" />
Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
23 octubre 2017 1 23 /10 /octubre /2017 14:02

Sobre la prohibición de que las mujeres escribiesen y su creciente presencia en la literatura desde el siglo pasado, podríamos disertar o escribir horas, aparte de los años de investigación necesarios y de asociaciones sagaces para poder hacer un compilado mínimamente serio, pero a enormes rasgos y haciendo un ejercicio de resumen irresponsable, se podría decir que el aporte femenino, una vez derrocado el enorme muro de la segregación, con la participación vanguardista, como no, de las británicas y sobre todo de las inglesas, como sus hermanas sufragistas o las primeras graduadas universitarias, y una vez ya establecido lo femenino en la literatura y no solo escrito por mujeres sino desde la feminidad que puebla tanto cuerpos como objetos, fenómenos climatológicos, astrológicos (en Alemán Luna es masculino, Der Moon y Sol femenino Die Son hacen curiosos los roles en poesía) pensamientos, sentimientos, miedos y metáforas, es pues, la introspección emocional.

Por primera vez arriba en la literatura la emoción y la revelación y exploración de los sentimientos y sobre todo en la inglesa, la literatura de las formas, de la descripción y del tiempo lineal por excelencia.

Estoy muy agradecido por ello, mi abuela y mi madre escribían, mi abuelo y mi padre ya no lo hacían porque la masculinidad de la escritura, la crónica sobre el camino, la aventura, el riesgo, el ataque y la defensa habían sido desplazadas por las revelaciones del alma, curiosamente un aspecto muy femenino de mi tío ínclito que escribía permanentemente sobre el camino como Darwin o Chatwin, pero también con algunas de las mejores líneas sobre el peso y el premio de la soledad, él, un estereotipo viril atormentado por la cercanía del fantasma de la impotencia, que oportunamente asistido por la más heroica de las muertes aceró su falo por el resto de la eternidad.

La tendencia de Wolf de presentarse con rasgos masculinos se vio balanceada en su pluma con lo más granado de la femineidad , en cambio la normalidad de Rowling como una señora del barrio no le impidió explorar un terreno predominantemente masculino en la invención de aventuras lineales.  

También es justo decir que hasta muy avanzado el siglo XX lo que la mujer generalmente escribía, más que representar lo que es la mujer en sí, reflejaba lo que el hombre pensaba de ella, la sublimación de la líbido en el arte históricamente llevada a cabo por el hombre, comenzó por las mujeres con tumbos exploradores, inexpertos, marcados por el concepto masculino de lo femenino.

Y en cierto modo excepto los casos como los de J.K. con su masculinamente tejida historia de magos, la tendencia fue a disipar la aventura de las páginas de los libros, se adormecieron o se exiliaron en los libretos de cine de acción, en los argumentos de los video juegos y las series de éxito, los Salgari, Verne, Pushkin y Dumas, como dato colateral de la ola emocional en la prosa como en la poesía, cosa que, no quiero ocultar, lamento en la misma medida que festejo la frescura de la apertura del alma.

 

 
Caricatura de V. Wolf y el Harry Potter imaginado por Rowling
Caricatura de V. Wolf y el Harry Potter imaginado por Rowling

Caricatura de V. Wolf y el Harry Potter imaginado por Rowling

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • : Mi déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, flashes sobre la actualidad y el sedimento de la memoria.
  • Contacto