto, o una bandeja de paella de langostinos y gambas versus una hamburguesa o un pudín de carne. Si bien en el terreno de la displicencia, a merced de una suma de factores todos negativos de cara a la productividad Sud América supera con creces la flexibilidad y relatividad con que se contempla la obligación y el deber en Europa del Sur.

 

Me solía explicar apoyandome en la procedencia del término "trabajo", a diferencia de las palabras tarea o labor, proveniente de la palabra latina Tripalium, un instrumento para sujetar animales, que también servía como tortura que consistía en atar a un reo a troncos de madera al suelo, y dicho suplicio se llamaba “tripaliare” .

Luego hacia hincapié en que hasta bien entrado el renacimiento cualquier obra europea que no fuese concebida, expresada y divulgada en Latín, era considerada un berrido, una exclamación gutural del barbarismo centroeuropeo. Erasmo , Bach o Händel lo padecían, Mozart con la Flauta Mágica lo reventó por los aires. Se le tenía incluso más consideración con respecto de la relevancia cultural a las formas eslavas y por supuesto a la bizantinas que a las bárbaras.

En esto yo exploraba la importancia de Baco o Dionisio con su vid portadora de la camaradería inmediata, o de Epicuro de Samos en la persecución de los placeres mundanos, para resaltar que aún cuando, desde el mismo momento en que el Luteranismo se aparta de la hipocresía de la Iglesia, haciendo más efectivas y escuetas las reglas a sus feligreses y de algún modo posibles de cumplir, y admitiendo que desde ahí en más el crecimiento y la perfección del europeo nórdico pasó a ser notable, sin embargo el placer, el hedonismo, la arquitectura que incluía los espacios "no útiles" sino contemplativos, los parques, los soportales, las plantas bajas no aprovechadas para vivir flanqueadas de columnas desde la Antigua Grecia, pertenecían a la cultura mediterránea, que es la misma que hasta hoy es propietaria del sello de variedad en delicias para el paladar , especias , combinaciones, sabores, salsas, elixires.

Los pueblos que comieron salchichas y leber son también los que tomaron cervezas y ales, aquellos que elaboraban sus platos para pasar gran parte del  día alrededor d e la mesa holgazaneando, conversando departiendo, riendo, enriqueciéndose de la charla, también son los que desarrollaron el vino, era directamente proporcional, cuando más sofisticados eran en los vinos más lo eran en los platos. En las afueras de la París medieval donde vivían los menos afortunados, se hicieron populares las fondas de cerveza.

Con todo y esto, a los pueblos que denominamos como bárbaros fueron casi todos  romanizados, los ingleses por dos veces, el mundo moderno, el mundo del conocimiento, del placer, la ética y la belleza, necesariamente parte de un mundo intervenido por Grecia y Roma a través de esta última.

El papel de España fue llevarnos Roma de regalo a toda América, y por ello le estaremos eternamente agradecidos.

Cuando estuve en Thurso, en lo último de Escocia, los lugareños me contaron que en las islas que están más al norte, está la casa más antigua del mundo, tiene cinco mil años, pero sólo algunos nostálgicos muy acérrimos la visitan, ya que no tiene mucho más atractivo que la casa donde nació mi abuela materna en una aldea de Burgos, cuya parte baja era para los animales así los humanos podían calentarse una planta más arriba con los sudores y otras excrecencias de las bestias.

Los de la isla al norte de Thurso no conocían la columnas, los parques, los baños, el perfume, el sabor, ni hablar de la poesía, del espejo, las letrinas, es cierto que por ende tampoco estaban familiarizados con el uso de "la mentira" ni de "la hipocresía".

Aún así, me cuido de condenar la hipocresía occidental que nos brinda la posibilidad de un perdón inmediato tras el pecado. Del otro lado esperan sedientos los fundamentalismos, en los cuales ciertamente el terreno es estéril para la indisciplina , la improvisación, la insumisión; pero también para el individualismo.

Más que nada el enorme éxito de los nórdicos y los japoneses proviene de la gran cultura del bien común que han sabido cultivar con resultados notables, y de la poca importancia que se le ha dado a la revelación del genio individual, del yo.

Los cátaros de Languedoc y Occitania, ya hacia el siglo X fueron muy reactivos con la inmensa corrupción existente en la Iglesia romana, proponiendo que todo aquello que desviase la voluntad del religioso de su dedicación al esfuerzo al sacrificio, fuese combatido como una fuerza del demonio, cosa que no gustó nada en una Roma donde las grandes fiestas con abundantes banquetes y lujuria se sucedían así como un día desplaza al otro. Fueron brutalmente reprimidos y exterminados.

Bien, acepto el hecho de hoy en día Erasmo de Rotterdam no tendría que publicar en Latín, y que más bien todo lo que vaya a ser tomado en cuenta debe ser publicado preferentemente en inglés, y de ser posible en alemán. También me atrevo a admitir que intelectual y espiritualmente, los pueblos ex bárbaros, han desarrollado una mejor comprensión del mundo actual y sus problemas.

Pero también me gusta recordar que en Europa con frecuencia, al lado de una carretera de montañas, construida con teodolitos, cálculos aéreos, toda suerte de instrumental moderno para determinar el mejor y más practicable paso,  se puede ver el discurrir de un milenario camino romano. Nadie encontró nada mejor que ellos en materia de abrirse paso, de Lustitia, de Vid e incluso de Lupas.

Basta ver en verano la catarsis del hombre luterano en las playas, ciudades,  islas, hoteles, del “siestero” Mediterráneo, compartiendo compulsivamente besos y vasos postergados.

Baco- Il Caravaggio-

Baco- Il Caravaggio-

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto