" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 febrero 2012 5 24 /02 /febrero /2012 22:15

 

 

 

  Hoy un amigo me llevó a preguntarme si me estaba olvidando de mencionar ciertas cosas en los intentos de reflexiones que transformo en artículos.

Mi amigo me dijo que coincide conmigo en muchas criticas que hago del sistema mal llamado revolucionario en Cuba, pero que lamenta que nunca mencione las políticas bien hechas, los logros que se alcanzaron, y que por supuesto en cincuenta años, fueron más de uno y de diferente tipo.

He pasado un mal rato sinceramente, porque lo primero que sentí, es algo similar a lo que desde ciertos sectores, ya no tan queridos como mi buen amigo, se me quiere hacer sentir desde siempre. En este caso sentí vértigo por la posibilidad de estar equivocándome irreversiblemente,  por su parte, ellos querían cosas diferentes pero del mismo círculo culposo.

Analicé un poco la jugada, y ello me llevó unos tormentosos aunque apasionantes malos sueños de una movida siesta, que me recordaron la niñez y adolescencia más que cualquier otra cosa, cuando no podía apoyar la cabeza en ningún lugar sin que me asaltase una gran variedad de pesadillas.  Volví a despertar y seguí analizando el partido. No llegue a ninguna conclusión cerrada aún, ya que voy actuando según pienso, y voy nutriendo mi pensamiento según siento y voy actuando.

 

No suelo mencionar las cosas buenas que el socialismo en Cuba hizo porque pienso de otra manera, creo que no estuvieron hechas desde el fragor de la bondad, una vez que creo que el bien y el mal se disuelven en distintas porciones de otros ingredientes menos categóricos, e incluso se mezclan e intercambian aspectos de sus personalidades , diría que se socorren muy a menudo mutuamente con mayor frecuencia que la que me placería reconocer.

Pienso más bien que las concesiones que se vieron obligados a hacer,  aquellas que nos refriegan constantemente cuando solicitamos cualquier explicación sobre cualquier deficiencia, fueron hechas como contrapeso para que un grupo pudiese perpetuarse en el poder, como sustento de una teoría que les permitía el acceso a ese estado de las cosas.

Algo había que dar, y según se lo analice, al lo largo del tiempo se puede concluir en que fue mínimo, ya que se pasó a dejar un país que había ostentado unos índices de nivel de vida impresionantes en casi todos los tópicos en que se lo mire, en lo que es hoy a causa de diferentes razones, que no son estrictamente de orden voluntaria. Conozco el espíritu paternalista del totalitarismo, y sé que no es su objetivo que su pueblo, el obediente, atraviese una situación de serias dificultades económicas. Me faltó mencionar eso en mis artículos porque creo que parto desde un nivel, bajo el cual incluso me niego a sumergir la cabeza, que da esto por sentado, pero entiendo que no todos me conocen, y no tienen porque darlo por hecho.

Pero claro, que eso no me convierte en admirador de los sistemas que destrozan la vida de millones de criaturas humanas , animales y vegetales como puede sugerir mi dedicación casi de corte obsesivo con el tema cubano. Justamente tengo un problema, que es el que me sirve de veleta para saber que estoy bien orientado, y es que en todos lados me consideran un incordio, la gente amiga de derechas me llama extremista de izquierdas, por            que si soy capaz de ver de modo negativo que los revolucionarios se cobrasen vidas para aplicar sus reformas, todo lo que sea matar, con cualquier propósito, no me vale ninguno para justificar la pérdida de vidas humanas,  lo veo tan mal y peor en la medida que acreciente los muertos o las desgracias.

Huelga decir, pero lo quiero dejar asentado, que las guerras, todas sin excepción, las penas de muertes, las torturas , y todos los abusos sobre las personas,  inocentes o no, me parecen reprobables, deleznables y están en el lado opuesto de lo que considero aceptable.  Como decía un primo mío, en una  entrevista a un periodista_ Usted no encontrará ni una sola persona en esta familia que le diga que está de acuerdo con la Guerra de Irak. Pero voy un poco más allá, ni con esa ni con ninguna, el derramamiento de sangre solo consigue un inmenso dolor irreparable. O sea que cada vez que me han propuesto hacer algo público para hablar mal de las guerrillas porque matan, o de los paredones en Cuba, yo les aclaro que en la misma entrevista mencionaré las guerras, las bombas y los ejércitos imperialistas como igualmente terroristas que estos guerrilleros.

Entonces  cambia el tono de la propuesta y pasamos a otro compartimento de la charla.

Y entre los conocidos de izquierda extrema piensan que soy un reformista trasnochado, malamente europeizado, y que le hace el trabajo al enemigo, aunque desde luego no oportunista,  no tuve como ellos el don d ela ubicuidad, siempre voy contracorriente de la moda, ahora que en Argentina gran parte de mis conocidos, por cierto muy criticos, ostentan buenos cargos, yo aún cuando no tengo opinión sobre aquel proceso, prefiero estar al margen de toda prebenda, en Cuba fui apestado mucho tiempo por lumpen y ahora aún más, y aquí, soy un opositor absoluto a toda la chamusquina que huele a franquismo, fascismo, reminiscencia de la santa Inquisición, que es lo que está creciendo últimamente y nos está sumergiendo nuevamente en un oscurantismo más tenebroso que el medioevo castellano, ya que encima no tenemos ni la virtud de la poesía  y la caballerosidad.

No me quiero dar publicidad, también soy poco apegado a la virtud del trabajo, a la seriedad y quizás algo charlatán.  Lo que es , es.

 

Los logros de que hacen gala los dirigentes cubanos y algunos  defensores, de esos que mastican cada día jugosos asados que en el socialismo serían condenados por subversivos, son lo mínimo que le supongo y pido a la Revolución, porque por menos que eso, no hay debate: ¿por qué aguantar medio siglo de sistema dictando estrictamente lo que hay que hacer y pensar, y la escasez de todo, y no poder salir de la isla ni a pedir sal al vecino?

Y a continuación de ello : ¿ no es más perverso este chantaje emocional, que una sociedad que directamente se autoproclame fagocitadora de lo que nos dejemos fuera de nuestra cartera?.

En fin escribo sobre Cuba y sus "contradicciones" porque me resulta intelectualmente interesante, pero no leerán una palabra de mis escritos, acerca de la mala suerte que tuvo ese sistema con su hambre, ya que esa la considero solo una circunstancia, aunque muy perversa, y sobre la cual hay mucho que discutir, si es inevitable, o si cediendo poder se habría podido evitar, pero no aprovecharía jamás esa mala suerte para atacar las políticas perversas de la dirigencia cubana acusándoles de hambrear a su pueblo, ya que en la misma insidia,  haría perder fuerza a los verdaderos argumentos.

No escribo sobre la pena que me causa el hambre en África, y la miseria en el  cono urbano de cualquier ciudad latinoamericana por lo obvio que resulta,  y porque me alejé por motu propio a más de diez mil kilómetros de distancia de esas villas misera.

Cuando si hubiese querido militar en su erradicación, lo tenía más fácil en Amércia, ya que a dos kilómetros de todos lados hay un chico descalzo. Y  obviamente si quisiese pasar por comunista acérrimo, estaría en alguna de esas selvas donde urge el aporte de alguien que esté dispuesto a todo. Ni uno solo de esos criticos  a que me refiero, está en estas selvas o en aquellas villas miseria.

 Admito que la vida que me proporciona esta sociedad me tranquiliza, y no me interesa en absoluto la riqueza, aunque sí la holgura . Admito que no vivo en la pobreza igual de feliz que en la opulencia, ni  igualmente cómodo. Y a continuación digo que no puedo ayudar a nadie, ni participar en causa alguna si antes no me siento bien en la vida. El mundo lo empezaremos a mejorar no sin antes comenzar a ser sinceros con nosotros mismos y con los demás.

Desde hace mucho sueño con una sociedad donde no se suprima a ninguna sensibilidad, en incluso todas participen de los destinos de los gobiernos y las decisiones importantes, un sistema que contemple la posibilidad de que convivan politicas de la derecha, grosso modo las de finanzas y aparatos represivos o mal llamados de seguridad,  con las de de caracter social  como educación y salud diseñadas por la izquierda.

Es fin , culmino diciendo que quizás deje de escribir sobre el engaño de la generosidad de la Revolución socialista, cuando se admita que se hizo, como en casi todos los terrenos de la vida, lo que se pudo hacer, sin  arrogarse intenciones grandilocuentes ni soluciones trascendentales.

  No me alegra saber que hay nenes que se van a morir hoy por ncarecer de un plato de comida, pero soy de los que ha decidido y no sé si incorrecta y egoístamente vivir su vida en familia, intentando hacer lo mejor posible a mi alrededor, y hacer el bien en donde en realidad se pueda percibir, que irme de una vez y por todas a pasar el mismo hambre que ese niño, por vergüenza torera o cristiana, y morir igual que él. Nunca se sabe,  quizás un día lo haga, desde ya admito que está en algún lugar de mi hipotálamo, no dejo de ser un producto culposo de esta educación Judeo Cristiana, con sus pro y sus contra.

 

 El día que me vean muy preocupado por África, será desde una tribu, y no puedo jurar que eso no vaya a ocurrir jamás, aunque por ahora desde León, provincia de trato amable y generosas bandejas de manjares, le envío a mi  amigo y a mi gente en general este afectuoso saludo.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Opinion crítica.
Comenta este artículo

Comentarios

anna assenza 02/26/2012 21:45

Martin, estoy totalmente de acuerdo con tu escrito, siento lo mismo que tu cuando mis amigos me dicen que no menciono las cosas buenas de Cuba. Francamente yo no le veo ninguna cosa positiva, ya
que he desarrollado en 30 años desde que empecé a ocuparme del social, una cierta capacidad a ver las cosas que aparentan ser una cosa y son otras. Lo primero que hago cuando visito un País, es ir
a visitar los manicomios, desde ese lugar me doy cuenta de como funciona el aparato político y social de ese País. Lo secundo que hago es que me informo de cuanta gente está presa en las cárceles.
Así fue como Cuba me decepcionó en cuanto llegué. Y está claro que tengo el derecho de ponerme furiosa si es preciso, cuando constato que de revolucionario no hay absolutamente nada, yo soy de
aquellas que recogía de todo y enviábamos a los compañeros cubanos, que por culpa del embargo no tenían nada, y los rusos se habían ido dejando solamente las porcelanas, se llevaron todo, a parte
esos edificios horrendos que con Cuba no tienen nada a que ver, y algún hijo que no quiso cambiar el sol con la nieve.

Cuba é un fraude. Lo noto por la cultura de los intelectuales que no movieron un dedo cuando 5 años atrás fusilaron a tres cubanos, uno de ellos tenía 21 años, y no era un criminal, era un joven
cubano que tenía el sueño de abrir una pizzeria italiana en NY, un sueño loco, que podía ser realidad si ese asesino de Fidel Castro hubiese tomado otra vía a la pena de muerte, sentencia dada en 5
días de proceso sumario a puertas serradas. Los tres no habían matado a nadie, incluso demostraron tener corazón ya que cuando en la lanchita de Regla tomaron el largo, los extranjeros que tenían
como rehenes empezaron a deshidratarse, pues los tres decidieron regresar a Cuba para que los rehenes tomaran agua. Bajo la indignación de los extranjeros que hablaron en favor de los tres, a pesar
de eso, en una madrugada gris, fusilaron a los tres, avisaron los familiares cuando ya estaban enterrados ni les dijeron donde. Que dolor, nunca olvidaré el dolor que sentí cuando empecé a llamar a
todas las mujeres intelectuales que conocía en la Habana, en Santa Clara, en Olguín, en Santiago de Cuba, en Pinar del Río, en la Isla de la Juventud, en la Icaic, en la Uneac, pues que dolor
cuando constaté que son muy pocos los que no firmaron esa sentencia de muerte, todas y todos los demás firmaron solidaridad a la decisión de Fidel, era un domingo, yo estaba embarazada de 5 meses y
medio, vino mi novio a las 9 de la mañana, le pregunté si sabía algo del proceso, me contestó con ese pudor típico de los intelectuales cubanos de su envergadura, el cineasta Fernando Pérez, el
director de Suite Habana, en ese momento estaba buscando locaciones propiamente por esa película, su mirada era distante, el no firmó esa carta por dicha, el hijo que esperábamos se murió al
instante, simplemente dejó de respirar, tanto fue el dolor que sentí cuando supe que un muchacho en el flor de su vida, con un sueño tan romántico y desarrollable, fue matado por culpa de una
revolución que de revolucionario no tiene absolutamente nada.

Viví 11 años en la Habana, visité la isla de la juventud, vi la cuba profunda, y viví en todos los barrios de la Habana, viví codo a codo con los cubanos, compartí todo en partes iguales entre mi
gente, ya me sentía habanera... tenía 39 años cuando llegué a Cuba por vez primera, me sentí engañada, nadie podía echarme un cuento diferente, las miradas de la gente te lo decía todo. Es evidente
que el compañero Fidel actúa como si fuera un Padrino di ‘cosa nostra’, su verde olivo explica muy bien lo que quiere decir, no cabe duda que se trata de una tiranía, que es peor que una dictadura,
por lo meno una dictadura nos aclara muy bien donde está la fuerza bruta... muchas veces les decía a mis amigos cubanos, los filósofos a los cuales les llevaba libros de escondite, Nietzsche por
ejemplo, que yo encontraba el sistema cubano mucho más cruel que el régimen nazi, por el simple motivo de que Hitler era tan cruel y clamoroso en sus manifestaciones que se calló antes de lo que
uno podía imaginarse, mientras que Fidel y todo el aparato cubano trabaja en manera más sutil, quien no lo ves o es ciego de pasión anacrónica o es estúpido... todo lo que se hace en Cuba es para
la propaganda de partido, para la imagen que debe dar al exterior, por eso gasta un dineral en esas campañas hospitaleras, con los 'médicos' que corren hacía los lugares de los pobres del mundo...
Es muy fácil caer en esa trampa de falso ‘buonismo’... digo yo, ya que me llamó la atención de como en los laboratorios farmacológicos se tiende a copiar el sistema americano, a todos les recetan
diasepan, pude averiguar que el 52 por ciento de la población sufre de asma, cada semana se fumigan todas las casas de todo el pueblo, que raro... la escusa es la batalla en contra del mosquito,
que raro, mismas palabras utilizadas por otras campiñas revolucionaria, nadie se pregunta como es que las alcantarillas son rotas y la mierda flota? No será eso el ven y van de las ratas que traen
un infinidad de enfermedades? Y no será por eso que la gente tiene a menudo diarrea? Con todos los cubanos con los que me he relacionado en 11 años, no faltó ni una vez que no se hablara de sus
salud física, o mental, en el caso (curioso) se trataba de los que en pleno periodo especial tenían 15 años, y hijos de intelectuales, casi todos fueron a parar al Mazorra (o delante de un
psicólogo de estado), la clínica donde hace dos años murieron 43 ancianos por hambre y frío, incuria, asesinato, ¿como queremos llamarlo, 'compañeros'?.

Llegué a la conclusión de que en Cuba se mantiene la gente media sana, ¿por lo contrario donde sacarían esas estadísticas de buenos muchachos que cumplieron con los requisitos de baja inmortalidad
infantil?

me di cuenta que es mucho más simple controlar un pueblo en cola ordenada para cada cosa que sirve, a cualquiera que ha estudiado marketing le salta a la vista el echo de que en la Habana, por
ejemplo, por cada cosas tienes que pasar por muchas tiendas, por lo tanto si tienes que comprar todo te pasas el día en eso, no se encuentra el papel sanitario en todas las tiendas, a veces tienes
que caminar mucho para encontrar todo lo que te sirve y no he dicho que lo encuentras... muy buenos son los cubanos que pretenden hacer entrar en la casa el asno por la cola, como se dice en
siciliano, con sus argumentaciones que hacen agua por donde quieras cuando te explican lo bueno de la Revolución cubana, parece que Fidel les enseñó el arte oratoria, la de Cicerone, la retorica...
pero, a mi no me pueden engañar más... como anarquista que soy, pretendo explicaciones sobre el operado de los compañeros cubanos que se han pasado 51 y picos años pidiendo apoyo a todos los
'compañeros' del mundo. Fui a parar a Cuba porque el compañero Fernando Perez Valdes a la asociación de la cual hago parte en calidad de presidenta, nos había dicho que Cuba necesitaba gente como
nosotros para crecer. Pues fuimos a Cuba, y decidimos que yo me quedaba, y me quedé... empecé a trabajar clandestinamente para liberalizar el cine independiente. Lo logré, con la ayuda también de
Fernando, que mientras tanto se había enamorado de mi y yo de el.
Fue por eso que pude vivir la Habana desde adentro, y no con los privilegios de una extranjera, para hacer una análisis correcta de Cuba, hay que vivir allá, por lo contrario no puede darse uno
cuenta de cuanta verdad hay en tus palabras. Tienes razón, estoy plenamente de acuerdo contigo. No hay necesidad de reiterar que cosa nos da a ver todo lo mal que es la dichosa revolución cubana,
sería larga la lista...

yo me salí de allá, hace dos años, y no tengo ninguna gana de regresar, no hasta cuando se mueran todos esos viejos mentirosos, fueron capaces de destrozar un País hermoso, fueron capaces de
cambiar la gente hermosa de ese País, ahora mismo en toda Cuba, en cuanto llega un extranjero, los cubanos se le pegan encima, parece no tienen otra salida que soñar de irse... si esto es el
resultado de esta puta revolución pues tenemos razón en pensar que de revolucionario no tiene absolutamente nada...

no se ayudan los Países pobres hasta cuando no se hace una revolución mundial, el papa debe caer, todo ese oro que tiene el Vaticano debe regresar a la gente, las armas deben desaparecer, con todo
ese dinero que se desperdicia para las guerras en el mundo se puede ir todo el planeta tierra hasta Marte y regresar dos veces, así que eso del chantaje emocional de mucha propagandas hipócritas
que hacen entes como la Unicef, como las ONG o la Cruz Roja, o Famiglia Cristiana, entres otros, a mi personalmente me parecen un insulto a la humanidad enterita.

Me cansé de todo modo de hablar, finalmente existe la red, a quien quiere saber de las cosas que pasan puede estudiar y investigar. África es el continente más rico del mundo, ¿porqué nadie se
pregunta como es que no acaba de levantarse? o la Latino América, cuando en verdad son las que tienen más sol... si Cuba fuese de verdad consecuente a su revolución debería haber sembrado cannabis,
echo combustible y demostrar al mundo que el petróleo no sirve, por lo tanto no sirve continuar con las guerras... y que deje de contar mentiras sobre ese dichoso embargo, no es cierto, por lo
contrario no me explico todos aquellos productos que no son cubanos que entran regularmente en Cuba desde por lo meno 250 Países.
Es evidente que la parte cultural audiovisual dependen del bien estar del sumo Alfredo Guevara, un individuo que vive en lujo estilo rococó parisien, hasta el perrito chiuaua que tiene parece
francés, es evidente que la prensa no mueve un pelo sin el consentimiento de El Fidel Castro, o quien por E

martinguevara 02/26/2012 22:05



Totalmente de acuerdo, gracias por el contrapunto a mis ideas. Un abrazo.



Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto