" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 septiembre 2013 1 16 /09 /septiembre /2013 04:22

 


Encontrar algo para decir.
Es importante para durar muchos años y llegar a viejo, ya que parece que sólo llegan dos clases de personas, los que tienen algo para decir y los que no tienen escrúpulos. 
Por ahora no pertenezco a ninguno de los dos grupos, pero la verdad es que tengo ganas de que este modo de existir se estire todo lo que se pueda. No sé bien por qué, ni siquiera si es miedo de afrontar el escaso deseo de que continúe, pero quiero que siga.
Nunca tuve nada que decir, desde que nací todo lo que pude aportar fueron quejas o berridos de placer. Que en mi caso al final parecen la misma cosa, ya que tampoco estoy seguro de si aquello que pienso que me daba placer en realidad no estaría balanceando los motivos para las quejas, si no estaría aplicando unos paños calientes a modo de fomentos. Ni siquiera sé que me da auténtico placer, aunque sí creo estar seguro de lo opuesto: tengo mocos y pataleo por un pañuelo.
Ay! la queja permanente, el no tener nada que decir ¿ cómo voy a llegar a viejo?

Podría ser "La materia ni se crea ni se destruye" pero ya fue formulada y además no entiendo donde radica su importancia, "ser o no ser" "lo cognoscible es infinito" y "sayonara baby" ya se dijeron también y muchos lo saben, ya fue gritado de manera decidida: ¡Tierra! o ¡Bingo! y ya el granjero Niekerk gritó la palabra ¡Eureka! cuando el joven Jacobs le regaló el primer diamante encontrado en Sudáfrica y que usaba como juguete.

 Debo ya mismo encontrar algo en que apoyarme. A esta hora de la madrugada todo es un braceo desesperado para alcanzar la otra orilla, donde no me esperan la ropa ni las llaves. En la vigilia no hay paz. Sólo un revoltijo de fibras, de ligamentos, de haces, de briznas , de vetas que intentan asirse para formar un algo, y no alcanzan más que a rozarse entre sí, compuestas de diferentes consistencias y sensibilidades, materia e intangibles: briznas con flagelos, falanges con ondas, y vetas y rumores formando un haz ecléctico, una endeble cadena discursiva cuyo cabo está compuesto por sueños y mocos.
Cualquiera que observase la oquedad que atesoro diría que ya solté lo que tenía para decir, lo que traía, mi razón de ser, aún cuando no encontrase testigos ni pudiese dar fe del contenido del mensaje, vacío como el vientre de una monja anciana, como un sable en una fundición.
Hoy conocí al fantasma que me acaricia y que patea mi trasero porque en la transparencia de la oscuridad nocturna clarean otras formas de existir, la futilidad de la lógica provoca que se desvanezca el ensamble de pensamientos y reblandezcan las estructuras de las ideas.


¿Podré llegar a ser un viejo escrupuloso sin nada que decir?

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
Comenta este artículo

Comentarios

liesel 09/16/2013 21:37

no me equivoqué.. desde la primera silaba sonreí leyéndote.. disfruto mucho hacerlo.. gracias

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto