" />
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 enero 2012 4 26 /01 /enero /2012 14:41

 

 


Naturalmente, no comparto las opiniones lapidarias que han proliferado en los últimos tiempos, sobre lo ibérico y sobre los españoles en general , pero he de admitir, que las autoridades y la idiosincrasia actuales han hecho méritos, para ganarse a pulso que personas de todo el mundo, reviertan la sensación que había hasta hace poco, de que todo el que venía acá se le daba un cobijo y trabajo, la de la fiesta, de la siesta y del vino y la alegría,  por la de que “ojalá vengan estos gallegos un día buscando trabajo a mi país otra vez, para darme el gusto de echarlos como hacen con nosotros ahora”.

También es justo decir, que según las lecturas acerca de las historias de la aduana de Buenos Aires, por poner un ejemplo que conozco, su trato con las personas dudosas de portar enfermedades contagiosas, conminadas a cuarentenas no todo lo decorosas que nos gustaría admitir, en la primer y segunda gran oleada de inmigrantes europeos empobrecidos, desde luego no permiten ningún alarde en este terreno, por parte de nuestras siempre bien afiladas lenguas y vista, para la detección de la paja en el ojo ajeno.

También conozco de primera mano el trato dispensado, a los inmigrantes bolivianos, peruanos en fin, presuntos hermanos latinoamericanos en general. Pienso que no estamos para darle cátedra a nadie de buen trato, casi lo puedo asegurar.

Más bien mis parámetros de los correcto o aceptable, en el área de derechos y tolerancia, son los países escandinavos,  solo estar allí es un placer por la paz social que se respira, pero es un nivel muy lejos del nuestro aún, los requisitos que se precisan no son tan fácilmente alcanzables por países de tradiciones relajadas. Países que nos organizamos en torno al ocio, al placer, a lo lúdico , a lo hedonista de la vida y no alrededor de valores tan poco proselitistas, como el  trabajo y la disciplina.

 

Ni una ni otra percepción son del todo justas, ni están ajustadas a lo que la realidad se empecina en subrayar.  Hay diferentes realidades naturalmente, yo hablo por la mía, pretendidamente objetiva, pero siempre analizada por mi prisma.

Creo que esos ciclos los pueden romper los países adultos. España está en edad adolescente como idiosincrasia proveedora de una conducta individual autosuficiente, incluso me atrevería a asegurar, que con los siglos que lleva de existencia ( casi todos guerreando desde 1492 , año en que se desata la aplicación del acero, como modo de persuasión, contra moros, judíos e indios de América), aún el comportamiento colectivo, consciente e inconscientemente, puede resultar de edad pre adulta,

 El altísimo nivel de conducta anárquica que siempre presentó como rasgo distintivo el pueblo español, y que lo llevó muchos episodios históricos y culturales relevantes, como a crear la literatura picaresca, con el Lazarillo de Tormes y demás obras, hoy  se ve reflejado en una actitud de descrédito del sistema en general, y dicha abulia, otrora madre del anarquismo español, es la progenitora del menefreguismo que peor le viene hoy al pueblo.

Parece ser que España hubiese encontrado su razón de ser,  siempre en contraposición a los momentos históricos franceses, como su anverso o reverso, según quien observe. Y ello la eleva exponencialmente en el terreno popular y telúrico y la condena en lo referente a avances sociales. Pero sería un craso error detenerse solo en estos aspectos negativos, los aportes de los contestatarios españoles de todos los tiempos son enormes, bellos , casi siempre más románticos que efectivos, pero por la misma razón más encarnados en el hipotálamo de la gente común como la utopía, lo deseable.

 

Los demócratas de por aquí estamos viviendo días aciagos, estamos asistiendo alucinados a como se está resbalando, desatando y empezando a escaparse, lo que en su momento no se amarró bien. Convendría estar atentos porque nada está garantizado, para salvaguardar lo que tenemos, es recomendable pasar por el incómodo trámite, de ser centinelas de estos valores democráticos,  vigilantes de nuestros propios instintos autodestructivos, que llevan a la saturación de los ciclos de paz, de progreso, de tranquilidad, de una forma inaudita, pero repetida hasta el hartazgo, en la Historia de la humanidad.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto