" />
Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
26 mayo 2014 1 26 /05 /mayo /2014 14:56

 

 

 

Tras las Elecciones Europeas que tuvieron lugar el pasado domingo 25 de mayo en España y acerca de sus resultados, yo podría manifestar desde la primera reacción no reflexionada, aunque sí convencida: 

¡Mira que volver a ganar el PP después de que Arias Cañete definió a la mujer como un ente inferior al hombre intelectualmente hablando!

A partir de hoy mismo, la mujer que haya votado al PP por favor no me hable porque no le voy a entender, búsquese un intérprete que me traduzca desde el idioma de la inferioridad al de la superioridad que tanto mi esposa como yo como mis hijos manejamos. Ellas que sigan con su tradicional rol en la cocina, con los jabones, las planchas, con los trapos de piso y de limpieza, las Judas Iscariote del inmenso esfuerzo feminista de siglos por la emancipación.
Y los hombres y mujeres pobres y de clases medias que los votaron, les deseo claramente, que no les den uno, que les den dos. 

Alguna consecuencia tienen que tener los actos, imagino que quienes votaron esa forma de entender y respetar a los demás, estarán contentos con todo lo que les caiga encima de ahora en adelante. No es posible sorber y soplar al mismo tiempo.

También por otro lado, aún con las reacciones desde el instestino, debería hacer un reconocimiento por partida doble:

1) A "Podemos", que con cuatro meses de existencia ha capitalizado el voto y las ansias de escuchar un discurso sensible con el dolor popular, aunque para mi gusto con ribetes particularmente populistas por las prisas que imprimen las circunstancias, si entendemos como populistas, el discurso que dice siempre lo que la mayoría quiere oír, pero también en ese sentido, en como han sido capaces de calibrar las nuevas épocas, el valor de lanzarse a por todas a cubrir un espacio difuso dejado hueco por el histórico Partido Socialista Obrero Español, que hoy pasa por sus horas más bajas de los últimos años, al haber perdido el rumbo político, el referente, la brújula, pero sobre todo el hecho de desconocer cuales so sus deseos como colectivo social, el haber olvidado en parte su razón de existir, no sujeta únicamente a hacer que a la máquina no se le rompa el motor. 
El PSOE ha caído estrepitosamente pero ni mucho menos ha desaparecido ni desaparecerá, ¡ya les gustaría a algunos! Es el partido más antiguo, no obstante ser el partido de la modernidad en la Historia reciente española, tanto en el momento de su creación frente a los extremismos que asomaban por el mundo, como en su retorno con la flor, con la democracia, para dotar de garantías e igualdad de oportunidades a la totalidad de los ciudadanos españoles, para llevar a España a la categoría de país desarrollado, de componente activo y de peso de la CEE al principio y de la UE luego, para colocar en el centro de la vida social española a los sectores disimiles que nunca habían tenido ni voz ni voto, desde la mujer, la clase obrera a la que hace referencia su nombre, la gran clase media por la que apostó y contribuyó a su desarrollo, los derechos humanos, individuales, colectivos reflejados en todos los sectores tradicionalmente marginados de la sociedad. Un partido que no se riñó con el deseo íntimo de las personas a vivir más cómodamente, a trabajar para mejorar su nivel de vida material, priorizando el crecimiento espiritual, y garantizando el acceso a los derechos básicos de una sociedad desarrollada a todos los sectores sociales. 
Un Partido de una historia de un valor inusitado de una incidencia en los verdaderos cambios en la sociedad española, un Partido que eligió desarrollar un modelo de convivencia pacifica y de progreso dentro de un sociedad capitalista, dotada de controles estatales para impedir que la parte baja de la tabla quedase sin protección social, y sin intervenir ni reprimir de ninguna manera la parte alta de la tabla, el desarrollo de los mercados, un Partido que sin embargo ha perdido el rumbo en los últimos años, al no recordar para que fue constituido, para que sirve y por que existe. Pero está en sus manos y en las nuestras como votantes hacer que esa correcta atomización de los deseos de justicia y de equidad, no permanezcan por demasiado tiempo diseminados, y vuelvan a aglutinarse en un proyecto común, sea con las siglas de PSOE o de Podemos, con un equilibrio entra la vocación de poder y la responsabilidad institucional y la necesidad de desmarcarse de las concentraciones de poder económico actuales absolutamente insensibles con las calamidades de los ciudadanos, peor no para guerrear sino para aleccionarlos y reconducirlos hacia un modelo de sociedad feliz para todos sus componentes.

2) Y no quería dejar pasar por alto el reconocimiento a La Democracia.

Ojo cuando decimos que este modelo social no nos sirve para nada, porque es cierto que esto hay que cambiarlo ya mismo, pero estemos atentos a los deseos nacidos en el intestino grueso, en la boca del estómago, porque suelen reclamar cabezas en el sentido más literal de la expresión. 

La formación "Podemos" se creó hace sólo cuatro meses, en ese período de tiempo ha podido presentarse a unas elecciones, difundir sus proyectos, diametralmente opuestos al poder económico y político actual, y han ganado más que de una manera anecdótica, lo han hecho de una forma ejemplar y paradigmática. 

Las sociedades que mejorarían a la democracia actual están por construirse, por tornearse, pero ojo, porque lo que de lo que hay disponible, nada es más participativo que esta vija y oxidada "democracia", nada le llega siquiera a la planta de los pies en garantías para las mayorías y minorías. Aún con todo lo que criticamos esto, es de lejos el único modelo a nivel mundial e histórico, en que una línea frontalmente opuesta a la oficial, se puede presentar a sólo cuatro meses de las elecciones y terminar siendo la cuarta fuerza política, hay un señor llamado Carlos Alberto Montaner que hace más de medio siglo querría haber podido hacer esto en Cuba, pero además de no permitirsele ni siquiera entrar a su país, todavía ni siquiera se han planteado permitirle presentarse para unas elecciones donde la gente decida a quien quiere, ni a él ni nadie.

El único instante en la vida del más pobre de los ciudadanos, que tiene el mismo valor, los mismos derechos y cuenta con idéntico respeto que el banquero más acaudalado, es en el acto del voto. 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
24 mayo 2014 6 24 /05 /mayo /2014 17:10

 

 

 

«a la sombra de un mito»
«En Cuba nos trataban como ciudadanos ‘vip’ por ser familia del Che»

El sobrino ‘leonés’ del Che, Martín Guevara, se desmarca del guerrillero y reivindica a su tío como «uno de los pocos políticos coherentes».

  • «En Cuba nos trataban como ciudadanos ‘vip’ por ser familia del Che» -
    «En Cuba nos trataban como ciudadanos ‘vip’ por ser familia del Che» -

Ana Gaitero | León 24/05/2014

«Llegamos a La Habana, Cuba, el día del cumpleaños número 30 de mi padre... Parecía que éramos gente importante, de esas a las que se cuida con metralleta». Así arranca el relato de los doce años que Martín Guevara vivió en Cuba, A la sombra de un mito.

Martín Guevara supo a los 10 años que era sobrino de Ernesto Che Guevara, el revolucionario que eligió morir de pie antes que vivir de rodillas y de quien le dijeron, al aterrizar en La Habana en 1973, que «había luchado para que todos fuéramos iguales».

Aquel niño recién llegado de Argentina, antes de ver la imagen del Che multiplicada en calles, billetes y efigies «como un fantasma», imaginó a su tío como a uno de los personajes de Emilio Salgari que tanto admiraba: «Sentí un orgullo muy fuerte porque fue como descubrir ‘un Sandokán o un Tarzán en la familia y me apené porque me enteré que estaba muerto».

Poco a poco el mito empezó a ser pesado y aparecieron las dudas: «Era un contrasentido que nos trataran como a ciudadanos VIP por ser familia de quien había luchado por la igualdad y la justicia mientras los ciudadanos vivían con carencias y limitaciones».

El sobrino leonés del Che acaba de publicar A la sombra de un mito, una memoir, «intimista y sin afanes amarillistas ni cotilleos», sobre su vida en Cuba con el mito a cuestas: «En la escuela todos los días por la mañana nos decían: «¡Pioneros por el comunismo, seremos como el Che!».

A medida que se hacía mayor, Martín Guevara jugó a ver si era «lo suficientemente valiente, temerario, inteligente, intelectual... todas las cosas que él había descollado y en las cuales habían basado el mito». Y como «era imposible competir con el mito» se convirtió «en un antihéroe». Acabó expulsado de Cuba y regresó a su Argentina natal. Reside en España desde 1997 y eligió León para asentar su familia en 2006, cuando empezó a trabajar para una empresa logística. En San Miguel del Camino reside con la hispano-argentina Patricia Vergara, y su hijo Martín.

En el libro, subraya, «hablo de mí, no del Che, de él en todo caso con muchísimo respeto, pero fundamentalmente de mí, de Fidel Castro y del exceso que significó el aburguesamiento de la izquierda» de modo que «que todo lo que el hombre construyó en revoluciones y conquistas sociales lo fagocitó. Lo mismo que estamos viviendo en Europa con la pérdida de derechos». El relato de la vida cotidiana saca a la luz sombras de la «doble moral» de la revolución, una «sociedad machista y autoritaria» y la relación con su padre preso en Argentina.

Leyendo a Lenin, Trotski... cuando empezó a reflexionar sobre los motivos que llevaron a su tío a ser un revolucionario descubrió «la perversión del poder y su capacidad para transformar a las personas»: «Todos comenzaron con buenas intenciones y el poder les llevó a convertirse en hacedores de lo que habían combatido: a fusilar, a prohibir». «El Che es uno de los pocos políticos coherentes. Cuando vio que sólo iba a tener que tomar esas decisiones continuó por su camino de revolucionario, en las guerrillas, no de ministro. Su destino trágico (fue ejecutado en Bolivia en 1967) tiene que ver con un tema de vergüenza personal, de exponer el cuerpo, es una de las pocas personas coherentes poner su destino en lo que él había defendido: murió con la mitad de kilogramos con un hambre proverbial y con cinco guerrilleros».

Ernesto Che Guevara llevaba el nombre de pila de su abuelo y la sangre de «aventurero y asceta» de los Guevara, de ascendencia vasca. Una familia de «oligarcas venidos a menos que se hicieron de izquerdas a la francesa» y en cuyas relaciones, especialmente con su madre, la abuela Celia que fue la primera feminista de Argentina, el Che desarrolló su rebeldía». Las ansias de justicia llegarían «con su viaje por América en motocicleta a los 17 años».

El libro le ha reconciliado: «Fue una terapia. Y al regresar lo he retomado con más cariño, antes tenía rechazo. Murió muy solo. Toda esa gente que chupa del tarro y vive en Cuba de su muerte no tienen nada que ver con él».

Martín Guevara, que se define «más de los Rolling que del Che», se siente muy lejos del «guerrillero y el violento», pero admira en su tío «la coherencia y la lealtad, que tanto nos faltan hoy». Subraya que «Latinoamérica le debe toda la dignidad que tiene hoy».

Recuerda el sobrino del mito a los dirigentes cuando le decían: «Si se levanta tu tío de la tumba se te vuelve a morir». «Yo digo que si levanta el Che se cae muerto, pero antes les da una buena patada en el trasero por entregar el país al capital». Y se queda con la frase que legó a sus hijos en su carta final: «La cualidad más linda que tiene un revolucionario es ser capaz de denunciar cualquier injusticia en cualquier parte del mundo».

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
14 mayo 2014 3 14 /05 /mayo /2014 18:07

 

 

De repente escuché uno de esos gritos habituales que se emiten en mi casa, que suelen tener lugar cuando la comida está lista, cuando se requiere a alguien desde la buhardilla al patio o bien cuando unos de los cohabitantes antes de dar rienda suelta a sus instintos primarios decide gastar el último cartucho poniendo en serios aprietos las cuerdas vocales. En esta ocasión Pat era la emisora del alarido y yo el destinatario.

-¿Viste lo que pasó en León?-Y luego con más ahínco dramático y consternado pero menos volumen en la voz- Mataron a Isabel Carrasco.

No me lo podía creer. No por tener alguna noción secreta del carácter inmortal de la presidenta de la Diputación de León ni nada parecido, más bien porque León en materia de estadísticas de sucesos violentos debe reflejar números  similares a los de la estepa de Mongolia, los lagos finlandeses o las Islas Feroe, en León los automovilistas paran en cada paso de cebra y por más transeúntes que atraviesen sin dignarse siquiera mirar hacia un costado, sinónimo de alto civismo, no se les ve el más mínimo gesto de incomodo, en hora punta un semáforo puede ponerse en verde y el conductor estar entretenido con algo hasta que decida espabilar que nadie le grita ni la milésima cantidad de improperios que le proferirían en Madrid, Buenos Aires o Roma, y ni siquiera lo azuzan o advierten con el claxon, tal vez ese saber vivir, esa tranquilidad, ese antídoto natural contra los ataques cardíacos haya sido una de las cosas en adición a su belleza que me ayudaron a tomar la decisión de ir a vivir por primera vez en mi vida a una ciudad de provincias, pero no a cualquiera, sino a la tranquila, coqueta y práctica ciudad de León.

Bueno ya no tan tranquila desde ayer.

Las noticias de todo el mundo hablan de la Presidenta de la diputación asesinada fulminantemente de tres disparos en una pasarela sobre el río Bernesga, que une dos partes atractivas de la ciudad, en una de las cuales está la sede de su partido el PP y en la otra su casa.

Y además de los noticieros, los programas de debate comienzan con tertulias incandescentes acerca de este trágico suceso, por los tintes  almodovarianos, hitchcockianos, hammetianos e incluso borgianos que va adquiriendo el crimen minuto a minuto puesto a la luz de los descubrimientos que no se pueden ocultar. Porque en este asunto hay mucho oculto que hará lo posible y lo imposible por no ver la luz, al menos no la de los focos de las salas e estar de las peluquerías.

La vida de Isabel Carrasco en sí, sin mediar este terrible y lamentable final, constituía sin dudas un argumento mucho más jugoso que los de cientos de plomizas cintas destinadas al entretenimiento nocturno, una vida de intrigas, de permanente ascenso, de estudio casi matemático de la psique humana por parte de una mujer con una infra cultura académica proverbial en materia de psicología, pero con una capacidad natural para conocer cada punto de “los demás” en donde ella podría incidir, bien a través de su carácter, de cierta información sensible,  del compadreo o el ataque. Una mujer de muy escasa estatura y de no demasiada belleza natural, que no obstante consiguió hacerse centro de atención en cada estadía de su vida adulta. Sería maravilloso  conocer acerca de la Isabel niña, de sus relaciones familiares, la historia de sus padres y algún suceso clave que marcó su vida. En su honor debo decir que siempre estuvo muy atenta a los requerimientos de la comunidad argentina en León y a los leoneses que emigraron a Argentina.

Pocas novelas cuentan con tantos componentes atractivos, tanto “trabajo de carpintería” como le llamaba el maestro Gabriel García Márquez a la caparazón de las historias de ficción, peor en este caso un trabajo de carpintería que viene de serie, sin contar con el suceso del asesinato. Si encima se le añade ese ingrediente nada menos que en la apacible ciudad de León, la película podría ser de romper taquillas. Incluso podría dar para una serie como House of Cards, tratando los mismos bajos instintos, con el componente del caciquismo de provincias, de una mujer que domina todo en una sociedad machista, una persona de grandes lealtades, a la cual no le alcanzaban las 24 horas del día para trabajar, moverse, conspirar, articular en los sentidos en que cada ocasión requería.

Yo mismo que tuve la oportunidad de hablar alguna que otra vez con ella aunque de nada trascendente, y en la distancia corta era de trato afable, directo, muy  práctica, no invertía tiempo en lo que no era de su estricto interés, me quedé con la duda de que tipo de persona realmente sería, y que energía le motivaba a estar en permanente movimiento y alerta.

De las personas que la mataron, madre e hija del mismo partido político que Carrasco y con una intensa y poco armónica relación personal, sólo diré que por más que hayan sido seriamente agraviadas, sus razones no merecen siquiera ser tenidas en cuenta, porque esa no es la manera en que nos hemos propuesto solucionar nuestras diferencias. Si bien tampoco concuerdo con la insistencia de los medios en ocultar los posibles entresijos de este lamentable entuerto, y las no pocas enconadas aversiones hacia la presidenta de la diputación, por acciones en las que tuvieron lugar generalmente entre personas de su propio entorno, de su propio partido político, gente que en todo caso había perdido una batalla con Isabel, pero su inocencia la habían dejado atrás mucho antes, personas que pugnaban por alguna de las posiciones que de manera determinada y autoritaria la presidenta solía conquistar y dominar y que perdieron en la brega, los mentideros de León ya se ocupan de informar al antiguo estilo, yendo mucho más allá que su cauta prensa.

Yo me encuentro más bien dentro de las sensibilidades de oposición al proyecto de su partido, a su estilo de gobierno, a las acumulaciones de cargos, a la acumulación de poder, al clientelismo, al mal del caciquismo, y me confieso más propenso a la modernización, al europeísmo, al civismo, a la participación de todos los actores sociales en el destino de una provincia tan orgullosa de sí misma, bella, henchida de Historia, aislada del ruido mundano, variopinta, tranquila y querida como lo es León, precisamente quizás por ello es que creo que es el momento de que quienes creemos en otro León y otro mundo posible, dejemos más claro que cualquiera si cabe, que resulta inadmisible esa, ni ninguna otra forma violenta de resolver cualquiera que haya sido la causa del profundo desacuerdo vigente entre las partes, ni ninguno de los problemas nacidos dentro de las intrigas el poder y mucho menos por supuesto aquellos pertinentes a la vida política.

El sistema debe proveer de mecanismos ágiles, no anquilosados,  que blinden los derechos de las personas ante cualquier tipo de poder.

Pero si nos encontrásemos en una situación de abuso institucional en la cual no vemos fácil encontrar asistencia de manera inmediata por aquello que consideramos “La ciega Justicia” , ello de ninguna manera no nos da el derecho a enceguecer y tomar un camino tan rotundo, trágico y del cual no hay retorno para nadie, ni siquiera para quien otrora fuese la víctima y hoy el victimario.

Como siempre ocurre en estos casos, mientras aún estaba caliente el cuerpo de Carrasco en la pasarela, algunos politicos y sectores mediáticos intentaron sacar tajada de una tragedia, y comenzaron a culpar a los indignados, a la pacífica modalidad de denuncia pública conocida con el término lunfardo argentino de: "escraches", sin saber nada aún se comenzó a aludir a sectores descontentos con el Gobierno, dejando entrever en su apresurada defensa una cargo de culpa perturbador. Y no contentos con esto desde el Gobierno se lanzó un globo sonda para auscultar la posibilidad de establecer férreos controles al estilo Cuba o Venezuela en las redes sociales, y destinar a la policía en revisar las opiniones de los ciudadanos. 

Tal vez si comenzase por perseguir los insultos en las redes o presonalmente a las victimas del franquismo, a Pilar Manjón, al propio ex presidente Zapatero, cuando en las manifestaciones organizadas por la AVT y apoyadas por el PP, se le gritaba voz en cuello: "Zapatero, vete con tu abuelo" haciendo referencia a su abuelo fusilado por los sediciosos, con la más absoluta de las impunidades, quizás si cuando muere un nutrido grupo de sub saharianos ahogados en las costas españolas se censurasen los comentarios de ciertos descerebrados en las redes sociales, e incluso de ciertos periodistas renombrados, que les han llamado abiertamente "manadas", o si se actuase contra los que ayer mismo difamaron y calumniaron a los ya muy vapuleados indignados de este país, a lo mejor hasta hacía una excepción en mis exigencias de libertad y hasta podría llegar a sopesar la propuesta.

Curiosamente en un paralelismo con el asesinato de Isabel Carrasco, que fue cometido no sólo por personas de su propio partido, sino de su entorno, y de su círculo de seres más conocidos durante años, en el caso de perseguir en las redes las expresiones constitutivas de delito o de apología a la violencia, muy probablemente al final el gobierno se encontrase, con que la gran mayoría de los procesados pertenecerían a sus votantes más incondicionales.

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
2 abril 2014 3 02 /04 /abril /2014 00:13

 

 

 

     Las reivindicaciones de la lucha ciudadana de hoy en día, las que buscan apoyo en la sensibilidad de los partidos de izquierda, se encuentran plagadas de frases como:

 " Se han robado todo nuestros ahorros, devuélvanlos"

 " Nos han desahuciado, nos quitaron nuestra propiedad"

 "El fondo de inversión era una tapadera y una estafa"

 "Las ayudas de miles de millones a la banca deberían dárnoslas a nosotros"

 "Los préstamos bancarios que firmé para hacerme con un piso nuevo con piscina y una 4x4 Land Rover, eran una estafa y me dejaron en la ruina, perdí mi puesto de maestro de obras en el que subcontrataba en negro a dos dominicanos, un boliviano y un marroquí que me trabajaban el doble por la mitad, y ahora Caritas me tiene que dar la ropa"

 "¡¡¡Viva Caritas!!!"

 Eslóganes que defienden exclusivamente "lo mío", eslóganes de luchas burguesas. Están tan carenciadas de un sustento filosófico, político o ideológico que se sitúan incluso en el pre marxismo. Previos incluso a la aparición de los primeros anarquistas.

Marx hizo ver que pedir al aumento de salario aparte de que no contribuía en absoluto a cambiar la sociedad sino a asentarla, era contraproducente para el trabajador ya que únicamente le pagarían más si conseguían extraerle más plusvalía o reducir los costes de la empresa. Marx, hace ya unos cuantos años, advirtió a los trabajadores que romper la máquina de la fábrica no conseguía más que el nada desdeñable alivio de sacarse una gruesa espina devolviendo un golpe, no había que luchar contra la máquina sino contra su dueño y cambiar el orden de juego. Aquello que proponía el bueno de don Carlos demostró en la práctica ser una entelequia, pero en cualquier caso la sociedad ideal no es la que precedía aquella chapucería.

 Son curiosas también las luchas de esas minorías que tanto incordian a los sectores más tradicionalistas, con el mismo cariz que las que enrabietaban a más no poder a los Partidos Comunistas de lso apíses del Segundo Mundo y a los movimientos revolucionarios de hace no demasiado tiempo, el reclamo del derecho a la individualidad, a la libertad de elección en todo, más democracia, más participación critica, menos autoritarismo.

 ¡Precisamente lo que más detestaba y temía la izquierda clásica y tradicional!

 Luego se festejan como logros propios de la emancipación, diáfanos retrocesos conceptuales y concesiones a los estamentos del poder clásico, como por ejemplo los matrimonios de las personas del mismo sexo.

¿Qué es eso de presentar semejantes bodorrios como algo progresista? vayan a decírselo a los anarquistas de hace nada menos que dos siglos!

 El matrimonio, esa institución tan conservadora contra la que parecía se habían manifestado esos mismos grupos que en cierto modo pretendían ser objetores de conciencia, para que al final todo terminase reduciéndose, a marcarse como objetivo poder ser como aquellos a los que se decía denostar, dejando claro que aquellas peroratas no eran más que una demostración del fuerte deseo de ser tratados del mismo modo que sus verdugos e igualmente tenidos en cuenta.

 Como las organizaciones del Black Power que sintieron que la cúspide de sus conquistas era lograr tener sus propios negros. Ascender como clase en lugar de erradicar la diferencia. Ocupar el lugar del esclavista.

 Hoy la izquierda está en evolución, y de ello es prueba el hecho de que esté más perdida que perro en cancha de bochas, que parezca desaparecida, ya que de ahí saldrá algo nuevo y espero que también bueno, pero entre tanto ajetreo conviene cuidarse de no perder la brújula, y recordar que la finalidad debería ser buscar formas novedosas de sociedades más justas, y no precisamente convertirse en centinelas de aquellos prejuicios, vicios, reflejos y modelos acartonados y perimidos, cuyo hábitat es precisamente el génesis de todo este despropósito en que hemos desembocado como proyecto de convivencia.

Curioso que las reivindicaciones de izquierdas que toman las calles hoy en día, sean para defender el derecho a la tradición, la familia, el capital y la propiedad.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
27 marzo 2014 4 27 /03 /marzo /2014 03:58

 

 

El periodismo condescendiente, complaciente, obsecuente, se pregunta sorprendido y en voz alta, muy alta, para ser escuchado, exculpado y en la medida de los posible bien pagado:

¿ Por qué son cada vez más repetidos los incidentes violentos en las cada vez más frecuentes manifestaciones de estudiantes, personal de la salud, mineros, barrenderos, bomberos, españoles en general? Y entonces aseguran asintiendo y batiendo brazos en el aire, mirando de reojo a aristócratas, ministros y banqueros:

¡Es que la violencia anti sistema de la ultra izquierda está liderando las manifestaciones!

Lo mismo que en Venezuela pero al revés. O sea, al revés que en Venezuela, pero lo mismo.

¿De verdad no tienen idea de por qué se ha tensado la cuerda de la convivencia social?

¿De verdad creen que todas esas amas de casa quieren estar desahuciadas en la calle bajo un puente, mientras el marido regresa de una gira con algo de comer y unos cuantos vinos de tetra brick entre pecho y espalda para soportar la catarata de abusos de la que súbitamente se convirtieron en acreedores?

¿De verdad creen que los médicos y enfermeras quieren estar en la calle protestando y siendo golpeados por las fuerzas de choque de la policía hasta que se deban curar los unos a los otros?

¿Creen que los mineros leoneses y asturianos quieren perder sus ojos con pelotazos de goma de las fuerzas represivas para defender su fuente de trabajo?

¿Creen que los estudiantes, todos ellos desean emigrar del país porque no hay nada para ellos, y aquellos bichos raros que no se van y salen a defender sus derechos son aprendices de terroristas, o peor aún, de la Gestapo como llegó a llamarles precisamente un político del gobierno nada crítico del franquismo y sucedáneos?

¿Creen que cientos de miles de desahuciados querrán enloquecer, alcoholizarse, divorciarse, suicidarse de a poco o de un tiro, o de un sogazo en el cogote, para que los banqueros que ganan más de un millón de euros por mes, puedan cobrar sus indemnizaciones por incumplir sus deberes, para no responder por la estafa y la dejación en sus obligaciones?

¿No apreciaron estos periodistas que toda la masa social española en realidad merecería una medalla a la paciencia, al saber estar, al poner la otra mejilla, durante estos años de represión in crescendo de los antidisturbios, de destrucción de los puestos de trabajo, de la conversión gradual de la condición de ciudadano europeo del primer mundo, a deshecho de un mundo aún sin numerar?

Mis padres estudiaron periodismo ambos y ninguno de los dos ejerce. De manera completamente fortuita y curiosa yo les tomo de a ratos el bastón de relevo y dejo salir algunas criticas, unas crónicas de payador, unos análisis nunca demasiado pulidos, de manera tal de no tener tiempo de lidiar con el miedo, tampoco irreflexivos y temperamentales cosa de no tener que arrepentirme ipso facto de las bravuconearías aún tibias en la palangana. 

Cualquier recurso al escribir, menos faltar a la verdad. Para eso ya contamos con el lenguaje hablado, centinela de los secretos del alma junto a ardides como miradas y ademanes.

Amigos periodistas: ustedes pueden respetarse mucho más que eso, pueden recuperar aquella ilusión temprana, primigenia, de disipar dudas y contar sospechas, de levantar manteles y dispersar las migas, eviten que un día sea necesario un juramento hipocrático atendiendo a un código deontológico que mantenga cercada tanto la falta a la verdad, como el ceñirse en exclusiva a la veracidad del "asunto", que nunca fue necesaria en una de las carreras más bellas y trepidantes a la vez que arriesgada e ingrata, en la cual era usual que quienes la ejercían supiesen que difícilmente consiguirían enriquecer, pero que con toda seguridad terminarían familiarizandose con no pocas incomodidades.

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
15 marzo 2014 6 15 /03 /marzo /2014 05:27

 

 

Tres cosas que debe saber todo aspirante a periodista deportivo de éxito en España:

Si Fernando Alonso pierde una carrera de automovilismo, no la pierde él ni la gana su contrincante, sino que la pierde exclusivamente su escudería Ferrari o la que sea en la cual esté y la gana Red Bull o la que fuere en la cual se encuentre el ganador. En cambio si gana el piloto asturiano, entonces sí se titula que ganó Alonso que y perdieron todos los demás, en ese caso las escuderías no cuentan en absoluto, sólo la pericia del piloto. 

Si Rafa Nadal pierde un partido indefectiblemente será que estaba enfermo de alguna de las infinitas dolencias con que el periodismo ha justificado sus baches. El contrincante de Nadal siempre pierde. Eso sí cuando Rafa gana nunca es que el contrincante estaba enfermo por una vez aunque sea, de alguna de las pupas que innumerables veces el mallorquín ha padecido. Nadal es un saco de padecimientos y sus adversarios un dechado de salud.

Si el real Madrid pierde es inexorablemente porque sus jugadores no han corrido lo suficiente, porque pasan de todo y sólo quieren cobrar o porque no querían ganar para llevar la contra al entrenador; pero jamás de los jamases en la historia del fútbol, un equipo le ha ganado un partido al Real Madrid. Cuando el RM gana algo, se dice que regresa a su sitio natural, de donde únicamente se apea cuando lo desea, le interesa o padece hastío de ganar, falta de hambre.

Tres cosas que debe pasar por alto cualquier aspirante a periodista político de éxito en España:

Quienes más rabiosamente censuran el aborto remitiéndose a que la libertad de la mujer no debe anteponerse al derecho del no nato a vivir, llamándose a sí mismos "pro vida" , son los mismos que llaman "manadas" a los maltrechos sub saharianos que arriesgando sus vidas intentan pisar suelo europeo atravesando las temerarias vallas que separan a ambos continentes, y se muestran a favor de que sean duramente reprimidos y atacados por las fuerzas del orden aún cuando esto pueda provocar, como ya ha ocurrido, la muerte de varias de esas personas.

Quienes más incidencia hacen en la libertad de capital y en la iniciativa del mercado, quienes más críticos se muestran ante la injerencia del Estado en los asuntos de la economía privada, son aquellos que más impuestos en la Historia de España han aplicado en materia de calidad y cantidad así como quienes más han subvencionado las pérdidas de la banca privada con el dinero estatal.

Quienes alaban el inglés de Esperanza Aguirre en un discurso en Inglaterra y plantean que por esta razón debería ser presidenta de España, son los mismos que gritan como descosidos ¡Fuera los ingleses, Gibraltar español! Se muestran subyugados por todo aquello "british" superando cualquier registro "bananero", al punto de considerar líder indiscutible a quien logre con una aproximación cultural la simpatía de esos "invasores".

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
8 febrero 2014 6 08 /02 /febrero /2014 17:31

 

 

De entrada debo decir en honor a la verdad, que al adquirir la doble nacionalidad española, fui conminado a jurar lealtad a España y al rey en un acto solemne, y antes de aceptar hacerlo por la parte que correspondía a la monarquía medité profundamente sobre lo que iba a hacer, los actos no son gratuitos, atan a las personas a determinadas consecuencias, y a pesar de lo anacrónico y hasta disparatado que consideraba el procedimiento de la cópula y posterior fecundación del óvulo como único requisito para establecer la jefatura de Estado, y de lo injusto que me parecía históricamente dicha institución, convine hacerlo, porque ciertamente pude tras escarbar mucho en razones que me socorriesen en mi cometido, encontrar virtudes en Juan Carlos Borbón Dos Sicilias, en su papel como una instancia supra partidista, en una España que no tenía ni mucho menos aún resuelto su horrible pasado reciente de dolor, sangre y lágrimas. Y por supuesto, nobleza obliga, también porque jurar la lealtad a su alteza no es que conviniese a mis intereses más íntimos, sino que me agenciaba en aquel entonces una situación de normalidad en un país que crecía a un ritmo fabuloso y donde se encontraba más manteca pegada en el techo que toda la que había sobre la mesa en el resto del mundo.

A raíz de ello cada vez que he emitido mis criterios acerca del absurdo de que los Borbones sean objeto de tanta obsecuencia y temor institucional y hasta popular, mis compañeros de trabajo, mi mujer, como mis amigos y mi propia conciencia me recordaban en sorna mi solemne promesa.

Y es cierto que no me siento nada confortable emitiendo criterios lacerantes, envenenados, destinados a dañar más que a ayudar a mejorar, aunque me gustaría públicamente al menos ser todo lo critico que soy en privado, pero bueno, es mi cruz, en ello involucré mi palabra y mi honor, así que debo convivir con el lenguaje descafeinado, sugestivo, y aterciopelado que suele acompañar las criticas a estos "locos desclasados" en las revistas semanales de chismes y cotilleos.

Hoy la infanta Cristina responde ante todo un Juez donde los haya, que firmaba todo documento que su marido le ordenaba firmar sin leer su contenido ya que se fiaba de él. No sabía nada, no sospechaba nada, gastaba dinero de una tarjeta a espuertas pero no tenía ni idea de donde salía. Esto último podría ser más creíble teniendo en cuenta su crianza, pero hay que decir que el estado gastó una nada despreciable cantidad de dinero en avispar a estos críos y situarlos, como mínimo dentro de la media nacional en instrucción y conocimientos generales. Hoy en día en el ámbito del poder político español se esta haciendo frecuente que mujeres de relevancia expresen a la justicia que aunque convivían y hacían uso de las prebendas obtenidas a merced de la incursión de sus esposos en negocios no todo lo transparentes que sería deseable, ellas no sabían nada en absoluto, que no tenían ni remota idea de donde provenía el dinero, como en el caso de la Ministra de sanidad Ana Mato que veía pasar Jaguars por su garaje y números en su cuenta corriente sin preguntarle al marido de donde provenían. Flaco favor al feminismo le hacen estas muchachas. Aunque lo llamativo más allá de eso, es que si la sociedad en su conjunto por deferencia consiente y acepta tan disparatada versión ¿cómo se explica que a renglón seguido no se les destituya fulminantemente de todo cargo que requiera el concurso de la más mínima cantidad de materia gris?

La infanta arguye que el marido la engañó, es de suponer que a  renglón seguido de cualquier engaño conyugal de ese calibre lo menos que sucede en una pareja ordinaria es una separación tajante y una querella por más de un daño y perjuicio, pero si encima se trata de una traición a la jefatura de Estado ¿cómo se entiende que Cristina Borbón una vez que se enteró del presunto tinglado que tenía montado el bueno de Iñaki a costa de su influencia Real continuase viviendo bajo el mismo techo, incluso se mudasen juntos varias veces y se hiciesen arrumacos en público, si declara que esto la hizo sentirse profundamente engañada? En todo caso esto no hablaría mal de su lealtad personal, pero por cierto no deja demasiado bien parada la versión de su más que oportuna amnesia selectiva.

Al saber hoy que ha manifestado un montón de evasivas poco nobles, confieso que me ha dado algo de pena. No es que sienta alguna pasión especial por esa monarquía a la que juré lealtad, pero sí me habría gustado cierta "realeza" algo de altura a última hora, que dejase plantados a sus abogados, a las estrategias, a las mentiras, y que se irguiese en sí misma, que recuperase ese tono, esa veta de magnanimidad tanto en la felicidad como en la adversidad que se les supone en las grandes odas a los monarcas, o simplemente a las personas de coraje y bondad que tienen el derecho y hasta la obligación de equivocarse para encontrar su más intimo camino.

Casi siempre estoy del lado de los pecadores, de los que se sientan en el banquillo de los acusados, es algo que no puedo evitar, al día siguiente de que un ser despreciable encuentra su desgracia y su semblante cambia, y todos los abandonan, ya nadie le ríe sus chistes, sus hombros se curvan hacia abajo, el mentón se esconde sobre la nuez de la garganta, su mirada deja de traspasar vivaz el iris de su pupila y se centra taciturna en su inmenso y desconocido interior, en ese momento dejo de sentir el sentimiento que profesaba el día anterior, cierta veta de conmiseración de identificación, de solidaridad me embarga, pero sólo cuando el sujeto demuestra que llegó al final del precipicio, que está en cierto modo feliz de haber perdido todo, que tiene más energía para volar a un nuevo comienzo que para continuar sorteando heces y deshechos en la senda de su condena.

Siento que la institución perdió una oportunidad de oro para en cierto resarcirse de algunos últimos tropiezos, y para por el mismo precio dejarnos el sabor de boca de un verdadero cuento de hadas, brujas y princesas.

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
25 enero 2014 6 25 /01 /enero /2014 03:50

 

 

Es curioso que siempre que le cae un puro a alguien en España de parte de la justicia, es o bien catalán, o bien vasco, o bien socialista, o si no los sempiternos pringaos de siempre, los que sean de donde sean no tienen ni una moneda para defenderse.

Hoy dimitió un presidente de un club deportivo muy conocido, con la mayor cantidad de preseas en los últimos tiempos en hockey, en balonmano en baloncesto y por supuesto en fútbol. Habían hecho una contratación detrás de la cual estaba otro equipo de la capital de mucho poderío y abolengo en el país, pero al final como siempre en estos casos, con todo tipo de jugarretas, trapicheos, manganetas, uno de los truhanes se terminó quedando con los servicios del futuro mejor jugador del Mundo una vez que Leo Messi decida colgar sus botines.

Neymar Jr.

El FCB pagó por el jugador, como todos sabemos sin necesidad de que nos lo digan, unas cantidades que jamás por sistema serán las que se declaren, sencillamente porque en España ningún rico que no esté perdido en la esquizofrenia, drogado, dormido o anestesiado se le ocurre abonar al fisco la cantidad correspondiente a sus beneficios. Quedaría automáticamente apartado de su Club. Constituiría un desprestigio supremo para los socios. Pagar es algo que se le deja al vulgo.

La elite está para fornicarse al vulgo, y éste para desarrollar fuertes músculos mandibulares a partir de la repetición del ejercicio de apretar los molares ante los enérgicos embates en las postrimerías de los distinguidos sodomitas.

No gustó esa contratación por la capital ni por las anchuras de toda Castilla. Que es muy ancha, aunque de tanto cabalgarla ya todos hemos terminado por conocernos los unos a los otros.

Y en realidad eso es algo que no debería gustar jamás, ni en la capital ni en Cataluña, ni en Cádiz, pero amigo, en estos días que los directivos del fútbol español han firmado una carta presentada por la más alta representación del deporte español, pidiendo el indulto de un delincuente condenado, únicamente por considerarlo de su propio patio "Uno de los nuestros" "Good Fellas" esto de Neymar canta un poco, se sabe que ha sido a partir de la denuncia de un socio ¿pero pretenden que creamos que una simple denuncia de corrupción en un juzgado progresaría sin un socorrido empujoncito en las alturas?

Como a cada paso se han ido tapando los unos a los otros , desde la prensa, desde la televisión la radio, todas las maniobras ilegales fraguadas desde y con el Poder, para obtener dinero negro, dinero fácil, inflar costes, evadir impuestos, y un etcétera que se me escapa por falta de pruebas e imaginación.

Sé que no es serio ni prudente pero a esta altura, en este lodazal ya me resisto a utilizar la fantochada eufemística de "presunto delito", le llamo delito consumado y delincuentes a todos los que lo perpetran, me da igual si es con el beneplácito de los que tienen la llave de los calabozos o si es al margen de ellos, como en el caso de los 70.000 presos comunes españoles, los cuales solamente presentan un único denominador común:

 

¡Es que son muy pringaos! ¡¡¡Muy pobres!!!

 

Estamos asistiendo cada día a casos tan repugnantes de corrupción tolerada y hasta aplaudida desde la propia Justicia, la cual persigue jueces que persiguen a los delincuentes que tienen más recursos que aquellos 70.000 pringados y amparan impertinentemente a los acusados. Hay unos pocos jueces, unos pocos policías, unos pocos ciudadanos y algún puñado más bien pequeño de periodistas de un altísimo grado de honor, con un valor difícil de encontrar, como los que destapan todos estos entuertos, que van contra todo lo mal hecho sean del barniz ideológico que sean, como hizo el periodista que destapó este asunto turbio de Sandro Rosell, que también destapó el escándalo de Bárcenas, el del yerno del rey nada más ni nada menos, y varias otras cosas más que muchos no se atrevían ni siquiera a mirar de frente.

Pero generalmente la sociedad esta podrida, tan podrida como los corruptos que ven pasar a diario catapultados hacia un nuevo ministerio o una empresa privada con un sueldo mucho mayor que el pellizco por el cual fueron trincados.

El sustrato de donde salen todos esos elementos pervertidos no es otro que la población. Esa es la cuna, el nido, y ahí fueron criados en una tolerada manera de entender el éxito no todo lo saneada que nos gusta dar a entender, cuando una vez acabada la época de alegría en los bolsillos para todos, torcemos el gesto, endurecemos las comisuras, congelamos el semblante y nos mostramos profundamente engañados, cuales niños cuando empieza a hacer sus chistes el payaso del circo. Pero seamos sinceros, nunca fuimos tan inocentes como no gusta mostrarnos una vez que se acaba la mantequilla para que en lugar de untar, tirábamos al techo.

 

70.000 pringados duermen en los calabozos. ¡Setenta mil pringados y ninguna flor!

 

Vemos a diario como la policía se utiliza para cubrirles las espaldas a los criminales que han desfalcado al país, causando miseria y dolor, estafando a las familias de clase media, destruyendo hogares y provocando muertes, locuras, adicciones, enfermedades, no pocas desgracias irreparables. Vemos que otros policías son utilizados para golpear duramente a todo aquel que decida dejar de manifestar su desencanto como yo ahora en el papel o en el bar, y lo haga en donde único se escucha y molesta a los ladrones y sus cipayos, en la calle.

 

Impunidad selectiva.

 

La justicia española hace gala de ser sumamente garantista; pero sólo para estos delincuentes de guante quizás blanco, sí, pero muy sucio, muy enchastrado de toda porquería impoluta, de todas basura clara, de los residuos brillantes, de cantidades descomunales de semen, nata, baba y ratas blancas.

 

Que Sandro Rosell dimita es lo que deberían hacer todos los que estuviesen inculpados. Pero no, el penúltimo importante en dimitir que recuerdo fue Josep Borrell, catalán y también socialista, y el último fue el Ministro de Justicia Bermejo, socialista, en el caso en que hicieron también que otro Juez, Garzón, perdiese la licencia por veinte años por perseguir la alta corrupción y los crímenes del franquismo, porque no nos engañemos, por prevaricación que fue el motivo oficial por el que lo apartaron de la Justicia, no pierde nadie nada en este país, según de que Partido político sea hasta se le puede premiar.

 

No sólo no les importa mucho lo que se denuncia con pelos y señales a las autoridades correspondientes, que deberían velar por la decencia y el cumplimiento de la ley, sino más bien lo contrario, pareciera ser que las altas instancias se sienten mucho más cómodos con representantes fáciles de diluir, de simplificar, de anular, de arrastrar por el barro de la deshonra, corruptos de todo nivel, ya que por un lado ello les asegura el pastel sin dar demasiados rodeos y por otro lado porque alguien impoluto, decente, altivo, limpio, de bien, no haría sino poner más aún en evidencia la impunidad de toda esa escoria divina, nuestros amos caca que a solas rumian y braman.

 

70.000 pringados y ninguna flor!

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
13 enero 2014 1 13 /01 /enero /2014 04:12

 

 

El caso de la monarquía en España es complejo. 

Por un lado es cierto que cumplen un rol supra partidista en un país que no ha abandonado la nostalgia por la riña de una mitad contra la otra. Y es cierto que Juan Carlos mejoró mucho a su prosapia borbónica compuesta por esclavistas y sanguinarios latifundistas. Así como es destacable que su hijo Felipe se casó con Letizia, nieta de un taxista de procedencia progresista, asturiana de larga tradición irredenta. 
Pero también es cierto que es poco defendible una Jefatura de Estado conseguida única y exclusivamente a través de la cópula y posterior fecundación del óvulo que resulte en un embrión varón. Probablemente sea complejo defender esto como procedimiento moderno y sofisticado para alcanzar la cúspide de un Estado democrático, aunque el rey se mantenga al margen de las decisiones políticas. 
Uno tiene derecho a preguntarse: si no participan en ninguna decisión de peso ¿cuál es el truco? ¿por qué están ocupando el trono dado que muy baratitos no salen?

Claro, aunque sólo sea una persona la que se declare legal y penalmente irresponsable, queda de ese modo sentado que es una sociedad de castas, jamás será una sociedad democrática. 
Democracia y Monarquía etimológicamente son tan irreconciliables como Paz y Guerra. 
Pero el tema que nos ocupa es si resulta útil o no, y para dar respuesta a esa interrogante sobran las consideraciones fútiles como que es un Rey puesto por el dictador, sin dudas el mayor asesino de la Historia de España, pero es tan absurdo como desconfiar de que un cuchillo que segó una vida pueda luego ser útil cortando una naranja.
El temorcillo queda, para que nos vamos a engañar, pero de que puede cortarla, puede. 
Lo que no es aceptable bajo ningún punto de vista, es la hipocresía de la gente a este respecto. Hasta ayer todos eran felices mostrándose cortesanos incondicionales con el rey, de ahí mi respeto y simpatía por el periodista Eduardo Inda ya que cuando comenzó a denunciar el entramado del yerno del rey no se sabía si esa piscina a la que se estaba lanzando tenía la suficiente  profundidad, ni siquiera se sabía si tenía agua.  Cada artículo que se escribía criticando la Casa Real, cada opinión vertida sobre el anacronismo de la corona, encontraba todo tipo de obstáculos incluso a los niveles llamados a ser los menos conservadores. 
Si aceptamos como modo de gobierno una corona liderada por un rey descendiente de reyes, no nos podemos mostrar anonadados por una cacería, es lo mínimo que deberíamos esperar de un Borbón y Dos Sicilias.  Si quieres un dirigente pequeño burgués, un abogado de clase media o un proletario no aceptas ser liderado por las casas de Battenberg, Tudor, Windsor, Orleans, Saboya  o Borbón. 
Pero la gente con tal de no aceptar ninguna responsabilidad es capaz de echar las pelotas más inverosímiles afuera de la cancha, conducta de una sociedad adolescente. 
Hoy parecemos sorprendidos de que a un rey le guste el dinero, el poder, las joyas, los diamantes, los cuadros caros, los palacios, las cacerías, las coronas. Bastante bueno nos salió Juan Carlos para lo que han sido sus predecesores.
Incluso muchas veces ha contrastado su amplitud mental en ciertos temas de actualidad con la de algunos gobernantes ultra conservadores, proverbialmente reaccionarios. 

Aquello que ya está preparado, agazapado, esperando para reemplazar a los viejos monarcas no necesariamente lo mejorarían por sistema. Cabe recordar  que el fascismo mussoliniano inventó la tercera vía, el nacional socialismo sentía desconfianza hacia las casas reales europeas y el falangismo tenía profundas raíces antimonárquicas, e incluso anti borbónicas, como en el caso del general Prim.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta
23 diciembre 2013 1 23 /12 /diciembre /2013 21:34

 

 

 

 

Tras el desfogue de exabruptos contra la actitud pasiva y la complicidad de buena parte de la población femenina respecto de la ley del aborto en España,  frente a un asunto que a priori les debería competer más que a los hombres, admito que he hecho énfasis en este aspecto de manera sibilina, para a partir de ahí poder comenzar a separar la ficción de la realidad.

Este es el riesgo que conlleva centrarnos en los tópicos que nos proponen de manera subliminal los poderes fácticos no oficiales, a lo que el marxismo leninismo llamaba el "diversionismo ideológico" el cual fue tan manipulado en Cuba para cercenar derechos al individuo, que a mi generación su sola mención nos causó un rechazo irreparable, pero ello no obsta para que el concepto comprenda un amplia muestra de maneras de lobotomizar a una sociedad, distraerla de su objetivo una vez que esta encuentra la llave para el cambio en su firme determinación por llevarlo a cabo, cubriendo todo el espectro de antagonismos sociales existentes, evitando por todos los medios que sean detectados aquellos únicos, donde ciertamente está situada la cerradura correspondiente a dicha llave del cambio. 

No es un asunto de mujeres contra hombres, de negros contra blancos, de castellanos contra catalanes, de proletarios contra profesionales, de capitalinos contra provincianos o de ciudadanos contra campesinos. Eso quieren que creamos y vienen lográndolo desde hace mucho tiempo, con una incalculable cuota de nuestro nada modesto aporte.

 

Aunque ciertamente nos haya dolido observar a las diputadas del Partido del Gobierno vitoreando esa ley de recortes de derechos fundamentales de las mujeres, oficiando de abanderadas y centinelas del machismo y la misoginia más abyecta.


Es un proyecto integral de sumisión, de explotación, de coerción de las personas. No existe un complot ni una conspiración previa al acuerdo tácito. Se da por descarte, quienes persiguen el dominio absoluto de las fuerzas de producción y de las voluntades ajenas, terminan confluyendo en el mismo punto sin necesidad de ponerse de acuerdo. 
Cuando cada uno de nosotros ejercemos una autoridad desmedida en nuestro entorno doméstico, desde ordenarle ir a la cama a un hijo retozón, o despertar a uno remolón para que llegue a tiempo al colegio, o para efectuar la devolución de un producto en mal estado que no quiere ser aceptado por el vendedor por ejemplo, utilizamos medios similares, confluimos en nuestro comportamiento en la más o menos modesta escala que nos corresponda, con los amos del mundo que nos tienen a bien darnos consuetudinariamente por las postrimerías.

"_ Dios te oiga"_ diría mi amiga Gema poseedora de una incorregible lascivia.

La ley del aborto como todas las demás leyes que se vienen aplicando a fuerza de mayoría absoluta, se legisla tras haber lanzado “globos sonda” para observar la reacción de la población, y se instaura como si se tratase de un monolito, al constatar que el terreno está absolutamente fértil para el desfalco y la siega a juzgar por la respuesta recibida de parte de la población. 

No es una ley de hombres contra mujeres, de hecho todas las mujeres votantes del PP y las esposas de los ministros y políticos favorables, la apoyan como apoyan la manutención estatal del misógino, machista y segregacionista adoctrinamiento de la religión católica a sus propios hijos e hijas en el colegio con cargo al erario público.

 En cualquier caso la lucha contra estas aberraciones no debe ser tomada como una lucha de las mujeres contra los hombres sino contra la mitad de hombres y la otra mitad de mujeres. 

Además de que en los matrimonios igualitarios son damnificados el hombre y la mujer por igual, el retroceso social es para todos, la bestialidad, el atraso, la escasísima altura de vuelo intelectual que nos propone esta línea de convivencia, es para toda la sociedad.

Ellos, se frotan las manos al ver que el ataque desde una equívoca pretendida mayoría femenina que aborrece la ley, se dirige contra una más artificiosa si cabe totalidad masculina que apoya dicho disparate.

 Igual ocurre cuando ven que los grupos concientizados y bien intencionados focalizan su lucha contra la explotación en una cuestión racial, y se pasan unos cuantos siglos de sangre sudor y lágrimas, para terminar descubriendo que no son buenas o malas las personas por su color de piel, ni por sus sexo u orientación sexual, ni por nivel cultural, ni siquiera por su procedencia social, sino única y exclusivamente por el cariz y la categoría de sus propios actos.

El proyecto de primero gastar, luego mentir, a continuación adormecer y al final aplastar a la población, no es llevado a cabo por una raza contra otra, ni por un género contra otro. Mientras sigamos gastando balas de cañón en matar mosquitos, la única opción real que tendremos de ver desvanecerse sus políticas anacrónicas, será que terminen ahogándose de tantas carcajadas que les cause nuestra infinita estupidez.

 

Pero al margen de esta reflexión, también ya va siendo hora de que de una manera natural poero categórica, Eva le plantee a Adán que si éste continúa empecinado de dominar a alguien acorde a los lineamientos del padre, que ambos vayan pensando en adoptar o comprarse un perrito.  Que bien nos vendría a todos.

 

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Europa Aorta

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • : Mi déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, flashes sobre la actualidad y el sedimento de la memoria.
  • Contacto