" />
Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
1 diciembre 2013 7 01 /12 /diciembre /2013 17:23

 

 

En el año 1955 Claudette Colvin, una adolescente de Alabama se negó a dar su asiento a un blanco que se lo exigió acorde a las leyes del Estado, por lo que fue arrestada y maltratada. En el mismo año unos meses más tarde ocurrió algo similar con Rosa Parks quien fue también encarcelada, y su la epopeya en que se transformó su valeroso acto es ya parte de Historia de los derechos civiles norteamericanos y patromino moral de la humanidad.

La NAACP adujo que Colvin era demasiado joven para ser tomada como baluarte en la lucha por los derechos de igualdad racial pareciéndoles más apropiada la señora Parks, pero parece ser que además de contar con mayor edad, Parks era de la clase media mientras que Colvin provenía de una extracción muy humilde, era mucho más oscura de piel y además había quedado embarazada unos meses después del incidente. La lucha contra los prejuicios y contra los lugares comunes descansan en la misma guarida y comparten alimento.

En el año 1955 la humanidad entera estaba concientizada acerca de la brutalidad que significó el racismo y la xenofobia contra los judíos en Europa, incluso en Estados Unidos se hacían películas poniendo de relieve dicha anomalía, mientras que aún los descendientes de africanos en América no tenían permitido en muchos sitios sentarse al lado de un blanco o sucedáneo latino del blanco británico, ni tomar agua de los mismos bebederos, ni entrar a los mismos servicios, y en África todavía los hacendados podían contar con mano de obra esclava. 
Cuando reflexionamos acerca de que cinco años de holocausto fueron suficientes para sensibilizar a la humanidad y establecer una condena universal al antisemitismo, mientras que trescientos cincuenta años no fueron suficientes a pesar de despiadada esclavitud, con números de muertos que no nos podemos ni siquiera permitir mencionar, para no sucumbir ante el espanto de la inevitable brizna de culpabilidad que nos dejaría una simple noción, un casi anecdótico recuerdo impregnado en el ADN en la perpetración de tal barbarie, no podemos dejar de sentirnos embargados de manera inquietante por la intriga, la duda, la desazón de pensar en cual de las calamidades que están actualmente azotando a la humanidad estamos implicado como cómplices, en modo similar que frente a aquella irreproducible orgía de crueldad y crimen en masa.
Es nuestro deber encontrarlo.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Opinion crítica.
27 noviembre 2013 3 27 /11 /noviembre /2013 02:10

 

 

Donde dije digo, digo Diego!!! 
¡Cualquier cosa parece valer! 

Si bien siglo XX era cambalache, el XXI es como decían los Stones en Jumpin Jack Flash: "Todo es gas, gas, gas"

Me tienen anonadado dos noticias, que no por esperadas son menos reprobables. 

Por un lado se aprueba en Cuba que sus marinas de yates sirvan para el atraque y varadero de mega barcos de multimillonarios del área de Centroamérica y el Caribe.
O sea que de lo peor, lo peorcito!!! 

Tras esta tremenda Involución de 54 o 54 mil millones de años uno se pregunta ¿ y toda la represión para qué sirvió? ¿ y que pasa con las disculpas a todos los presos, los exiliados, los anulados, alcoholizados, los miles de muertos en el mar para descansar de ese agobio, de ese "obstine", los estigmatizados y los sumidos en el ostracismo? 

¡¡¡¡Lo último que esperaban los pseudo "izquierdosos" de décimo cuarta categoría pertenecientes al subsector "aprovechados", que defienden esos abusos, es que encima a los que les olfatearon el trasero durante tanto tiempo se diesen vuelta como una tortilla 180º!!!! 
A lo mejor ahora les da una pizca de vergüenza.

Y como suelo decir, lo único que me preocupa de esta situación son esos valientes vociferantes de voz en cuello, los "guapos/as oficiales" que gritaban en altísimos decibelios allí donde hubiese un superior que pudiese escucharlos: ¡¡¡¡¡Socialismo o Muerte!!!!

¿ qué harán ahora? ¿inmolarse ante el fuego ex-amigo? Porque seamos honestos, por más sinvergüenzas que sean los cipayos de ahora y por más que digan que estas excrecencias siguen siendo socialismo, ya no cuela, esto será lo que sea, yo no lo sabría definir, pero obviamente es todo lo contrario a lo que se referían esos genízaros lamebotas de guarapito y el chinito cuando hacían sus acaloradas soflamas! 

Se les corroyó el coxis en el sillón y el ron les durmió las nalgas.

Y la otra que pondré a continuación es menos lacerante, pero igual de cumplidora con los preceptos de las teorías marxistas (Grouchianas ) según las cuales en la alforja hay todo tipo de principios, a gusto del consumidor y conveniencia del confeccionador, que es el acuerdo de ultimísima hora con las aves de rapiña, insectos chupópteros, sanguijuelas, vampiros que habían usurpado al pueblo argentino y humillado el honor patrio extrayendo el petróleo hurtado de los pulcros y solidarios pozos nacionales.

Parece ser que terminaron todos contentos y felices con los bolsillos henchidos de mangos y moscas. La rosa blanca de Atahualpa.

¡Ay esa escarapela que poco tiempo duró en la pechera!



link  Argentina y REPSOL pactan indemnización multimillonaria.

 

link Cuba Permite yates en las marinas.

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Opinion crítica.
26 noviembre 2013 2 26 /11 /noviembre /2013 01:55

 

Iba yo sólo en el coche y me dejé llevar como de costumbre por una diatriba mental, un espectáculo unipersonal con diferentes "sparrings" intangibles, escenario en el cual había varias voces encontradas, ora de un personaje ora de otro, como en sueños y pesadillas pero con  mayor intervención de la voluntad y del consciente.
Vi un lugar vacío para estacionar justo enfrente del centro comercial al que me dirigía, paré en seco provocando que casi una furgoneta me arrease una buena torta. 
Que casi me diese por detrás.
¡Vaya escándalo y vaya vehículo! -pensó mi auto gris- nuestra cintura ya no es de sílfides.
Pero pasó de largo rozando el trasero del coche, lamiéndolo, haciendo que se sintiese tan afortunado de no haber sido chocado que casi se siente desgraciado por no poder probar una leve embestida. 
Terminé de frenar con el contén de la acera, activé ese moderno freno de mano de botón, luego salté de los estribos a la calle cerrando la puerta mientras observaba los últimos aspavientos que me dedicó desde su cabina el chofer de la furgoneta. 
Incluso pude escucharle algunas palabras o eso creí, el caso es que como casi siempre en las discusiones de tráfico se escuchan especulaciones, apreciaciones, conjeturas acerca de lo fantástico que se lo pasan las madres de los torpes e infractores, en los catres con uno o más partenaires, pues me pareció oír ese tipo de menciones. 
La verdad es que como nunca me llevé a las mil maravillas con la vieja, tampoco es que ese tipo de cosas lleguen a ofenderme de un modo particular; además me pregunto como podría molestar a alguien de bien, el que le dijesen que su vieja se lo solía pasar de lo lindo. Bueno imagino que para la mayoría de los que están enamorados de las sempiternas tetas y piernas de sus mamás puede no ser grata la imagen de pertenecer a ese conjunto de cornudos. 
En fin, que ni me dieron por detrás a mi ni a mi madre al parecer tampoco, al menos en ese momento, aunque el curioso conductor de la furgoneta pareciese enfrascado en repetirlo con ahínco y con sospechoso conocimiento de causa.
Mientras caminaba hacia la puerta del centro comercial para comparar los precios de las computadoras con los de los lentes progresivos, continué con la animada discusión que se había desarrollado en mi interior hasta instantes antes de la interrupción momentánea. 
-No puedo admitir esa excusa sin antes recordarles que hasta hoy sólo conocemos a la conciencia contenida en la materia. No tenemos ninguna evidencia de algún caso de conciencia independiente de la materia-dije en voz alta mientras pasaba por al lado de una madre y su crío de unos ocho a diez años.

Ambos se quedaron mirándome con una expresión que me causó sonrojo. De repente no tenía como esconder que iba hablando sólo, me pasó como en el pasado, como antes de la existencia de la telefonía móvil, del bluetooth en los coches, de la múltiple variedad de cables que atraviesan la era del exquisito sabor artificial de los Doritos, alambres e inalámbricos que aunque sirvan para muy poco, al menos sí que me permiten disimular con eficacia en un semáforo cuando el conductor de al lado se queda mirando mis ademanes animados en una charla solitaria. 
El bluetooth, por Tutatis, el bluetooth me permite el soliloquio sin rubor. O un socorrido aparato de móvil extraído del bolsillo del abrigo con velocidad y destreza insuperables al sentir la mirada inquisitorial en la nuca tras un sentido monólogo.
Pero el incidente de la furgoneta me había hecho bajar rápido del coche y olvidar el teléfono dentro, ni siquiera pude echar mano de aquel antiguo recurso que usaba en los tiempos pretéritos, que consistía en ponerme a cantar la canción más parecida al tono de lo último que yo suponía, me había sido escuchado decir, ya que me había dejado gobernar por el silencio amenizado por la evidencia demasiado estridente de unas miradas definitivamente condenatorias.
Aunque con mi particular oído para reproducir música no sé bien si aquel truco de conseguir que desistiesen de pensar que estaba loco a costa de que constatasen que era tan perro de malo en la entonación de cualquier nota, mejoraba sustancialmente mi imagen.
Pasé por el lado del intenso silencio que mediaba entre la madre y su nene y mi aureola, el entorno íntimo, la esfera que a cada paso que daba dotaba de mayor grosor la capa, la cáscara que parecía protegerme de todo, menos de las impiadosas licencias libertinas que mi madre se concedía en el imaginario de mis ofensores, y también en la desnudez de mi propio relato, desde la primera palabra hasta el punto final.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Relax
17 noviembre 2013 7 17 /11 /noviembre /2013 00:15

El otro día me hizo gracia un disertante espontáneo que defendía los derroteros de la "Involución" cubana a lo largo de la friolera de nada menos que 54 abriles, al mismo tiempo que decía simpatizar con los indignados. Le pregunté si no se daba cuenta de la incongruencia, si conocía las reivindicaciones de unos y otros.

Unos quieren gobernar eternamente la Isla, al menos ya llevan más que la edad que tengo, que es la medida de "lo eterno" para todos los mortales, y si bien me considero alguien jovial fuerte y animoso, podría admitir no sin ruborizarme que ciertamente ya también puedo estar algo "cascado" al mismo tiempo! 
Mientras que los otros defienden el debate permanente, consideran deficiente una democracia que sólo permite la participación popular en la toma de decisiones cada cuatro años, quieren estar involucrados permanentemente en los asuntos importantes de la sociedad. Consideran que cuatro años es una eternidad para esperar un cambio.

¡Ay estos disertantes!

 

Desde poco después de triunfar, la Revolución cubana "se fue a bolina" cuando una pretendida vanguardia quiso apropiarse de los méritos que consiguió el pueblo, de sus logros respecto del fin de la corrupción y de la tortura de la dictadura batistiana, que es lo que se imponía mayoritariamente en aquella lucha, comenzó el largo camino por una nueva forma de dominio, mucho más compleja, casi imposible de desarticular porque su médula espinal, está directamente enclavada en el nido de lo más sofisticado del totalitarismo, en el mismo corazón del fascismo, que no es otro sitio que allí donde reside el constantemente manipulado capricho de las mayorías, el barniz de lo pretendidamente popular.


No es otro que la banalización del legítimo anhelo de libertad de cada individuo convirtiéndolo en lema de rebaño, en consigna del populacho que desde siempre ha acompañado sediento de crueldad colectiva a la adúltera, al rebelde, a la bruja, al hereje hasta la cruz, hasta la hoguera al grito de:

Quemadlo, quemadlo cuanto antes!!!!

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba Opinión
10 noviembre 2013 7 10 /11 /noviembre /2013 00:21

 

 

Habíamos pensado que si hacía un buen día iríamos a caminar por un hayedo precioso en el norte de León, pero el cielo se mantuvo demasiado cubierto durante todo el día así que al final hice un sábado de sedentarismo total.

Bueno, no sedentario del todo ya que me digné a dejar algunas acotaciones al margen de la actividad pasiva.

 

Frases sueltas tras el café de media mañana:

 

"...sentía que en mi familia la expectativa era tan alta que por más que me esforzase jamás podría tener éxito."

 

“Eso fue así; pero también el tiempo pasa y por suerte algunos caminos te alejan del nido cuando estás listo para volar, y una vez en el viento me di cuenta que si bien las plumas serán siempre lo que son, también el cascarón del huevo quedó atrás, seco y partido en dos desde que lo rompí en busca de aire, de una bocanada de vida.”

 

Tras unas disquisiciones encontré conveniente aclarar no sé si tanto a los demás como a mi mismo que:

 

 puede haberse confundido el sentido de la frase, la verdad es que en mi familia nuclear inicial lo del "personaje célebre" era secundario, era marginal con referencia a ese sentimiento que comento.”

 

Cuando me cebé unos mates me sentí arropado por la sensación de la compañía que suele ir de la mano de esta costumbre y escribí:

 

“Las diferencias que mejor percibo y a partir de las cuales me acerco o me alejo de las personas no son entre gente alta o baja, gorda o flaca, blanca o negra, rubia o morocha, rica o pobre.
Sino entre buena y mala gente.”

 

Más tarde hice un comentario al pie de artículo sobre la sucesión de los Castro a los Castro en el gobierno de Cuba y la aparición de los nuevos ricos auqnue viejos magnates:

 

“Desde fuera de las sociedades absolutamente totalitarias como la cubana, no se entiende fácilmente la acumulación de poder incluso muy superior a la que el dinero puede conseguir en el capitalismo democrático, si no es a través del capital. 
El tema es que durante años Fidel y Raúl fueron dueños absolutos de la isla, tenían mucho más que lo que el dinero puede comprar en ninguna parte del mundo. Fidel era dueño de la casa de todos, de la vida de todos , del destino de todos los cubanos ¿Para qué iba a esforzarse en ganar dinero si le llevaba la delantera al vil metal en el grado de dominio sobre los hombres y las cosas? 
Lo que ocurre es que todo está cambiando hacia el peor escenario posible, lo malo de ambas sociedades falsamente "antagónicas", Cuba está a las puertas de construir una sociedad de mercado brutal pero con partido único, sin libertades de asociación de sindicación ni de opinión. De manera tal que ahora sí que se los está viendo a los "rebeldes" tomar posiciones en las clásicas áreas que durante medio siglo declararon que eran símbolos de sus enemigos mortales: “los monstruos capitalistas de la sociedad de mercado”. 
Los hijos de Guarapo y el Narra ya no esconden sus gustos elitistas, sus habilidades en deportes aristocráticos, sus pasiones por el dinero, por los viajes suntuosos, por el posicionamiento en la nuevas estructuras de poder a modo de la más tradicional y burda de las dinastías.”

 

Ya  cuando oscurecía regresé al teclado para dejar constancia de una conversación con Patricia, en medio nos habíamos dado una panzada de ravioles italianos con manteca y una burda falsificación de queso parmesano rayado.

 

"Conversando con Patricia nos dimos cuenta de que los reclamos de igualdad de la mujer en el siglo XXI, totalmente legítimas, se centran en exclusiva en reivindicar la equidad y el equilibrio en los puestos directivos y profesionales tendiendo a que haya la misma cantidad de hombres que de mujeres en esos codiciados sillones. Sin embargo "igualdad" sólo podría ser denominada, si se reivindicasen la mitad de los puestos directivos y la mitad de todos los demás oficios y trabajos pesados tradicionalmente cubiertos por peones varones, por ejemplo: 
50% de arquitectas y 50% de obreras de la construcción.
50% de generales mujeres y 50% de soldados mujeres en las guerras.
50% de hacendadas y 50% de peonas en el surco y en el ganado.
50% de patronas en la minería y 50% de mineras en el tajo.
Y que ese grueso de hombres reemplazados trabajase como amos de casa y apoyo de los críos. 
Obviamente también sufrirían un sensible cambio las tradicionales estadísticas sobre la viudedad."

 Sabía que no era una acotación politicamente proselitista en el atesorado patio femenino, así que de inmediato una amiga me matizó entre otros razonamientos el siguiente:

 

“…es que el tema de fondo no es el de "igualdad" sino de "equidad"; por lo mismo, se trata de una lucha por poder acceder y tener las mismas "oportunidades" tomando en cuenta las diferencias de género, es decir, tomando en cuenta las desigualdades que impone la misma sociedad.”

 

Y le respondí:

 

“Sí lo sé, pero quería reflexionar acerca de que en las reivindicaciones se echan un poquito de menos las exigencias para igualar a los hombres en la mina, en los surcos, en los servicios militares, en los andamios de la construcción, con el mismo ímpetu que para igualarlos en los puestos directivos, a los cuales es una ficción eso de que acceden "los hombres", el 99,99% de los hombres tiene las mismas posibilidades de acceder a esos niveles que las mujeres, que los marcianos y que las momias del antiguo Egipto!!. Eso precisamente es diversionismo ideológico.”

 

Y luego ahondando un poquito más en el tema tecleé:

 

 

“La gran mayoría de los practicantes del machismo tradicional, incluso del más sofisticado que se suele colar con frecuencia en los ambientes pretendidamente emancipados, lo que no tienen en cuenta es que en el mismo instante que se beneficia una importante cantidad de mujeres con la igualdad de oportunidades y de derechos entre los sexos, también se benefician una cantidad directamente proporcional de los hombres. 
Primero que todo ganan a una "igual" como compañera, no una persona sometida y frustrada. Segundo, podemos manifestar miedo, llanto, inseguridad y aceptar auxilio y amparo de la pareja femenina, cosa impensable como norma hace tan sólo medio siglo.
En la antigüedad a un matrimonio ni se le ocurría plantearse que ella trabajase fuera y él cuidase a los niños simplemente porque ella tenía más garra para la fricción y la brega y él era naturalmente más paciente con los críos, o que ella fuese a la carrera marcial mientras él se quedaba al cuidado de los pequeños porque ella era naturalmente más temeraria. 
No era concebible que él se tomase una baja por depresión y ella mantuviese la casa trabajando fuera o que ella fuese la directora de una empresa y él un patán simpático con una changuita ligera y entretenida, o un eficiente ejecutor de aspiradoras, lavadoras, secadoras y otros electrodomésticos en la mañana y en la tarde un alegre paseante por entre las vidrieras de las tiendas del barrio.”

 

Y el último comentario del sábado fue:

 

 “Hoy decidí pasar la noche viendo T.V.
Tremendo.
Un canal tiene un noticiero de alabanzas al tercer equipo en la Liga de fútbol, como si fuese el único equipo del único deporte a nivel nacional.
Otro canal de los nacionales, que cada mañana después de las noticias da unas cuantas horas de programación de esperpentos humanos berreando y discutiendo los chismes más barriobajeros de los personajes másinsignificantes que se puedan imaginar, al parecer no le resulta suficiente, y hoy emite un programa nocturno en prime time, que es como un extracto de ese espectáculo de mal gusto.
Otros dos canales ofrecen películas que parecen pensadas y dirigidas para anular toda diferencia substancial con nuestros parientes "los monos araña", bastante más abajo que el chimpancé del cual piensan que es peligrosamente avispado.
Sólo un canal intenta suplir la falta de seriedad en la programación restante,  ofreciendo un documental munido de todo el contrapeso de solemnidad necesaria para cumplir su cometido de equilibrar semejante frivolidad, lo cual lo obligó a resultar más pesado que un submarino a pedales.
Y el sexto canal nacional da un programa de discusión de asuntos de la no-política y la corrupción generalizada en el país.

Mañana con escasísimo esmero y riesgo por parte de los directivos de la T.V. la programación estará sensiblemente mejor que hoy, ya que se juega un buen partido de tenis que espero poder disfrutar, supongo que lo lograré si consigo sobrevivir a este inducido suicidio en masa de las contadas neuronas que aún responden a mis llamados de auxilio.

 


 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Relax
2 noviembre 2013 6 02 /11 /noviembre /2013 16:31

 

 

Pienso que ahora que Cuba ha decidido cambiar definitiva aunque solapadamente su modelo de sociedad, la estructura y las bases de su economía, y que comenzarán a florecer de un momento a otro el novedoso empresariado nacional, previsiblemente proveniente de las actuales jerarquías dada la cercanía al poder y dados los parámetros corporativos que irán derogando ellos mismos, sería conveniente reflexionar acerca del perfil de este tipo de nuevo rico que se avecina, pero que ya tiene sus antecedentes en las metamorfosis soviéticas hacia la Federación Rusa, en el Este de Europa, en Viet Nam y últimamente de modo paradigmático la gigante y milenaria China.
La modalidad del nuevo empresario de la sociedad post comunista reúne una serie de particularidades comunes, a saber:
Está más predispuesto a la competencia voraz que el empresariado gestado en las sociedades de mercado aunque esté menos preparado para acometerla.
Es un elemento descreído, apóstata de toda ideología, religión, filosofía que promulgue una finalidad basada en principios morales.
Es ateo, agnóstico, y además descreído de su propio adoctrinamiento.
Siente que pagó antes de comer, de modo que comerá a placer hasta reventar. Mientras el empresariado formado en la sociedad de mercado en algún momento de su vida puede experimentar la necesidad de un aporte espiritual a su vida, puede llegar a replantearse el sentido de lo hecho, allí en los diferentes recodos que las edades y sus invitaciones a la reflexión deparan a lo largo de la vida al hombre, en cambio el nuevo empresario formado en los obligados lemas de la igualdad social, en su momento de inflexión, suele reflexionar y revisar su trayectoria precisamente en el sentido opuesto, autocriticándose el dispendio fútil de energía y considerando que es momento de concentrarlas en beneficio propio, que es hora de no perder un minuto más en las viejas consignas engañosas ni en utopías estériles.
Considera una pérdida de tiempo la hipocresía habitual en el rico tradicional para equilibrar la culpa.
No pide permiso, no pide perdón ni da las gracias. Paga.
Para esta nueva clase la ostentación de la riqueza es un saludable signo de buen gusto.
No se explican la filantropía ni el mecenazgo en el arte. Aborrecen el arte  pero invierten grandes cantidades de dinero en productos sensibles de revalorizarse.
Son directos, sinceros, primarios, sin barnices, sin profundidad. Enriquecen vertiginosamente a los fabricantes de cuanto elemento distintivo de mal gusto característico del nuevo rico pulule por los alrededores.
Visten impresionantemente mal y a bordo de sus especies de lanchas urbanas fabricadas y pintadas sobre todo, en exclusiva para ellos, están incapacitados para entender la razón de que un Rolls Royce o un Bentley de color gris azulado pueda constituir para los otros acaudalados un símbolo de distinción.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba flash.
1 noviembre 2013 5 01 /11 /noviembre /2013 22:50

 

 

Cuba buscará inversores "extranjeros" para un mega puerto.
Un capricho del destino quiso que este enclave hito de la claudicación marxista leninista en todo su espectro ideológico, se situase en el puerto de El Mariel, célebre por haber sido punto de partida de uno de los mayores éxodos mundiales del siglo XX. El exilio de más de ciento veinticinco mil personas superó con creces a los treinta mil que salieron unos cuantos años antes por Camarioca con igual destino, Miami.

Más allá de los golpes y las humillaciones de que fueron objeto aquellos emigrantes por el simple hecho de querer viajar para ampliar sus horizontes, más allá del peso del horror de los castigos infligidos a todo aquel que plantease que Cuba debía abandonar el estatismo y desarrollar el libre mercado, me pregunto seriamente si quienes han tomado este rumbo diametralmente opuesto a las imposiciones de medio siglo sin excusarse siquiera con los damnificados, conocen algún límite en la desfachatez y la inmoralidad.
Aunque reconozco que mis interrogantes son recurrentes. 
No alcanzo a explicarme la razón de que muestren ese ahínco en que los elegidos sean adoradores de amasar fortunas de dinero a través de la plusvalía, genuinos explotadores de la clase obrera pero con una única condición excluyente: que no sean cubanos. 
¿No colisiona esto frontalmente con los más elementales principios patrióticos, libertarios y por supuesto los pretendidamente comunistas?
Y por otro lado ¿dónde están aquellos que juraban luchar hasta morir antes de ver perecer al socialismo? ¿estarán alzados en los distintos montes de la isla, en la lucha clandestina, en los calabozos o en efecto bajo tierra?
Por aquí me dicen que no, que de eso nada, que era todo alarde, paripé, papití como decían en Cuba.
¡Uf, que alivio! porque sucede que conozco a tanta gente que juraba aquello con tal bravura y dramatismo, que yo ya no podía evitar sumirme en el dolor por semejante tragedia.
Suerte que al final era todo humo!

Según el Comité Central del Partido Comunista de Cuba, ahora el principal objetivo de todo revolucionario es volcarse para buscar samaritanos capitalistas que quieran invertir "pastuqui" en la isla. 
Piden disculpas por el pequeño cambio en el proyecto socialista: 
Ya no se busca al "Hombre nuevo" ahora están tras el mismo viejo picarón de siempre, el hombre de "quítate tú que me pongo yo".
Pero los revolucionarios del mundo entero no tienen nada de que preocuparse, con este método se creará una fuerte clase proletaria bien explotada, carente de todo derecho que convenientemente se sabrá revolver contra el abuso, y se presume que finalmente se podrá establecer la auténtica dictadura del proletariado.
¡Siempre cabe la posibilidad de que detrás de este mamarracho llegue una especie de comunismo cósmico bajo la prolífica estirpe "castrense"!

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba Opinión
24 octubre 2013 4 24 /10 /octubre /2013 19:19

 

Es otoño de un modo integral.
Llueve con parsimonia, las ventanas están cerradas, afuera hace fresco y dentro de la casa toda la atención se la llevan un sofá, dos puffs estratégicamente situados frente a las pantallas de las computadoras y los televisores, amenizado por un sonido zigzagueante.
Bajo la luz de las lámparas los hombres anticuados nos contorsionamos a un lado y a otro, buscando la mejor pose para que la luz vuelva a caer perfecta sobre las letras impresas en el papel, cada vez que pasamos de página libros y periódicos, los futuros hombres anticuados leen sobre tabletas electrónicas que no los obligan a ejercitar sus caderas.
Una mosca vuela ora acercándose ora dejando descansar al aire y a sus componentes de la omnipresencia de su zumbido. 

