" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
2 noviembre 2011 3 02 /11 /noviembre /2011 00:19

 

 

 

 

Jerry Hall le gritaba en la calle a Jagger. "_ya no puedo más, ¿hasta cuando?, y  en el vulgo ramplón rompíamos a vitorear las hazañas extramatrimoniales del icono. Mientras, Carla Bruni, discretísima y sofisticada, se apartaba de la publicidad, y dejaba el camino libre a las versiones más convenientes para alimentar la leyenda viril del andrógino rocker. Carla, un dechado de diversión y buen gusto por l a que divagaban las estrellas, sin conseguir habitarla, no era una gruppie, ni una musa como Sibila leramo, ni la joya matrimonial como Jackie, sino un angel repleto de belleza y simpatía, una fracoitaliana.
Clapton, Trump, Jagger y una troupe de pretendientes más, la llamaban a los oídos, a los ojos , a las piernas, querían escuchar una vez más la canción. La Carly Simon mediterránea.

Nicolás Sarkozy se mantuvo ocupado en cosechar el tipo de éxitos que apuntalan una personalidad no demasiado segura de lo que proyecta su aspecto, aunque confiadísimo en su energía.
Francia no le rinde ya pleitesía, persuadida de que el coqueteo con la superficialidad en el modo americano de hacer política, en suelo galo, podría causar un estrago de no retorno dado su carácter altamente adictivo, su gente, de todos los matices ideológicos, retornó por sus fueros. El exhibicionismo, volvió a requerir para ser aprobado, en la tierra de Verlaine de Balzac y Cocó, de una cantidad directamente proporcional de buen gusto.
El país de la gauche, de todos los valores iniciales e iniciáticos de la izquierda universal, jamás divorciados del placer y de la simpatía por el lujo refinado,  ya no le dice a Nicolás, à bientôt, ni à tout a l'heure, ni au revoir. Parecen sugerirle: Adieu.
Sarkozy haría muy bien en utilizar su paternidad en la campaña electoral francesa.
Más que por ser el único presidente que tiene un hijo en los Eliseos, lo creo conveniente, porque de todos esos logros que pueden alimentar su vanidad, el que le dejará un sedimento tan duradero, como  el alcance de su celo en la reconstrucción de su ego, será aquella elección inquietante sorprendente de Bruni.
Por vez primera Sarko sintió que su madre lo veía apuesto.
¿ Qué tendrá el petiso? se solía preguntar Ségolene Royale y toda Francia. 
Paradójicamente, en el retorno a la manera seria de hacer politica, podría ser Carla quien lo auxiliase, más que por su efecto París Match, por el alma de Woody Allen, de Mick Jagger, y del amour entendido a la francesa, pero con algunas  apreciables gotas de l'amore de la mamma.

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto