" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 diciembre 2013 1 23 /12 /diciembre /2013 21:34

 

 

 

 

Tras el desfogue de exabruptos contra la actitud pasiva y la complicidad de buena parte de la población femenina respecto de la ley del aborto en España,  frente a un asunto que a priori les debería competer más que a los hombres, admito que he hecho énfasis en este aspecto de manera sibilina, para a partir de ahí poder comenzar a separar la ficción de la realidad.

Este es el riesgo que conlleva centrarnos en los tópicos que nos proponen de manera subliminal los poderes fácticos no oficiales, a lo que el marxismo leninismo llamaba el "diversionismo ideológico" el cual fue tan manipulado en Cuba para cercenar derechos al individuo, que a mi generación su sola mención nos causó un rechazo irreparable, pero ello no obsta para que el concepto comprenda un amplia muestra de maneras de lobotomizar a una sociedad, distraerla de su objetivo una vez que esta encuentra la llave para el cambio en su firme determinación por llevarlo a cabo, cubriendo todo el espectro de antagonismos sociales existentes, evitando por todos los medios que sean detectados aquellos únicos, donde ciertamente está situada la cerradura correspondiente a dicha llave del cambio. 

No es un asunto de mujeres contra hombres, de negros contra blancos, de castellanos contra catalanes, de proletarios contra profesionales, de capitalinos contra provincianos o de ciudadanos contra campesinos. Eso quieren que creamos y vienen lográndolo desde hace mucho tiempo, con una incalculable cuota de nuestro nada modesto aporte.

 

Aunque ciertamente nos haya dolido observar a las diputadas del Partido del Gobierno vitoreando esa ley de recortes de derechos fundamentales de las mujeres, oficiando de abanderadas y centinelas del machismo y la misoginia más abyecta.


Es un proyecto integral de sumisión, de explotación, de coerción de las personas. No existe un complot ni una conspiración previa al acuerdo tácito. Se da por descarte, quienes persiguen el dominio absoluto de las fuerzas de producción y de las voluntades ajenas, terminan confluyendo en el mismo punto sin necesidad de ponerse de acuerdo. 
Cuando cada uno de nosotros ejercemos una autoridad desmedida en nuestro entorno doméstico, desde ordenarle ir a la cama a un hijo retozón, o despertar a uno remolón para que llegue a tiempo al colegio, o para efectuar la devolución de un producto en mal estado que no quiere ser aceptado por el vendedor por ejemplo, utilizamos medios similares, confluimos en nuestro comportamiento en la más o menos modesta escala que nos corresponda, con los amos del mundo que nos tienen a bien darnos consuetudinariamente por las postrimerías.

"_ Dios te oiga"_ diría mi amiga Gema poseedora de una incorregible lascivia.

La ley del aborto como todas las demás leyes que se vienen aplicando a fuerza de mayoría absoluta, se legisla tras haber lanzado “globos sonda” para observar la reacción de la población, y se instaura como si se tratase de un monolito, al constatar que el terreno está absolutamente fértil para el desfalco y la siega a juzgar por la respuesta recibida de parte de la población. 

No es una ley de hombres contra mujeres, de hecho todas las mujeres votantes del PP y las esposas de los ministros y políticos favorables, la apoyan como apoyan la manutención estatal del misógino, machista y segregacionista adoctrinamiento de la religión católica a sus propios hijos e hijas en el colegio con cargo al erario público.

 En cualquier caso la lucha contra estas aberraciones no debe ser tomada como una lucha de las mujeres contra los hombres sino contra la mitad de hombres y la otra mitad de mujeres. 

Además de que en los matrimonios igualitarios son damnificados el hombre y la mujer por igual, el retroceso social es para todos, la bestialidad, el atraso, la escasísima altura de vuelo intelectual que nos propone esta línea de convivencia, es para toda la sociedad.

Ellos, se frotan las manos al ver que el ataque desde una equívoca pretendida mayoría femenina que aborrece la ley, se dirige contra una más artificiosa si cabe totalidad masculina que apoya dicho disparate.

 Igual ocurre cuando ven que los grupos concientizados y bien intencionados focalizan su lucha contra la explotación en una cuestión racial, y se pasan unos cuantos siglos de sangre sudor y lágrimas, para terminar descubriendo que no son buenas o malas las personas por su color de piel, ni por sus sexo u orientación sexual, ni por nivel cultural, ni siquiera por su procedencia social, sino única y exclusivamente por el cariz y la categoría de sus propios actos.

El proyecto de primero gastar, luego mentir, a continuación adormecer y al final aplastar a la población, no es llevado a cabo por una raza contra otra, ni por un género contra otro. Mientras sigamos gastando balas de cañón en matar mosquitos, la única opción real que tendremos de ver desvanecerse sus políticas anacrónicas, será que terminen ahogándose de tantas carcajadas que les cause nuestra infinita estupidez.

 

Pero al margen de esta reflexión, también ya va siendo hora de que de una manera natural poero categórica, Eva le plantee a Adán que si éste continúa empecinado de dominar a alguien acorde a los lineamientos del padre, que ambos vayan pensando en adoptar o comprarse un perrito.  Que bien nos vendría a todos.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto