" />
Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
12 enero 2016 2 12 /01 /enero /2016 13:28

Hoy se ve algo pasado de moda manifestarse en contra de los abusos y excesos de la "Involución" cubana de Guarapo, su hermano, sus secuaces y su prole.

Y es que tras un excelente ejercicio de "Gattopardismo" de Raúl y su tropa, consistente en retocar un tanto por ciento de la "cosa" político social para no perderlo todo, tras la máxima que declama el personaje de Tancredi a su tío Fabrizio en la obra de Tomasi di Lampedusa: "Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie" ("Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi"), ahora los principales capitalistas norteamericanos compiten por ir a hacer sus pinches negocios, a disfrutar de la isla y de paso de su victoria sobre un comunismo que jamás existió, y sí en su caso un perimido sistema personalista de partido único y dictador vitalicio que exprimió la isla hasta vaciarla de jugo, pero no de pulpa.

Si está pasado de moda es justo ahora cuando más hay que decirlo.

Han conseguido legitimar la dictadura más larga de la Historia, la que más familias ha dividido, la que más suicidios, destierro, alcoholismo, locura y división de la familia ha causado.

Reproduzco esta excelente declaración de principios.

Repost 0
Published by martinguevara
7 diciembre 2015 1 07 /12 /diciembre /2015 19:23

 

En las elecciones del seis de diciembre en Venezuela, se podía esperar, se intuía un castigo al chavismo, a Maduro por su falta total de carisma y su prepotencia y a Diosdado Cabello por su mano de hierro, aunque más que nada por la situación económica del país, hundido, destruido, arrasado por la ineptitud,  la intolerancia el enfrentamiento entre compatriotas.

Pero nadie podía aventurar un resultado tan contundente, un correctivo tan severo.

Cierto es que aunque Maduro intentó por todos los medios que no se diese, dejando urnas tardías, amenazando por televisión que serían “candela con burundanga” en caso de perder, luego lo aceptó como es debido en un político cívico.

Estos años he conocido a grandes y buenas personas de aquella gran nación sudamericana, seres humanos que viven un profundo amor a su país, impresiona ver como la gente venezolana ama a su tierra, tanto los de una ideología como los de otra tienen una fuerte conciencia social, son seres informados, interesados a su modo en el destino de su terruño.

Hoy los felicito a ellos, ganadores desde ayer,  pero parias estos últimos dieciséis años, y expreso mi deseo que de ahora en más, ni unos ni otros vuelvan a incurrir en el odio y la confrontación entre los venezolanos. Y también felicito al pueblo que lamenta haber perdido, temeroso de una improbable revancha, del retorno a una situación, que también por suerte, es muy improbable que vuelva a tener lugar.

De aquí en más todos saldrán ganando. Obviamente, unos más que otros.

La “oposición", llamada en su estado natural a no conocer la lucha, a no tener contacto con las privaciones, ni con el olor del suelo que pisan los pobres y el color de sus pies, no obstante estos años conoció de cerca tanto el dolor del destierro, de la represión en carne propia, como las penas de los que menos tienen.

No se quedaron lamentándose en su cascarón, ni siquiera los del exilio se contentaron con la patada en el trasero. Salieron a luchar, a manifestarse como siempre habían visto hacer a los alborotadores naturales, los que hasta entonces habían estado relegados del poder.

En un fenómeno nuevo en América Latina, las élites labraron un fuerte carácter en la lucha de oposición en condiciones verdaderamente difíciles, y sobre todo desconocidas por ellos hasta el momento.

 Similar como fenómeno, salvando las distancias, a lo que ocurriese con buena parte de los terratenientes argentinos en el siglo XIX durante la conocida como “época de Rosas”.

A su excelente formación académica y al alto nivel cultural propio de las clases altas y medias altas venezolanas, estos años los opositores sumaron conocimiento y cercanía al pueblo, sumaron conocimiento y cercanía al dolor del destierro, de la prisión, de la desaparición. También sumaron mucha gente del pueblo, muchas personas han ido quitándose las vendas de la cara.

Espero por el bien de América que la conciencia que hayan ido forjando estos años, sea inclusiva. Al fin y al cabo, la vida y el ejemplo de Simón Bolívar es propiedad de todos los venezolanos.

Que una buena parte de la alta y media sociedad haya aprendido que los abusos de poder y la marginación de los desposeídos, indefectiblemente terminan siendo aprovechados por populistas y dictadores ególatras, interesados más en su propio beneficio que en cualquiera de las soflamas que los caracterizan.

 

¡ Que viva Venezuela, los venezolanos... y la isla Margarita!

Bolívar de todos

Bolívar de todos

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
4 diciembre 2015 5 04 /12 /diciembre /2015 19:39

Amigos españoles, por favor, tómense en serio este lapso de tiempo para decidir quien va a dirigir el destino de la nación, quien administrará el dinero y el futuro de todos los ciudadanos.

Cuando lo hagan, tengan por favor en cuenta estos cuatro años, las promesas de quienes ustedes votaron, sabiendo ya que eran los mismos golfos que dieron la espalda al desastre causado por el petrolero Prestige, pero albergando la poco noble esperanza, de que tal vez, aunque destruyesen todos los logros sociales a su alcance, trajesen algo de dinero fácil a los adocenados bolsillos populares.

Por favor reflexionen, reparen, con sus propios elementos, instrumentos o rudimentos de análisis, y vean que son los mismos que han atacado la línea de flotación de los logros sociales, conseguidos por la emancipación de las personas a lo largo de la Historia, y han destruido buena parte de ellos en pos de entregarlos para beneficio de la elite económica y de poder, ante quienes ellos responden.

No pierdan de vista ese paisaje por favor, ya que ocupa el noventa y nueve por ciento del horizonte.

Por una vez no sucumban a ese sempiterno círculo vicioso, consistente en elegir al dueño del látigo, gestado en el terror medieval de la Inquisición, de los señores feudales, de la extrema crueldad de los diferentes reyes y aristócratas y más tarde, la de los períodos dictatoriales que han prevalecido en la política nacional y que una y otra vez nos han llevado al final del camino al grito de: ¡Vivan las cadenas!

Confíen alguna vez en que son ustedes los dueños del destino de sus pasos, y empiecen a participar de las decisiones, hoy existe un instrumento idóneo para expresar incluso la opinión más secreta, apta hasta para el más atemorizado de los ciudadanos. La boleta dentro del sobre y en el cuarto oscuro.

Que no se quede solamente en un castigo a los depredadores de nuestro bien común, sino que este mes sirva para reflexionar acerca de lo que queremos ser.

Creo que en el fuero interno, en lo más íntimo, la mayoría quiere salir ya de una vez y por todas de esta adolescencia tardía, de este conservadurismo interesado inducido por el poder, de la parcial y por supuesto incompleta interpretación de la "tradición", toda vez que se nos ocultan con dolo los innumerables episodios de tradición hispana e ibérica de rebeldía, de valor, de ajuste de cuentas con sus opresores.

El primer y hasta ahora único momento en la Historia de las personas, en que el más acaudalado de los banqueros tiene el mismo peso que el más paupérrimo de los mendigos, es en el instante de votar. Cinco minutos antes y cinco después la diferencia entre ambos es insalvable, pero en ese momento puntual ambos valen igual para decidir quien nos gobernará.

Seamos merecedores de tal derecho y privilegio.

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
27 noviembre 2015 5 27 /11 /noviembre /2015 04:55

No sabía que hacer. Me quedé un rato largo mirando la lámpara verde de base bronceada, mi lámpara de abogado de despacho caoba- algarrobo y tapiz de billar, mi lámpara de Biblioteca nacional.

Dejé el bolígrafo, el móvil y la Pepsi sin burbujas que me estaba tomando y decidí salir a caminar por la ciudad.

Hay que aprovechar, no siempre se está solo en la nada, sin nada que hacer y con ganas de nada.

El diario anunciaba un concierto de greasy blues rock irlandés en el Gran Café. Los conciertos del Gran café son con olor a concierto de rock, el local es pequeño, de techo bajo, todo madera, y una tarima muy cercana a todos, el lugar es tan recogido que la tarima es casi simbólica.

Lo único que cambió del Gran café es aquel humo que solía haber cuando se podía fumar dentro de los locales. Ya no fumo hace años, agradezco no tragarme bocanadas de humo expelido con dióxido pero me solidarizo en secreto con esas sombras encorvadas, chupando el filtro con prisa, con culpa, o desafiantes, con una bufanda de cenicero por el frío del ciudad, mientras los que entran al local se tapan la nariz.

En la carnicería no se la tapan, se traga todo el olor a cadáver aséptico, en la perfumería menos aún, adentro todas las flores muertas, en cambio en el bañó del Gran café sí, hay que volver a taparse la nariz.

El concierto se anunciaba a las diez dela noche, me asomé a las diez en punto, y sólo había una mesa con tres parroquianos bajando cervezas, tenían el pelo largo, barba, eran fuertes y vestían camisetas de rock.

Me asomé a preguntarle al de la puerta que vendía las entradas si tocaban por fin o se había suspendido, me dijo que la gente llegaría más tarde. Le pedí un volante publicitario del grupo, dije que daría una vuelta y volvería, como cuando estás agobiado en una tienda que dices "- Vuelvo antes de que cierre" -

Al regresar sobre mis pasos, uno de los tres de la mesa se quedó mirándome fijo, intente girar la cabeza en dirección a la calle, pero su mirada tiraba de mi como una rienda de la cabeza de un caballo terco, me costó pero logré zafar y encaminarme a la esquina, luego pude ver con el rabillo del ojo que reía con los demás sin demasiada convicción.

Seguí caminando un rato pensando que si encontraba algo agradable que hacer podría retornar cuando estuviese más concurrido el local. Una Gibson Les Paul estaba de pie sobre del escenario, me gusta el sonido de esa guitarra tanto para rock como para blues, es muy acertada para un concierto en un garito pequeño, con los altoparlantes al lado dela oreja, para el guitarrista es un placer pisar el mástil y hacer un bend con dos cuerdas, sonando una distorsión no obstante muy limpia, el mástil es cómodo y las platinas nacaradas a cada rato llaman a los dedos del guitarrista para que haga un bend, para el público es precioso.

Claro te tiene que gustar la guitarra, el blues y rock greasy. Mientras iba pensando eso llegué casi a mitad de camino entre el Café y mi casa, así que pensé que otro día vería a otro grupo, y pasé a comprar una Pepsi light como la gente, con burbujas.

Cuando llegué a casa encendí la lámpara verde de bibliotecas finas, la luz iluminó el volante que le había pedido al portero del Gran café, y ahí estaban de pie, los tres barbudos de la única mesa ocupada, retratados mirando al foco de la cámara, los Crow Black Chicken de la Gibson Les Paul.

 

 

 

Los Crow Black Chicken

Los Crow Black Chicken

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
24 noviembre 2015 2 24 /11 /noviembre /2015 19:35

Doy por sentado que aceptamos el hecho de que cada gusto, inclinación estética, e incluso ética, nos viene legada y precedida de legionarios, de barcos con cañones, de arcabuces, de cimitarras, de aviones y bombas, de cohetes, etc. según sea la época de la colonización o la conquista.

Palermo chico y el barrio de los psicoanalistas se hizo a imagen y semejanza de París, las cúpulas de Congreso de Roma, Avenida de Mayo de Madrid no porque Baires esté geográficamente entre Italia España y Francia, sino por una neo-colonización cultural de que fuimos objeto muy a gusto, pero precedida de ese acto de violencia colonialista.

Nuestros referentes culturales e históricos, Gardel era francés, Cortázar belga y hablaba más francés que español, amaba París, Borges habría querido ser Londinense, san Martín luchó para España, y vivió y murió en Francia, quería vivir en Londres, Sarmiento incorporó la escuela francesa, Guevara hablaba francés antes que castellano y leía los poetas malditos franceses antes que a Vallejo, y un extenso etcétera.

También dicho esto, hay que decir que tanto los celtíberos hispanos adoptaron la cultura romana, como los mayas la española, como luego Buenos Aires la francesa y la inglesa las familias patricias, por la colonización, pero también porque tenían algo que ofrecer, por ejemplo, el Gengis Kan conquistó más que Roma, pero los pueblos conquistados no adoptaron ni una tradición mongola, , la URSS ejerció un dominio astricto y omnipresente en Cuba, y  en La Habana no quedó ni una traición rusa, ni un solo dibujito animado se ha vuelto a pasar en la TV, sin embargo siguen viendo al gato Félix y a Mickey Mouse.  Porque además de los tanques hay que llevar aportes.

El alcohol no era la droga autóctona de América, pusieron proscritas las originales  y dejaron legal la importada de Europa, y así en todo el mundo, como los nombres de los colonizados y sus religiones,  pero eso lo doy por sentado que lo conocemos y lo aceptamos.

Los argentinos somos eso, hablamos una lengua romance y no una lengua Pampa, Ona, Tehuelche, como cabría para quienes critican que sintamos el atentado de Paris, vestimos como europeos o norteamericanos, no como vietnamitas o laoseanos, ni siquiera como quilmes o diaguitas, comemos asados de vaca y cordero como los ingleses, ravioles como los italianos, tortilla como los españoles, etc. Rara vez comemos ñandú, llama, guanaco o armadillo.

En la patria de la carne proliferaron los Mc Donalds, le llamamos Patty como los norteamericanos  a la carne picada, desde mucho antes que arribara el primer restaurante norteamericano de pattys.

Ahora bien, más allá de eso, el hecho de que en Madrid se sienta muy cercano lo sucedido en París, no tiene que ver en absoluto con esto, España es el país menos afrancesado que uno puede imaginar dentro de Europa a pesar de la cercanía a Francia, y muy a pesar mío, que como porteño soy mucho más francocentrista y amante de lo parisino que la mayoría de los españoles de la meseta, que construyeron una identidad en oposición al refinamiento y la sofisticación francesa, donde la campechanía es una virtud y la pedantería intelectual un defecto al revés que en la idiosincrasia gala, donde un exceso e campechanía puede ser tomado como una vulgaridad indeseable y cierta petulancia , altivez , complejidad en el pensamiento, tanto como en el vestir, en las formas y en el discurso, es gratamente bienvenido en virtud de un refinamiento integral, ético y estético.

 

Madrid vivió un verdadero shock con atentado terrorista más grande la historia de Europa, en marzo del 2004, y los efectos están en el hipotálamo de la población todavía.

Fueron casi los mismos quienes lo cometieron y casi las mismas victimas, en el caso de Madrid murió la gente que iba a laburar a la mañana en el tren y en caso Paris, la misma gente que ya había salido del trabajo e iban a escuchar rock o a tomar un café. No eran los grandes potentados europeos, ni ninguno de los culpables de la miseria del mundo.

Y además concurre el hecho de que es un país vecino, limítrofe y que la amenaza se vuelve a cernir sobre el área.

Sí, en Madrid o en Buenos Aires podría haber costumbre nigerianas en lugar de europeas, impuestas primero por los trogloditas de la antigua Eritrea al Nilo, luego por el Nilo al mediterráneo, luego a Grecia, luego a Roma luego a  toda Europa, más tarde a América, y por fin al mundo, pero eso es Historia , esa ya no la podemos cambiar, lo que sí puede hacer de ahora en más quien quiera, es aprender a hablar quechua, aymará o guaraní ponerse un taparrabos y vivir en la selva.

Pero es cierto que no cuenta con la prensa suficiente.

 

Repost 0
Published by martinguevara - en Argentina frizzante
23 noviembre 2015 1 23 /11 /noviembre /2015 19:51
Marcel Proust

Marcel Proust

Estaba reescribiendo un artículo para adecuarlo a los requisitos editoriales y me di cuenta de que ya no podía podarle más palabras sin privarlo de las ideas originales, del ritmo deseado, del giro, del viaje que todo escrito por estricto o resumido que sea, debe representar. Si no, deja de ser un bojeo a un continente de conceptos, para convertirse en una vuelta a la manzana, o en un giro sobre el eje de una percepción más o menos ocurrente.

Una cagada.

En cada post ya hay que sacrificar casi todo artilugio, toda descripción, hay que recurrir a imágenes globales para ubicar al lector en un tiempo y un espacio, rodeado de un medio ambiente con una sola palabra. ya sacrificamos adjetivos, metáforas, analogías, símiles, cosa hasta cierto punto de agradecer porque pocos son García Lorca.
Pero es cierto, hay que matar la inspiración, porque el lector quiere papa frita, pero además la quiere con el sabor a ketchup ya incorporado y si se puede la quiere en la boca. 
Ya dejamos atrás el momento en que las lenguas tuvieron su máximo desarrollo y aplicación a la literatura o al discurso y vamos en franca caída, con el placer del trabajo cumplido, ya podemos tirar la casa por la ventana,entregarnos al descuido total tras haber alcanzado un inédito e irrepetible "nivelazo".
Flaubert, Borges , Joyce, Proust, Dante A. o Goethe quedaron atrás, ya no los lee nadie ¿para qué? o mejor dicho: ¿páké?
Se convirtió en un lujo para excéntricos o eruditos, el leer una idea desarrollada, olisqueada, saboreada , palpada por todos lados por el escritor y luego cerrada, o dejada abierta, pero no sin escudriñar hasta el último de sus rincones.

Estamos de regreso al sonido gutural, al berrido vocal, que le servía al hombre de las cavernas o de las sabanas para advertir lo estrictamente inmediato.

Cuanto menos logremos para comunicar algo más exitoso se considera el soporte y por ende mucho más valioso.

Twitter empieza a ser un poco tedioso para algunos, inútilmente extenso, porque la prohibición de usar más de 140 caracteres sin querer ha hecho que la mayoría de la gente busque consumir los 140, y no se trata de eso, se trata de usar 1 si se puede!

Si se puede decir ¡Cuidado! ¿para qué estirar inútilmente la advertencia con ¡Cuidado con el camión!?

Estamos yendo nuevamente hacia el : Argh; Urgh; berp; grock, sólo dudo que nos tome los años que nos llevó llegar desde ahí a Borges o Joyce.

Y no es que me parezca mal, si el receptor capta igual o mejor la idea, recibe la misma necesidad de la comunicación pero también el deleite de ser el comunicador por parte del emisor y pierde mucho menos tiempo a través de un youtuber que de Dostoyevsky ¿para qué estirarse?

No es que me parezca mal, lo que pasa es que lleva tiempo acostumbrarse.

 

 

 

 

Repost 0
Published by martinguevara - en Relax
23 noviembre 2015 1 23 /11 /noviembre /2015 19:42

Doy por sentado que aceptamos el hecho de que cada gusto, inclinación estética, e incluso ética, nos viene legada y precedida de legionarios, de barcos con cañones, de arcabuces, de cimitarras, de aviones y bombas, de cohetes, etc. según sea la época de la colonización o la conquista.

Palermo chico y el barrio de los psicoanalistas se hizo a imagen y semejanza de París, las cúpulas de Congreso de Roma, Avenida de Mayo de Madrid no porque Baires esté geográficamente entre Italia España y Francia, sino por una neo-colonización cultural de que fuimos objeto muy a gusto, pero precedida de ese acto de violencia colonialista.

Nuestros referentes culturales e históricos, Gardel era francés, Cortázar belga y hablaba más francés que español, amaba París, Borges habría querido ser Londinense, san Martín luchó para España, y vivió y murió en Francia, quería vivir en Londres, Sarmiento incorporó la escuela francesa, Guevara hablaba francés antes que castellano y leía los poetas malditos franceses antes que a Vallejo, y un extenso etcétera.

También dicho esto, hay que decir que tanto los celtíberos hispanos adoptaron la cultura romana, como los mayas la española, como luego Buenos Aires la francesa y la inglesa las familias patricias, por la colonización, pero también porque tenían algo que ofrecer, por ejemplo, el Gengis Kan conquistó más que Roma, pero los pueblos conquistados no adoptaron ni una tradición mongola, , la URSS ejerció un dominio astricto y omnipresente en Cuba, y  en La Habana no quedó ni una traición rusa, ni un solo dibujito animado se ha vuelto a pasar en la TV, sin embargo siguen viendo al gato Félix y a Mickey Mouse.  Porque además de los tanques hay que llevar aportes.

El alcohol no era la droga autóctona de América, pusieron proscritas las originales  y dejaron legal la importada de Europa, y así en todo el mundo, como los nombres de los colonizados y sus religiones,  pero eso lo doy por sentado que lo conocemos y lo aceptamos.

Los argentinos somos eso, hablamos una lengua romance y no una lengua Pampa, Ona, Tehuelche, como cabría para quienes critican que sintamos el atentado de Paris, vestimos como europeos o norteamericanos, no como vietnamitas o laoseanos, ni siquiera como quilmes o diaguitas, comemos asados de vaca y cordero como los ingleses, ravioles como los italianos, tortilla como los españoles, etc. Rara vez comemos ñandú, llama, guanaco o armadillo.

En la patria de la carne proliferaron los Mc Donalds, le llamamos Patty como los norteamericanos  a la carne picada, desde mucho antes que arribara el primer restaurante norteamericano de pattys.

Ahora bien, más allá de eso, el hecho de que en Madrid se sienta muy cercano lo sucedido en París, no tiene que ver en absoluto con esto, España es el país menos afrancesado que uno puede imaginar dentro de Europa a pesar de la cercanía a Francia, y muy a pesar mío, que como porteño soy mucho más francocentrista y amante de lo parisino que la mayoría de los españoles de la meseta, que construyeron una identidad en oposición al refinamiento y la sofisticación francesa, donde la campechanía es una virtud y la pedantería intelectual un defecto al revés que en la idiosincrasia gala, donde un exceso e campechanía puede ser tomado como una vulgaridad indeseable y cierta petulancia , altivez , complejidad en el pensamiento, tanto como en el vestir, en las formas y en el discurso, es gratamente bienvenido en virtud de un refinamiento integral, ético y estético.

 

Madrid vivió un verdadero shock con atentado terrorista más grande la historia de Europa, en marzo del 2004, y los efectos están en el hipotálamo de la población todavía.

Fueron casi los mismos quienes lo cometieron y casi las mismas victimas, en el caso de Madrid murió la gente que iba a laburar a la mañana en el tren y en caso Paris, la misma gente que ya había salido del trabajo e iban a escuchar rock o a tomar un café. No eran los grandes potentados europeos, ni ninguno de los culpables de la miseria del mundo.

Y además concurre el hecho de que es un país vecino, limítrofe y que la amenaza se vuelve a cernir sobre el área.

Sí, en Madrid o en Buenos Aires podría haber costumbre nigerianas en lugar de europeas, impuestas primero por los trogloditas de la antigua Eritrea al Nilo, luego por el Nilo al mediterráneo, luego a Grecia, luego a Roma luego a  toda Europa, más tarde a América, y por fin al mundo, pero eso es Historia , esa ya no la podemos cambiar, lo que sí puede hacer de ahora en más quien quiera, es aprender a hablar quechua, aymará o guaraní ponerse un taparrabos y vivir en la selva.

Pero es cierto que no cuenta que la prensa suficiente.

 

Repost 0
Published by martinguevara - en Argentina frizzante
23 noviembre 2015 1 23 /11 /noviembre /2015 02:19

El único instante a lo largo de la historia de la humanidad en que tiene la misma relevancia la opinión del banquero más acaudalado que la del linyera más paupérrimo es en el momento de depositar el voto en unos comicios para elegir quien conduzca el destino de una nación. Dos minutos antes y dos más tarde el banquero a mover los lobbies que sustentan al poder y el mendigo a escuchar el eco en el vacío en sus bolsillos.

El 25de Octubre pasado le tocó ese honor a toda persona mayor de edad con ciudadanía argentina, con una reedición en el día de hoy, en una segunda vuelta eligiendo entre los dos candidatos más votados en la primera.

En un minuto de sus vidas hoy fueron todos iguales ante la posibilidad de dar un giro u otro al destino del país, quien quiso votar salió por un instante de su oquedad y de su lobby y manifestó sus filias o sus fobias, su recompensa o su castigo, pintó de óleo su tela o garabateó en la servilleta su mamarracho, con las ecuaciones a su alcance, con lo que encontró encima de la mesa.

Diciendo las mismas palabras no todos quisieron decir lo mismo, o mejor dicho no todos dijeron lo mismo por las mismas razones, dentro de los votantes de un signo unos fueron motivados por la ilusión y y otros movidos por la decepción, unos apoyaban la alternativa de hoy desde hace años y otros la empezaron a considerar hace pocos días, habrá incluso los que hayan obedecido a un impulso, a una intuición, al poder del olfato o de la duda, el espacio de inteligencia poco frecuentado en que  nos suele depositar la incertidumbre.

Con una alta participación en los comicios y un comportamiento cívico ejemplar, el soberano pueblo argentino, el mismo que en las dos presidencias anteriores había decidido apoyar la candidatura peronista de los Kirchner, en este caso y de una manera contundente, más que todo atendiendo a las encuestas previas, a las elecciones PASO y a las del 25 de Octubre, esta ocasión se decantó por “Cambiemos” y el candidato del PRO, Mauricio Macri, quien no proviene de ninguna de las dos  fuerzas tradicionales que habían alternado en el gobierno de la Argentina en las etapas democráticas, ni peronista ni radical, aunque reúna dentro de sus votantes a la fuerza Radical.

Empresario, personaje vario pinto, decidido, versátil, disperso en ocasiones, centrado en otras, con casos judiciales, ex presidente de Boca Juniors, club de fútbol seña y santo post moderno del pueblo de la descamisa y el choripán, representante de la ciudad y del campo, de la clase media, de la Capital, de los Unitarios frente a los Federales del siglo XXI.

En cualquier caso un aire nuevo, una incógnita, el atractivo y a la vez el reparo de que todo puede ocurrir.

Argentina cambió de gobierno y de signo político. También cambió de costumbres, de tradiciones, exceptuando reductos muy polarizados o cargados telúrica más que ideológicamente por el peronismo,  abrió la caja de sorpresas.

Siempre hay algo fresco y aprovechable en los cambios, pueden atemorizar por su proximidad estética al caos, pero son las mayores oportunidades para el relevo de nivel.  

Del período que se cierra hay tantos aciertos como errores o empecinamientos, tantas luces económicas  hubo en la época de Lavagna como sombras en la era que cierra el período, tantos logros en materia de derechos humanos respecto de los tropelías y atropellos protagonizados por las dictaduras militares, como desatención a aspectos de higiene democrática, de tolerancia, humildad y pluralismo.

Los cambios de gobiernos, las alternancias en el poder tienen mucho más relación con el mundo de las percepciones y  de la saturación de los modelos vigentes que de las políticas concretas, que de los exhaustivos  análisis de los pro y los contra, que los sesudos reparos en la lógica.

Al final, un país al igual que una persona, necesita de la magia del entusiasmo, precisa abrir el paquete que contenga olor a nuevo, con el tiempo verá si el artilugio comprado es de la calidad prometida o no, pero por lo pronto, la alegría de abrirlo le da ese plus de fuerzas y de ilusión de que se compone la vida.

El desafío de Macri y su equipo como del pueblo argentino, será lograr cambiar las cosas mal o no hechas, modernizar aquellas anquilosadas, y tener la sabiduría de no atentar contra las que se hicieron bien.

 

 

Repost 0
Published by martinguevara - en Argentina frizzante
16 noviembre 2015 1 16 /11 /noviembre /2015 15:51
Homenaje de los parisinos en el Hotel Le Carillon
Homenaje de los parisinos en el Hotel Le Carillon

Homenaje de los parisinos en el Hotel Le Carillon

Ya está, no se podía hacer esperar, la maquinaria de guerra y la del fascismo popular ya está en marcha y con el motor bien engrasado.

Precisamente lo que les dio el pasto al ganado extremista islámico, los bombardeos indiscriminados a la primera excusa, para echar a andar día y noche la cinta de producción de las fábricas de armamento, produciendo miles de victimas civiles eufemísticamente llamadas "daños colaterales", y causando un daño irreparable en principio para aquellos moderados que en sus países quieren aplicar políticas de integración, de civismo, de participación de la población, como pasaba hace treinta años y fue destruido ex profeso por todos las potencias mundiales, a las cuales no interesaba en absoluto la emancipación de sus pobladores.

La población parisina ha tenido un comportamiento ejemplar, llenando las calles de bullicio de Lunes, las escuelas, los bares, los restaurantes, como diciendo "ni los terroristas ni el gobierno nos dirá a nosotros lo que tenemos que hacer" , ya que se les había aconsejado quedarse en casa deponiendo la actitud que los ha hecho libres y únicos.

Pero hay otros actores en el bando pretendidamente "nuestro", que no son tan nuestros como pretenden y que se parecen mucho más a quien dicen combatir.

Ya están exhibiendo los bombardeos en Siria para dar sensación de "autoritas", más a sus propios votantes que los yihadistas que es precisamente lo que buscaban, una reacción bélica.

Y en España y en cada país europeo se aprovechan los extremistas de traje y corbata, aquellos que jamás pondrían un pie en el campo de batalla, y empiezan a vociferar bravuconadas belicistas a la menor oportunidad, clamando venganza sobre algo que ellos no les acaeció, preparando la sala de operaciones marciales, también con motivos proselitistas.

 

¿Cuántas guerras más y cuantos focos terroristas necesitamos crear alrededor del mundo para percatarnos, de que salir a cometer los mismos actos criminales que ellos no sólo nos transforma en lo mismo que ellos, sino que además incentiva la proliferación del odio y por ende, también la de esos ejércitos tremendamente violentos de nuevo orden?

Ya están cometiéndose actos vandálicos sobre las mezquitas en Paris, e incluso ya se apresuraron y también pintaron carteles de odio racial y xenófobo en una mezquita la Badajoz extremeña, tan alejada de Paris en todo lo que no sea estrictamente geográfico.

Que no se convierta en la Noche de los cristales rotos, cuando un joven judío polaco-alemán, tras años de abusos sobre su padre en Alemania, decidió, en la misma París de estos acontecimientos, esperar al embajador alemán en la puerta de la embajada pero al ser primerizo en las lides subversivas, disparó al primero que salió, matando a un secretario, y Goebbels y su maquinaria de propaganda aprovecharon para convertirlo en el detonante necesario para que la población alemana apoyase la brutalidad y el salvajismo infernal que aquella noche comenzó y no concluyó hasta siete años más tarde con millones de muertos judíos y una Europa devastada.

Francia bombardea posiciones del EI en Siria; Escena de La noche de los cristales rotosFrancia bombardea posiciones del EI en Siria; Escena de La noche de los cristales rotos

Francia bombardea posiciones del EI en Siria; Escena de La noche de los cristales rotos

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
16 noviembre 2015 1 16 /11 /noviembre /2015 00:42

Entre ayer y hoy he visto crecer una corriente en las redes sociales, que alza su voz reivindicativa contra la indignación por los atentados de París, aduciendo que quienes se muestran solidarios con ello, el resto del año no cubren sus rostros en FB con banderitas de Libano, de Paquistán, de Afganistán, de Irak, etcétera, y en algunos casos son tan agresivos los epítetos que utilizan para buscar camorra con los abducidos por el dolor o por las pautas culturales galas, que  en sus juicios subyace, una velada acusación de complicidad con el imperialismo bombardeador y con los fabricantes de armamentos que les fueron vendidos a los gobiernos de los países díscolos.

Entré a varios de los muros de conocidos míos que en estas horas  se muestran molestos por las condolencias a París y contrariados porque no se hagan patentes cada día, cada minuto, ante la muerte de cientos de miles de personas, de millones de hambrientos, de niños explotados en el mundo, etc, y para mi sorpresa, he podido constatar que ni uno sólo de ellos, tiene ni la banderita, ni ningún símbolo distintivo de aquellos países victimas, ni siquiera menciones previas al día de hoy, de semejantes crueldades y arbitrariedades salvajes. 

El tema de la solidaridad con los atentados Paris, no sé en los demás casos, hablo por mi, es ante todo si se quiere a merced de una colonización muy temprana que se instaló en mi hipotálamo, casi desde el nacimiento.

Provengo de una familia que veía la revolución francesa y la Comuna de Paris como los eventos más significativos de la historia moderna,  y  yo lo sigo viendo así, y fuimos concebidos en los cánones de la cultura  francesa, con algunos chispazos de costumbres y deportes ingleses.

Desde la escuela, las maestras norteamericanas que llevó Sarmiento a Argentina para modernizar la enseñanza, utilizaban ya la metodología francesa,  gracias a lo cual Argentina contó durante mucho tiempo con la mejor escuela de América y una de la mejores del mundo.

 Otro poco tal vez, por ser la ciudad donde aguillotinaron a sus opresores monarcas, desde América negar monarquías era natural, pero hacerlo en Europa y darle un sustento formal, social y de futuro a ese impulso, fue algo que todavía hoy asombra, por ejemplo cuando uno ve casos como el de España y la impunidad en la corrupción en el seno de su Corona.

 Y luego también por ser la más bella, donde no se reñía la ética con la estética, sólo de escritores y poetas franceses he leído más del doble que de cualquier otra nacionalidad, incluida la mía, algunos de ellos fueron bandera de nuestros próceres, como Rousseau, otros como Proust lo fue de nuestros intelectuales, Bretón y Aragón de nuestra izquierda, Beauvoir y Sartre de todo el mundo progresista e interesado en desdoblar el pensamiento Balzac y Victor Hugo lo habían sido del mundo en general, Verne y Dumas lo fueron de los adolescentes, Saint Exupery de los niños, Rabelais y Descartes de los pensadores. Artaud y Nerval de los locos de remate.

La ciudad donde más tango se toca y se baila después de Buenos Aires y Montevideo, con permiso de Helsinki, la ciudad de los faroles que los barrios porteños de Pompeya y Barracas darían la vida por tener, la de los mejores quesos, la de la baguette, la pintura, el perfume, el beso en el parque y el sexo en el rellano de la escalera.

Y un extensísimo etcétera más.

Sin necesidad de ir a Paris ya gran parte de los valores de rebeldía, de solidaridad, de equidad, de libertad y también de confort, de buen gusto, durante varias generaciones ya nos venían legados de la Historia que en aquella ciudad tuvo lugar. Luego está el siguiente flash al conocerla,  escuchar  su idioma hablado en esas calles donde no cabe otra lengua, su parecido con la perfección, el encanto, la noche, la tarde, el día, la libertad que se respira, la cultura, la poesía y también el empaquetamiento.

 La gastronomía, el vino, la diversión, el buen gusto.

Por eso si la pregunta es si a mi formación o deformación cultural le llegan más profundamente los muertos en Paris que en Bangla Desh o en Eritrea, la respuesta sincera es: por supuesto que sí.

 Del mismo modo que me llegan más los treinta mil muertos argentinos o los muertos cubanos en el estrecho de la Florida o los locos y los suicidas Habaneros,  que el millón de  decapitados en Kampuchea, y reconozco que es con creces más importantes un millón de muertos que los miles argentinos o cubanos, pero a estos los siento más cercanos, sé que se trata de una ficción, un truco del cerebro, y ya sé que puede ser peor brutalidad la kampucheana, pero me identifico más con la argentina y la cubana.

Ahora bien, la pregunta a los molestos con nuestra tristeza por el atentado de Paris es:

 ¿ Qué hacer? ¿Nos movilizamos de manera idéntica con todas las muertes, ya se trate de nuestros hermanos o de la tribu nómade Bryat  de los mongoles, y si no lo conseguimos entonces desistimos de mostrar solidaridad por ninguna muerte, dado el carácter discriminatorio que tal práctica evidenciaría?

En el primer caso lo lógico es que quien se sintiese molesto por la solidaridad excluyente con los países menos agraciados, pusiese banderitas de todos los países, todos los días y los minutos del año, porque no falta una injustica cada instante en cada rincón del mundo. Pero como ya dije anteriormente, la verdad es que a ninguno de los que ví reaccionando mal a la solidaridad, los ví en el resto del año solidarios con los demás asesinados. Ni una banderilla ni una mención.

Me recuerda cuando algunos parlanchines de izquierda clásica se enojaban con los de Green Peace, porque estos defendían a las ballenas o a los osos polares, y decían:

-¿Y a los niños de África quién los defiende?

Una vez le pregunté a uno:

_Ah, entonces vos estás luchando por los niños de África y por las ballenas?- No- me dijo- Le volví a preguntar:

_Ah, ¿entonces sólo por los niños de África? Y me respondió:

 

_No, tampoco, por ninguno de los dos- 

 París y Phnom Penh
 París y Phnom Penh

París y Phnom Penh

Repost 0
Published by martinguevara - en Europa Aorta

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • El blog de martinguevara
  • : Mi Déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, impresiones sobre la actualidad y el sedimento de la memoria, sobre Argentina, Cuba o España, países que en mi vida conforman un triángulo identitario, de experiencias diferentes y significantes correlativos.
  • Contacto