" />
Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
24 junio 2022 5 24 /06 /junio /2022 06:28

 

 

Hace pocos días, en un post de Luz Escobar constatando asistencia al concierto de Pablito en la Ciudad Deportiva, muy comentado, esperado, con que los espinosos de siempre generaron controversia barata de chancleta con chicle en la suela, hice un comentario y me cogió un trumpista y no me soltó, hasta que por fin le salió lo de mi tío asesino y mi sangre diabólica, y toda esa cascada de verborragia aportada por décadas de civismo democrático excelentemente absorbido. Al final tuve que multiplicarlo por cero.

Esto me recordó que no hace mucho, comenté que a pesar de que siempre lamentaré que Silvio hubiese firmado aquel bochornoso apoyo subrepticio a los fusilamientos de los tres raptores de la lanchita de Regla, lo fui a ver en una entrega de premios en León, porque no dejaba de ser la banda sonora de mi generación (no la mía, yo fui, soy, y si el progreso musical continúa hacia bingo con el reguetón, seré hasta las mil muertes, rockero y bluesero acérrimo), ocasión en que una muchacha, acometió un salto virtual a la yugular de mi generoso cogote ¿cómo tú vas a decir eso de Silvio? ¿en qué te basas? ¿cuando Silvio apoyó esos fusilamientos? muéstrame la carta, etc.

La verdad es que me cogió desprevenido sin el manuscrito firmado en mi bolsillo analógico, vecino del cojón más misterioso y ecléctico que ha pisado la faz de la tierra y raspado el bolsillo de un blue jean. La chiquita acto seguido me dijo que era la hija de Silvio, y me dio su versión de aquella carta firmada y como el propio Silvio se había opuesto a esos fusilamientos, en fin, le pedí disculpas pero le expliqué que no era personal, no atacaba al padre sino al ídolo, con quien en un pasado presente, tuve una fuerte discusión en un pasillo del ISA esperando un concierto con cascadas de ron Bocoy, y un buen encuentro en Buenos Aires cuando la rompieron en Obras Sanitarias junto a Pablito, le comenté que precisamente estaba diciendo que todos tenemos contradicciones y aunque ejercía esa critica, fui a su homenaje, y adoro por ejemplo "fusil contra fusil" , terminó diciéndome que usaba otro nombre pero era la hija mayor de Silvio, y recordé vagamente historias de ella de cuando yo vivía en La Habana y producto de haber tenido una novia que era asidua y muy amiga de varios integrantes de la Novísima Trova, recordé que  algunas cosas por ahí, se oían. Y después me despedí cordialmente, sin dejar de recordarle que con mi tío seguro se meten mucho más que con su papá, e igual que ocurre con ella, se meten gente que son de mi bando.

Respecto a las declaraciones, flagelaciones o incineración pública que algunos esperaban de parte de Pablito en su concierto, digo, que cada uno exprese sus ideas del mejor modo que pueda allí donde su necesidad, ímpetu o valor se lo permitan, pero no espere y mucho menos exija, que otro las exprese por él/ella. Del mismo modo que es rerpobable una posición alineada con cualquier gobierno de parte de cualquier intelectual, es también rechazable de plano que en un concierto de música, donde las entradas son puestas a la venta para personas de todas las sensibilidades ideológicas, se espete una soflama para contentar a solo a una parte de la audiencia. El arte puede ser reivindicativo, combativo incluso, acaso incendiario, pero ante todo, conviene que sea libre.

Cosas vederes Sancho, y cosas aguantares

Décadas atrás, gran cantidad de chistes en la calle cubana, giraban en torno a que si la buenaventura daba un "chance" (en forma de retirada de mar, de un Superman con una capa gigante, de una patada en el trasero del propio Guarapo en la misma Plaza de la Involución) la isla se quedaría vacía. Hoy, aquellos chistes, mitad risas mitad anhelos inconfesables como tales, se han convertido en la única aspiración de todos los cubanos pobres, de todos los cubanos que no pertenecen al aparato dueño del país, los cuales, también de facto, con sus millones mal habidos, se están yendo de la isla si bien no del todo aun, sí garantizándose un nido alternativo en alguna arteria del corazón capitalista.

Esas sí, aunque tristes, a diferencia de las exigencias a Pablito, son expectativas bien direccionadas.

 

Cola en la Ciudad Deportiva para concierto de Milanés

Cola en la Ciudad Deportiva para concierto de Milanés

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba Opinión Cuba flash.

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • : Mi déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, flashes sobre la actualidad y el sedimento de la memoria.
  • Contacto