" />
Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 febrero 2019 6 09 /02 /febrero /2019 00:03

La primera vez que fui a Londres, fui desde Viena.

Llegué con una amiga al aeropuerto de Heathrow, era la primera vez que veía un subterráneo, un "tube" como le llaman los londinenses que llegaba directo desde una terminal aérea al centro de la ciudad.

No llevábamos reservada habitación de hotel, así que compré una revista Time Out, que en aquel entonces informaba sobre la agenda underground y apartamentos no convencionales así como hoteles divertidos. Al final no recuerdo como, llamé por teléfono a un hotel que estaba en la parada Gloucester Road y reservé una room, practicando por primera vez mi rústico inglés en un país de habla inglesa, ya que antes el uso que le había dado era como Esperanto, una moneda de cambio, que es en lo que finalmente se convirtió el idioma inglés.

El hotel por fuera era un edificio blanco de tipo Kensington, por dentro era coqueto hasta en los miimos detalles, maderas de olores nobles, los colores de escaleras, paredes, mobiliario y suelos eran de la gama del marrón, el beige y el bordeaux. La habitación blanca y beige, recogidita pero de gran clase. Entré al baño, suelo inspeccionar los baños de los hoteles antes incluso que probar la cama o mirar por las ventanas, era precioso el defecto del no bidet, lo compensaban una suerte de jaboncitos de olores y colores pasteles, luego probé la cama, y más tarde abrí la ventana.

Detrás había un campo verde, de un verde que colonizaba la vista, embriagaba los sentidos, con hombres jugando cricket vestidos de impecable blanco y mujeres esperándolos tomando lo que con toda probabilidad sería buen té de alguna colonia asiática.

Esa imagen verde con gente de blanco a través de un ventanal alto y amplio resguardado por dos juegos de cortinas, una blanca ligera y otra roja vino aterciopelada, en mi hotel de emergencia de Gloucester Road, del cual no recuerdo el nombre, era tal como había leído, como conocía en mi imaginación a Inglaterra y como había querido encontrarla.

Y desde aquel momento ese es el impacto que deseo al conocer a cualquier persona, cualquier sitio o paisaje nuevo, cualquier idea o proyecto a estrenar y esos momentos que van de lo bueno, a lo inolvidable.

Así son. Todos cerca de Gloucester Road.

 

Gloucester cricket
Gloucester cricket

Gloucester cricket

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • : Mi déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, flashes sobre la actualidad y el sedimento de la memoria.
  • Contacto