Durante el verano compartió otra casa. La de un hombre que había tenido un insomnio tan persistente que tras fracasados tratamientos y toneladas de pastillas, optó por mudarse unos cuantos husos horarios más allá de su hogar de procedencia. 
Y que mientras duró el tiempo del jet lag recuperó ese tono de adaptado social del que había acostumbrado a renegar; pero luego quedó atrapado en la nada.
En la mitad del océano que hay bajo la corteza, dentro de una nube de estruendo y polvo.

Ahora es  otoño y está en casa, afuera llueve y comienzan las muestras del frío que se avecina, casi todas las moscas y los mosquitos han pasado a mejor vida o se han resguardado en sus cuevas.
Pero esta persiste, ora entorpecida por la soledad en su mundo de moscas y mosquitos ora espoleada por la inminencia de la atonal eternidad,  bien por la calefacción o quizás por el fresco, pero se acerca y se aleja aún rauda y pertinaz después de rozar la oreja.
Me recuerda un capítulo de Breaking Bad  y un poema de Antonio Machado.

La casa aún sin ser grande le ofrece la posibilidad de volar por cualquier otro sitio. Por los baños, las habitaciones vacías, la cocina, por la sala, por los pasillos, pero parece estar más interesada en la interacción con el hombre que los perros. 
Está enamorada del oído, su amor es una daga, su felicidad un revólver caliente.

Es el terror de los tímpanos, el taladro de la paciencia.
Pero ha llegado hasta el otoño, ha enterrado a sus parientes, y ahora sólo quiere compartir un poco de TV, un rato de lectura y escamotear unos instantes de nuestra atención con los últimos zumbidos de su vuelo en zigzag.

 

“..Inevitables golosas, 
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas, 
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.”

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Relax
19 octubre 2013 6 19 /10 /octubre /2013 03:19

 

 

Hace unos años Valeria me envió desde Buenos Aires una partida de nacimiento y una constancia de antecedentes penales que atestiguaban, una, que ya no era tan jovenzuelo como aparentaba y la otra que no había que preocuparse demasiado por ese agudo resquemor que parecía residir en los confines de mi mirada, ambos documentos me habían sido solicitados para completar un trámite de la Unión Europea y mi amiga se ocupó de la diligencia a la distancia.

Cuando me llegó el sobre con los papeles la llamé para decirle que estaba todo en orden y para darle las muchísimas gracias, entonces me dijo:

-¿ Te fijaste quién es el Juez que las firmó?

No había reparado en ello. Estaban firmados por la jueza Servini de Cubría, cuyo nombre ya en aquellos días era célebre en Argentina pero no fue hasta hace pocos meses atrás que su fama cruzó el charco y se instaló en la actualidad española, cuando cursó un pedido de extradición de cuatro torturadores de la dictadura franquista, para someterlos a la justicia argentina. Dos de ellos ya han fallecido y dos están aún vivos y con sus facultades intactas para ser procesados.

La justicia española tiene dos posibilidades ante la petición de la jueza argentina, una es acceder a su extradición y la otra es asumir su competencia y juzgar el mismo hecho en suelo español.

No es que se esperen grandes sorpresas toda vez que ya ha negado que los vaya a extraditar. Se podría decir que no se ha prodigado la justicia española en ayudar con esta finalidad a la justicia argentina.

Todos los delitos del franquismo han quedado impunes y en algunos casos hasta han sido glorificados más allá de la dictadura.

La semana pasada, el 12 de Octubre,  asistí a la inauguración de un monumento en la memoria de los 1511 cadáveres de personas de todo el país incluso cuatro argentinos y dos cubanos, que fueron arrojados a una fosa común en el cementerio de León tras ser asesinados en diferentes puntos de la provincia, donde por más de setenta años sus restos se revolvían inquietos, encimados, sin contar siquiera con una placa hasta ya pasado un tiempo prudente de la instauración de la democracia.

Lo más llamativo fue escuchar que en todos estos años, las asociaciones que se hicieron cargo del memorial  recibieron escasa ayuda desde la Diputación de León o el gobierno central, en comparación con las subvenciones que recibe la Fundación Francisco Franco.

El acto de congoja por los muertos en la Historia no encarna una reivindicación por los ideales o procederes de las víctimas, sino una posición frente a los métodos de divergencia, una contrición colectiva. Una sociedad que no repara los daños causados por las contingencias terribles de su Historia y no tiene la humildad de pedir perdón a las victimas por el dolor causado en nombre de las instituciones, difícilmente consiga cerrar las heridas y crecer en paz. Sea cual fuere la ideología de víctimas y verdugos. 

El fin no justifica el método.

Ni tampoco el homenaje y la muestra de respeto y de dolor por los padecimientos atravesados, legitima ideas. Ello debe evaluarse en el contexto adecuado, entre quienes continúen siendo depositarios ideológicos de la fé de los caídos.

En la amargura del alma del pariente humillado durante tantos años, lo que se reivindica no son los ideales de los muertos, sino los método para silenciarlos. La falta de respeto por la vida en general y por la humana en particular.

Aunque en este país la Historia fue muy contundente y constatable.

Se me hace difícil imaginar el paralelismo situado en alguno de los tres países de procedencia de los monstruos del apocalipsis europeo aparte de Franco: Alemania, Rusia e Italia. Donde si bien es cierto que cada circusntacia difería en muchos puntos y los cuatro dictadores fueron verdaderamente diferenciables, también lo es que aquello que los unió , lo hizo de tal modo, que es más que suficiente para agruparlos en un selecto conjunto que la Historia se haría un flaco favor en olvidar.

Hago el esfuerzo de suponer una Alemania donde durante éste último medio siglo, no hubiese sido sorprendente ver esvásticas flameando en estandartes, adornando ministerios, antiguos cuarteles, sin más resistencia institucional que la de algunos criticadísimos alcaldes demócratas que muy de vez en cuando se atreviesen a reemplazar el nombre de una Avenida Goebbels,  Göring o Priebke, por el de Avenida de la Constitución, Hannah Arendt o Bertolt Brecht, donde aún no hubiese  tenido lugar un manifiesto conjunto de condena del Nazismo por parte de todos los partidos políticos, la sociedad civil y militar, una Alemania que hubiese permitido el regreso de los judíos y comunistas, con la condición de que jamás se juzgase ni siquiera moralmente los hechos de los campos de concentración, del exterminio de los pueblos, de la Solución Final.

Aunque no me cueste demasiado imaginar a los alemanes obedeciendo a rajatabla la orden de la batalla en lugar de la actual directriz de paz, lo cierto es que los acontecimientos afortunadamente tomaron otros derroteros.

Nadie podría imaginar que en la Karl Platz de Viena no esté el recordatorio de las victimas del nazismo, donde funcionó la Gestapo.

Nadie puede imaginar a Liverpool, sin su mueso de la esclavitud reconociendo la brutalidad que no fue óbice para que el desarrollo económico propiciase el paso del colonialismo al capitalismo.

 Nadie puede imaginar una estatua de Stalin en la Plaza Roja actual, ni siquiera en la era de Brezhnev.

Y aunque ciertamente el aire de Berlusconi nos traiga reminiscencias de su estampa e impronta, tampoco nadie puede imaginar una Italia donde se permitiese venerar a Mussolini, así como una Rumania donde no se hubiese ajusticiado a Ceacescu, su Duce comunista.

Pero sí tenemos en España un Valle de los Caídos donde la ultraderecha universal puede ir a rendir tributo, a presentar sus respetos por los servicios brindados a la causa anti democrática a sus autores intelectuales y materiales allí enterados y glorificados, junto a miles de muertos prisioneros de las canteras a los cuales se les niega cualquier honor que destaque por encima de sus ejecutores.

Esto, que sería imposible de pensar en el resto de Europa, hoy mismo sería también difícil de encontrar en cualquier parte del mundo, si hasta Chile, con un ejército de carácter y espíritu prusiano y una población no demasiada desafecta al autoritarismo, incluso tiene 800 procesados por la represión en tiempos de Pinochet, con cifras muchísimo más modestas en cuanto a ejecuciones.

España es detrás de Kampuchea el segundo país con más cunetas y zanjas de asesinados del mundo, con una ventaja sobre su competidor inmediato, que en Kampuchea no se ha escatimado esfuerzo institucional para abrirlas y dar a conocer la Historia del país, buscando cerrar esa dolorosa herida, mientras que en España, cualquier juicio sobre el capítulo más terrible de su Historia, se encuentra bloqueado precisamente por quienes deberían garantizar su clarificación: el Estado.

 Las heridas y los fantasmas desean descansar y quedar atrás de una vez y por todas.

A nadie escapa que es sensiblemente más complicado invitar a pedir perdón y clemencia a los vencedores que a los vencidos.

Franco gobernó durante casi cuarenta años luego del golpe de Estado y la guerra, infundió el tipo de terror que queda casi impregnado en el ADN y sobre el final de su vida tuvo oportunidad de participar en la modernización del país, por lo cual hubo generaciones que aunque saben que existe algo muy tenebroso que desconocen con denuedo y que no quieren destapar para no tener de que avergonzarse, cierto es que vieron algo de luz en las postrimerías del franquismo, que los ha llevado a afirmar, junto a enormes dosis de cinismo, que la vida no era tan dura bajo el mandato del tío Paco, el mismo que jamás rompiera relaciones comerciales con Cuba.

Y es comprensible que precisamente por tratarse del vencedor, tanto las fuerzas proscritas de izquierdas, como los nacionalistas, y los mismos falangistas acordasen aceptar sus condiciones, para ingresar por primera vez en un sistema  de corte socialdemócrata. El hecho más feliz y acertado d ela Historia de España.

 Pero también lo es que quizás ha llegado el momento de aplicar algo más que un paño caliente de vez en cuando, antes de que fenezca el último agraviado por dichos horrores y el último de los responsables. Porque precisamente el respeto y la verdad, serán una amalgama indestructible para curar y fijar el proceso de crecimiento, la democracia y sobre todo la concordia.

En algún cajón en España se deben encontrar aquellos papeles firmados por la jueza Servini de Cubría que me fueron solicitados y que Valeria me envió.

Y aunque no se puede saber hasta que punto es viable la diligencia de la Jueza argentina, me gustaría pensar que como mínimo su voluntad de hacer justicia no tuviese menos crédito y validez que la que la propia justicia europea le dio como correspondía a su firma, cuando certificaba mi lugar y fecha de nacimiento y aquellos venturosa y casi vergonzosamente impecables antecedentes penales.

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
6 octubre 2013 7 06 /10 /octubre /2013 17:32

 

 

 

 

 

Señores, quiero permitirme sólo unas palabritas con respeto a todos, incluso a aquellos que me insultan sin faltas de ortografía! 
La época nos aleccionó a muchos seres humanos, de un lado de las ideologías y del otro. De tal manera la gente sigue arrojándose a la cara que el de su bando fue más violento que el del propio. Cuando en realidad lo que había era un modo de expresión que era la violencia. Por supuesto que era cierto que EEUU terminó el siglo XIX con la invasión a Cuba y empezó el XX invadiendo el resto de América Latina, eran los intereses imperialistas. Hasta ahí totalmente de acuerdo con todos los anti imperialistas del mundo. Pero desde el mismo momento en que justificamos la invasión a Checoslovaquia, a Hungría, a Afganistán por parte de la URSS o la injerencia en los temas de África del ejército cubano ya no estamos siendo serios en el anti imperialismo. 
Yo me reconozco pacifista hasta las últimas consecuencias, parta mi matar está mal en todos los casos. Las guerras masivas son las más criminales, los torturadores y represores, les siguen, y luego los asesinos y violentos en general, NADIE TIENE DERECHO A MATAR.
Ningún país, ningún ejército, ninguna ideología, ninguna persona. Me da igual si lo hace disfrazado de militar o de asesino en serie. Es un homicida. Siempre se puede decir NO, esa no es la solución. 
Comerse al caníbal no acaba con el canibalismo.
Antes que a los rebeldes de la Sierra Maestra critico a todos los que empuñaron armas para eliminar seres humanos, para torturar, para reprimir, para invadir. Pero seguidamente si estos aplicaron el mismo mal, la misma solución, que es la erradicación física del oponente, también es menester denunciar esto. Por el simple hecho de que esa solución no lleva a nada más que a futuro odio, a miedo permanente.
A lo largo de mi vida, como imagino la de todos más o menos,  pasé muchas necesidades, hambre, adicciones, carencias, y siempre busqué dentro de mi y fuera de mi silueta en la buena gente que fui encontrando por el camino como duendes, personas completamente desconocidas que me rodearon y me enseñaron principios, afecto y el valor de la lealtad. Toso eso estuvo siempre alejado del “Poder”, por suerte me dieron la espalda a la vez que se la di yo mismo. 
No nos queremos mutuamente.
Cuando empecé a andar el camino hacia arriba, el de la recomposición, fue una peregrinación en el desierto en cierta forma, pero en otra fue un paseo por un oasis de amor, del bien. Y sólo hace unos tres años, a raíz de conocer una persona increíble que debió abandonar Cuba muy pequeña por problemas familiares, sentí la misma historia pero en la otra cara de la moneda, 
Nos hicimos muy amigos y queríamos lo mismo, el bien para el mundo, para todas las personas, y sobre todo para Cuba. Ella tenía todos los motivos del mundo para odiar, y yo para odiar a los fascistas argentinos y latinoamericanos y desear que los maten. Pero sabemos que esa es precisamente la eternización del problema.
Tiene que haber otra manera más relacionada con nuestra condición humana para llegar a mejor puerto, que esos constantes baños de sangre para limpiar la penúltima sangre. 
Y entonces recuperé a mi tío, paradójicamente , yo que me había apartado de todo lo que tuviese que ver con prebendas a causa de ese parentesco, y que había ciertamente criticado mucho el uso de su figura, de sus escritos, de su obra. 
Y ya que en un momento su impronta recorrió mi humanidad de niño y adolescente para no dejarme crecer tranquilo, lo recuperé para contar eso.
Ahora bien, estoy de acuerdo con todos en que lo más importante que hay para decir es lo más propio de cada uno. Y eso en todo caso no tiene nada que ver con el Che, sino con las cosas que me conmueven.
Lo que ocurre es que casualmente, la parte que si valoro mucho de mi tío, como la de un personaje romántico aventurero solitario, era esa faceta de su juventud cuando era capaz de irse pro los caminos con su hermano Roberto contando sólo con catorce y doce años. 
Y luego como mientras hacía medicina, y no había militado en ningún partido político en una Argentina convulsa, interesado en la literatura, en la poesía, en la política como un filosofo, se va por los caminos a conocer, previo a la era Rock, como un rocker de Easy Rider o como James Dean, con su moto miles de kilómetros. desarrollando una sensibilidad muy solidaria en aquellos años. Escribiendo, descubriendo el exterior a la vez que el interior. 
Yo con eso sentí y siento un hermanamiento muy íntimo, por personalidad, por gustos, por sensibilidad de toda la vida, no por adiestramiento ideológico. Y con eso me quedo.

En cambio rechazo de plano todo lo que tenga relación con aquel temprano y aleccionador lema que "Pioneros por el comunismo seremos como el Che".
Coloquemos el típico cartelito de "Prohibido pisar el césped" y observemos la reacción de las sempiternas almas inquietas.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Opinion crítica.

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • : Mi déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, flashes sobre la actualidad y el sedimento de la memoria.
  • Contacto