" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 julio 2016 6 23 /07 /julio /2016 14:03

Vi que daban Tarzán en las carteleras quise retornar a mis conversaciones con mi amigo el chimpancé en el zoo del Nuevo Vedado, a los años de trepar hasta la copa de los árboles y darle sentido a ese sentimiento tan arraigado de eterna soledad, me dije: esta peli llena de animales, lianas, selva, sonidos, la veré en pantalla gigante y dejaré descansar por una vez el subtorrent y su formidable gratuidad. Así que decidí sumergirme en la nostalgia de esa actividad perdida en el túnel del tiempo, fui al cine.

Mi entusiasmo alcanzó su punto máximo cuando se apagó la luz tras la publicidad y apareció la primera imagen del conde de Greystoke, y en el acto mis vecinos de asiento comenzaron a conspirar contra el buen gusto y el mínimo decoro, desenfundaron las coca colas en esos enormes vasos con pajitas y las palomitas de maíz tamaño súper destrucción cerebral, que hasta entonces descansaban en las ranuras habilitadas en sus sillones, comenzaron a sorber, a masticar y a escarbar con las uñas en los interminables buckets de maíz reventado, todo ello sonaba como Guayos del infierno, tablas de lavar de pésimo jazz, maracas tocadas por aprendices de Laponia, parecía una escuela de tablao flamenco para austríacos, sonaba a discusión futbolera de bar, sorbos, dentelladas, escudriñes, calzoncillos rotos, almas envenenadas, shhuurp, shorp, crash, smerck, crack, rab rib rub trash, en tanto el entusiasmo se desvanecía.

Miré a mi lado varias veces y al notar que les importaba un bledo la opinión de este espectador de su masacre contra la armonía, dirigí mi súplica a la pantalla:

- Tarzan por favor suelta a Jane, coge la liana, salta fuera de la pantalla dispuesto a una lucha despiadada, a mi lado te esperan dos de tus más encarnizados enemigos!

Pero el hombre mono continuó luchando contra los enemigos del celuloide, y yo tremendamente indignado, aunque precavido, tras sopesarlo respondí al grito de alerta de la preservación de mi especie emitido por la madre naturaleza, y no me atreví a a hacer frente a tales ejemplares sorbedores y trituradores de cuanta materia se atreviese a rodearlos.

Con la esperanza de que más temprano que tarde, ya fuese Tarzán, los gorilas o una devastadora indigestión diesen cuenta de los desaforados depredadores, me mudé tres filas más atrás donde dos amantes producían ruidos de una naturaleza mucho menos estruendosa, aunque de un atractivo carácter perturbador.

Entre los crunch cranch de adelante y los mmmmññ uummhh de más atrás, sólo puedo garantizar que me quedó claro que Tarzán ganó, dentro de todo suerte que la película no era un suspense ni encerraba mayor misterio, aunque sí emergió de aquella sala una sólida moraleja:

 Donde esté el Subtorrent y la intimidad a que invita, que se quite todo lo demás, a pesar del llamado a abusar de su ínclita gratuidad.

Palomitas de maíz y refresco interminables

Palomitas de maíz y refresco interminables

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto