" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 diciembre 2013 1 23 /12 /diciembre /2013 19:11

 

 

La ley del aborto empujada a capón por el actual Ejecutivo, criminaliza a la mujer en casi todos los supuestos de aborto, excepto en el de peligro de la madre y en el de violación mediando pruebas que acrediten. 
Lo cual nos dice que la ley no procura en absoluto defender la vida del infante ya que el feto abortado o "asesinado" en caso de provenir de una violación, es idéntico a uno concebido en una relación consensuada, ¿castiga entonces el coito consentido, penalizando el retozo y premiando con un excepcional permiso al infanticidio únicamente a las mujeres que hayan sido fecundadas a través del espanto, el horror y la violencia?
Medioevo, vuelven aquellas perlitas de alta concentración machista, de odio al placer del tipo:

" A un gustazo un trancazo"
"¿Te revolcaste bien? ahora hazte cargo de las consecuencias"

La conclusión es que la mujer, como ya lo expresa la Biblia es de carácter débil, no se puede dejar algo tan delicado en la esfera de su voluntad, ya que es altamente sospechosa de provocar la tentación a la lujuria y la lascivia.

 Parece como si dijésemos:

 Proletarios del Mundo: no os unáis, odiaos unos a los otros.

Mujeres del mundo: Traicionad las luchas feministas que os precedieron.
Obsecuentes de Cuba: escupid y golpead a vuestros vecinos que luchan por vuestra propia libertad futura.
Pueblo de España: reclamad toros, recortes en vuestra salud, en la educación de vuestros hijos, en las libertades de expresión, en el derecho al trabajo, a la vivienda, a la dignidad.

 
Borregos de España: continuad cavando vuestra tumba.

 Ver a mujeres criadas en la democracia donde se supone libertad de elección, avalando las versiones más misóginas y machistas de la especie como las de las religiones monoteístas, cosas como que la mujer es sólo una costilla del hombre, o que es impura, o que es débil frente a la tentación y por ello deben estar al mando de todo lo importante los hombres, se me antoja algo tan contranatura como si viese a afroamericanos del KKK o a zulúes del Apartheid. 

Tal la sentencia del Génesis 3:16 (Dios a Eva) 

 "Dijo asimismo a la mujer: Multiplicaré tus trabajos y miserias en tus preñeces; con dolor parirás los hijos, y estarás bajo la potestad o mando de tu marido, y él te dominará."

 

 Me resulta absolutamente imposible de digerir, por otorgarme una posibilidad de comprensión acepto la explicación de que luego de tantos siglos de sometimiento a muchas les quedase una especie de Síndrome de Estocolmo, que les impide aún en condiciones de libertad de elección escoger ser libres y honorables.

Al ver en la bancada del Partido Popular a las mujeres políticas de esta formación no solamente no rebelándose contra la anacrónica y fundamentalista ley del aborto aprobada el día de hoy, sino aplaudiendo animadamente tal despropósito humillante para cualquier mujer con cierta dignidad del siglo XXI, y al comparar ese reflejo al de la gente de clase media y de la clase trabajadora regalando su voto a lo peor de la historia de la derecha en democracia para que les dilapiden todos y cada uno de sus logros, me pregunto si tiene algún sentido intentar gastar el tiempo en pensar en los demás, si no estaremos siendo un poco intrusos e impertinentes al intentar iluminar caminos que nadie desea andar, y sobre todo me pregunto si no estamos siendo demasiado imbéciles al no preocuparnos de pasarla bien entre los que podamos y deseemos hacerlo, y dejar atrás a esa masa informe que siempre anhelará vidrios de colores, bochinche, pan mojado en salsa grasienta y mucho; muchísimo circo.


Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto