" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 febrero 2017 4 23 /02 /febrero /2017 13:30

Iñaki Undargarin, condenado a seis años y tres meses de prisión, es liberado sin condiciones, sin fianza, sin requerírsele el pasaporte, sin la obligación de regresar a España ni presentarse ante comisaría alguna, pudiendo disfrutar de su casa y su vida suntuosa en Suiza.

Precisamente la impunidad que estamos viviendo para los grandes delitos económicos, y las purgas a los pocos fiscales y jueces que atreven a perseguir la corrupción, es la espita que activa los peores sentimientos de la plebe, cuando con total justificación la gente comienza a pedir el derrame de líquidos, comienza la chispa que termina incendiando las calles, o en las sociedades más civilizadas, pudriendo las instituciones.

Incluso los detractores de las prisiones se sorprenden pidiendo cárcel para Undargarin, para la Infanta, para Blesa, para Rato, y sin darse cuenta empiezan a favorecer un discurso extremista, lo peor del populismo, que una otra vez a lo largo de la Historia se alterna con estos períodos de insoportable corrupción institucional, y que no sólo no resuelve nada, sino que es parte de el ciclo que garantiza el poder para los mismos de siempre.

Precisamente porque hoy es cuando más indignados estamos, es cuando más atentos debemos estar de las reacciones que provienen del dolor, de la humillación, de las entrañas, porque cuando hablan las vísceras se calla la razón.

He ahí la responsabilidad de este sistema que en su sensación de contar con total impunidad para desfalcar, mentir, robar, engañar, estafar y salir ileso, no se percata de lo que se está cociendo bajo esa capa de injusticias.

Y de agravios comparativos si tenemos en cuenta que España es el país con mayor población carcelaria de Europa occidental, con el único común denominador de que son insignificantes, pobres o no conectados con ninguna agenda forrada en cuero de caimán. El sistema ha llegado a tal desfachatez que ni siquiera se preocupase activar sus mecanismos habituales para aparentar cierto equilibrio, para protegerse a sí mismo. Ya no es que coma caviar, sino que tira a la basura la mitad del plato delante de la cara del hambriento.

Y esto siempre termina favoreciendo al otro extremo que forma parte de la misma ecuación.

No le deseo la guillotina ni la prisión a Undargarin, ni a Cristina ni a Rato ni a Blesa, pero desde luego, si ellos van a irse de rositas tras robar más que el total de todos los botines de los presos comunes, tras destruir un país entero, cuando deberían dar el ejemplo y su posición social constituir un agravante y no un atenuante como ocurre en España porque son parte o amigos del poder, y si van a estar unos en Ginebra, otros en Baqueira, los de más allá en yates en el Mediterráneo, viviendo la vida loca y utilizando a la policía para que los proteja del vulgo al que robaron con total impunidad, entonces estaremos alimentando un monstruo igual de peligroso, el de la venganza, herramienta prioritaria del sistema para garantizar que nunca salgamos del circulo vicioso de la vigilancia, del daño, del castigo, del odio, de la desconfianza. De la miseria humana. 

Y si van a soltar a todos estos criminales porque estaban enamorados, porque no sabían nada de nada, porque se equivocaron o porque usan mejor perfume que los gitanos, por favor suelten a todos los Jean Valjean, a todos los infelices que están pagando años por la ínfima parte de los delitos de estos impunes.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto