" />
Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
30 julio 2017 7 30 /07 /julio /2017 00:01

 

Aunque en líneas generales creo que ningún tiempo pasado fue mejor, hay particularidades en las cuales con respecto a la intelectualidad y al valor de la expresión, de la libertad con relación a la conveniencia, al mercado o a los convencionalismos, me atrevo a suponer que existe la involución social, que nos estamos quedando un poco huérfanos de algo más importante que simplemente creadores, artistas, talentos o genios, creo que también se están yendo las últimas trazas, las últimas briznas de esa hoy caduca cultura de la ética, del pudor, de la grandeza, de la épica.

Silvio Rodríguez apoya incondicionalmente que en Cuba no haya elecciones libres,  libertad de prensa, editorial, de asociación ideológica, de partidos, de empresas; pero no obstante, considera inadmisible por poco democrático y opresor, el hecho de que España presente un número de impedimentos legales e históricos para evitar que una importante parte de su territorio consiga separarse del resto de la nación. Ya no esperaba nada del famoso creador de memorables canciones, después que firmase junto a otros veintiséis intelectuales, un plañidero documento nada menos que en apoyo al sumarísimo juicio y su condena irrevocable de fusilamiento de tres jóvenes que no incurrieron en hecho de sangre alguno, en abril del año 2003.

Pero al menos cabía esperar algo de coherencia. Frente la agresión permanente a la democracia que padece su entorno, su realidad, no sólo no tiene nada que decir sino que apoya seis décadas de un poder dictatorial, sin embargo si se trata de un país a miles de kilómetros de distancia donde hay elecciones cada dos por tres, donde ya ni siquiera hay dos partidos mayoritarios y muchos pequeños, sino cuatro mayoritarios y una gran variedad de pequeños partidos, rellenando el arco de sensibilidades ideológicas en un ángulo de trescientos sesenta grados, entonces le entra una estricta conciencia democrática.

A tres años y medio de la partida de Santiago, recuerdo que aquel día su hermana Rosario Feliú  no podía siquiera levantarse del golpe que supuso la muerte de su hermano, como ella misma me dijo: "se me fue media vida"; quiero recordar que su hermano Santiago pertenecía a una Pléyades de artistas libres, en tiempos particularmente difíciles para la expresión sin anclas, desenfadadas en medio de la más cerrada e intolerante censura, un momento cubano que ya está grabada en los fundamentos, en la esencia y en la cosmología de donde maman los cada vez más numerosos artistas que intentan manifestar sus ideas y expresar su interior sin limitaciones ideológicas, desatados de las patas de la cama, de los lineamientos oficiales y de los artificios comerciales.
Una versión de una generación más cercana a la actitud rock que a la pose de la Nueva Trova, en cuanto a la alineación de ese movimiento con el discurso oficial de la Revolución y la pleitesía rendida a sus máximo dirigentes.

De manera singular la referencia del sistema con respecto de la cual concibieron su actitud contestataria no fue el consumo capitalista, sino la hipocresía, el tedio, la abulia, la doble moral, la obsecuencia, la mentira, la alienación y el alineamiento a las pautas estrictas y obligadas de los organismos culturales estatales de la sociedad socialista del Hombre Nuevo. Una sociedad pretendidamente comunitaria, que no propiciaba un pistón salida para las tensiones, ni de entrada para las conciencias de cada individuo.
Un grupo más que una generación de artistas, que desistió del uso de las consignas revolucionarias aún cuando simpatizaran algunos de ellos, como es su legítimo derecho tanto como el de disentir con el grueso del proceso en la isla, remarcando el vector estético en el arte, la libertad del "juglar" y el "bardo", en oposición al servilismo del "bufón de palacio" que es aquello que henchía las salas de grabaciones de salseros, trovadores, soneros, rígidamente controladas por los gendarmes censores, muchos de los que hoy sin pudor alguno piden asilo en Miami y consiguen vivir codo a codo con sus otrora condenados al panfleto o al ostracismo.

Eran otros tiempos en que la cantidad de símiles, metáforas, analogías que había que utilizar para poder articular una idea tibiamente contestaría dentro de un sistema tan controlado, era tal que requería no poca dosis de valor y de una buena cuota de imaginación en el lenguaje general, el de las palabras, las ideas, los hechos y también la indumentaria y la actitud. No era fácil pero lo hicieron, y Santi terminó siendo el Brian Jones, el Jimi Hendrix, la Janis Joplin, el Basquiat de la Novísima Trova y de muchos de nosotros enganchados eternamente a la energía de aquellos días.

Es cierto que debajo del barniz de los mitos se puede encontrar cualquier tipo de material, pero también entre ellos siempre hay una arcilla única dentro de un molde irreproducible.

 De la misma manera que la más prometedora de las obras del más brillante de los genios, no tiene lugar hasta que no pase por su más exigente y sensible trámite, el tamiz del broche final, la balanza de la vida.

 

 

Silvio con Guarapo, Santiago, Dos trovadores, dos éticas opuestasSilvio con Guarapo, Santiago, Dos trovadores, dos éticas opuestas

Silvio con Guarapo, Santiago, Dos trovadores, dos éticas opuestas

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba flash.
13 julio 2017 4 13 /07 /julio /2017 13:48

 

 

En la Cuba que se adviene será inevitable en algún momento permitir la incursión de partidos políticos aunque más por aggiornamento y conveniencia que por presión interna, no la hay, lo cual  lejos de ser inocuo para los camajanes sexagenarios del poder hasta les puede granjear aire fresco y nuevos límites a la permanencia de los herederos.

El cubano de a pie está completamente al margen de la política participativa, real transformadora, le es ajena hasta el punto que ni la desea, ni forma parte de sus aspiraciones, sesenta años han dejado la sensación de que la “política” es algo en lo que no se participa de ninguna manera que no sea asintiendo las propuestas para ser aprobadas o vociferando contra los enemigos diseñados desde el poder. Y nada más. El resto es paisaje o mucha doble moral y pasada la hora del paripé, salir a meter el pecho para ganase la vida. 

En los años 70 y 80 casi nadie reivindicaba elecciones libres, la gente estaba interesada en mayor participación de los distintos actores sociales en las decisiones, en el plan artístico cultural, informativo, productivo, etc. sobre el fin de la década de los 80 más ligados al espíritu tibio de Glasnot Y Perestroika y los menos frugales y más conscientes estaban más en la línea de los cambios propuestos por Lech Walessa o Vaclav Havel.

 Con muchísimo menos que pedir elecciones libres desaparecías del mapa de tal manera que hasta la familia se contentaba con la versión de que de repente sin avisar a nadie ni recoger ropa ni despedirte, habías decidido irte a combatir a Angola y por eso regresaste en un cajón. Pero con nuestras tímidas reivindicaciones de la vida cotidiana a través de medios de expresión de descontento más que eficaces en la transformación de algo, las pequeñas rebeldías que nos podíamos permitir según el grado de conciencia, inconciencia o valor, si nos hubiesen dado el panorama actual cubano lo habríamos aprovechado infinitamente más que la población actual, habríamos leído los programas, nos habríamos enterado en las tertulias de poesía de  pintura, de que es cada asociación y que propone, quienes sus representantes, aunque fuese entre ron y semi conciertos de rock, o de la Novísima trova o de salsa, habríamos preguntado de que elementos se nutrían unos y  otros; pero hoy que en la inmensa mayoría de la población terminó fraguando el hipotálamo colectivo que se estaba cimentando, sencillamente les interesa un pepino.

Por un lado hasta parece sano, no aguantaban más adoctrinamiento y la ausencia total de esperanzas e ilusión como combustible para echar a andar  toda maquinaria social, una respuesta rotunda, de tan sioncronizada casi parece meditada y acordada en el subconsciente colectivo con alto grado de irreverencia abúlica, aunque no enfrentamiento al poder. Hace poco en un debate sobre el Che les decía a los amigos y los no tanto que discutían conmigo, que acaso la mayor de las venganzas que esté esgrimiendo la Nueva generación de jóvenes en Cuba, o sea aquél tan prefabricado deseado y cacareado Hombre Nuevo, sea que les importa un reverendo rábano cualquier cosa acerca del Che, Camilo, Mella, Guarapo, sus abuelas y todas sus parentelas.

Se les pone un altavoz a todo volumen que emane esos ensamblajes cubistas, ruidosos más que sonoros, que con una impertinencia hasta respetable se sirvieron de un  género genuino y precioso como el reggae para apadrinarse con un sucedáneo a si mismo y asaltar el resto de materia gris que quedaba con un sub meta género del peor de los gustos, y se les pone una pipa de un ron al lado de los cuales el alcoelite o la gualfarina que tomábamos en otros años de emergencia sería un elixir para sibaritas, y son felices.

Les da igual si se queda con Cuba Alejandro Tres pelos, Tony y sus vacilones, Mariela Omelette o Batman y Robin disfrazados por el revolucionario Lagerfeld.

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara
11 julio 2017 2 11 /07 /julio /2017 22:26

 

 

 

Terminaba una maratónica reunión del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, presidida por el Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Presidente de Cuba, presidente del Partido Comunista de Cuba y del Buró político del Partido, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz (sepan disculpar si pasé por alto unos cuantos cargos más, pero es que se me empezaba a olvidar lo que quería escribir).

Antes de salir cada uno a la casa de su amante a bajarse su pomo de ron y lijar su pernil de jamón para disipar el agobio de seis horas de muela interminable, de una especie de Do sostenido del Comandante y la profunda, aunque secretísima depresión a que ello podía someter, la reunión exigía que todos votaran los puntos que se habían tocado durante los milenios que pareció durar el acto.

En el preciso instante, en que el genízaro de gesto adusto al referir su mirada al público y solícito al agacharse ante la escudriñadora vigilancia de Guarapo, invitó a levantar las manos a quienes estuviesen de acuerdo con las propuestas del Comandante, un asistente de una de las filas del medio, que había pasado aquél sucedáneo de “la eternidad”, aplaudiendo rabiosamente cada intervención divina, sintió una fuerte punzada que le recorrió desde el dedo pulgar e índice todo el brazo hasta la parte derecha del pecho, haciéndose particularmente insoportable el dolor en la base de la tetilla, el hombre hizo todo lo posible manteniendo el rictus impasible, como un maniquí de cera, por no torcer su gesto, no arruinar la fiesta de la pasión al Líder, al dios devorador del mal, hizo denodados esfuerzos por no emitir un quejido, ni siquiera un gruñido que pusiese sobre aviso a los asistentes vecinos de su asiento. Sólo si su esposa, sus hijos o su amante se encontrasen allí y le prestasen más atención a él que a Guarapo, habrían podido notar por la rigidez de las comisuras de sus labios, la palidez de su rostro y el agarrotamiento de sus dedos, que una parte suya reclamaba urgente auxilio al ánima de la discreción.

El genízaro, asombrado ante la insistencia del asistente en no alzar su mano dando a entender un voto negativo con su actitud, cosa que no había ocurrido jamás en décadas de reuniones, tuvo un rapto de suprema solidaridad, mostró un gesto en el límite de la lealtad y tras un prolongado silencio casi absoluto, roto únicamente por un flato del asombrado hermano achinado del monarca barbudo, se dignó a repetir al invitación por segunda y última vez, haciendo énfasis en ello, a votar la propuesta que como una bendición, bajaba en forma de lineamiento desde el trono Tropical.

 

El desconcertante y bravo asistente de la innovadora y pionera abstención, valeroso desacato de la sempiterna unanimidad revolucionaria, desoyó la invitación, ya presentaba signos de momificación, sus pantalones estaban mojados, las manos retorciéndose sobre las rodillas y su mirada perdida.

Entonces el genízaro, ya abandonando todo vestigio de complicidad con el inconsciente desgraciado, se dirigió directamente a él ante el escrutinio en el gesto de Guarapo y de su achinado hermano de vientre flojo, diciéndole:

-Compañero, ¿está votando usted en contra de los lineamientos de nuestro Comandante en Jefe?

-Agh- fue lo único que alcanzó a responder el temerario militante antes de balancearse hacia adelante y terminar cayendo de forma pesada sobre el suelo del teatro Karl Marx.

Sus vecinos de asiento conscientes de que tampoco era muy recomendable desvivirse por salvar a un presunto traidor, pero también impresionados ante la posibilidad de que todo pudiese acabar allí, lo socorrieron y animaron a los otros asistentes llamar a una ambulancia.

Unos días más tarde, el militante del Comité Central recuperó su salud y fue considerado definitivamente fuera de peligro por el infarto que había sufrido aquella fatídica tarde, cuando creyó que sería dado de alta del hospital, recibió la visita de un superior comunicándole que lamentablemente en el mundo se había difundido la noticia de que por primera vez, una medida del Comandante no había sido unánimemente respaldada por todo el Comité Central, y entonces desde el Buró Político se decidió,, que demasiado contemplativa e indulgente era la Revolución con elementos que la traicionaban de aquella manera vil y abyecta, pero no podían arrogarse el derecho que soberanamente le pertenecía al pueblo en nombre de sus dirigentes, perdonar semejante ultraje a los héroes, a los mártires de la revolución, al pueblo entero, por ende se lo envió a la Taiga rusa a cumplir veinte años de reclusión, empezando por construir el tren de Baikal Amur, siendo intercambiado por elemento ruso del PCUS que cortaría caña en la provincia de Oriente durante las horas de más sol por la misma cantidad de años, por haberse dormido en un acto de Leonid Ilich Brezhnev.

El cubano aguantó mucho frío pero a los pocos años llegaron la Perestoika y Glasnot y fue puesto en libertad, vagando durante algunos años por la Siberia en estado de enajenación mental, ingiriendo hielo con excrementos y bajándolo con vodka, hasta que una investigación periodística recuperó su curiosa historia y se convirtió de repente en un hito, en un ejemplo de las más altas cotas del coraje disidente, alternando premios y menciones con personalidades del tamaño de Lech Walessa y Vaclav Havel, en las principales convenciones internacionales de derechos humanos.

El ruso corrió una suerte menos afortunada, se cuenta que aún corta caña en algún área de castigo, pero que ni siquiera sus centinelas lo reconocen y saben diferenciarlo de los demás castigados autóctonos, ya achicharrado por el sol, sus ojos azules ennegrecidos por el hollín de la caña quemada, su idioma reducido  a sonidos guturales.

Los domingos, único día de descanso, el ruso y el cubano cada uno en su suerte,  se cubren de agua salada excremento y ron.

Asamblea
Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Relax
27 junio 2017 2 27 /06 /junio /2017 14:57

La noticia de los catorce mil repatriados en Cuba es engañosa, lleva bajo las ruedas una trampa para osos desprevenidos, no se dejen cazar por la propaganda del régimen. En efecto catorce mil cubanos obtuvieron la "repatriación", más allá de que no conozco otro caso en que los naturales de un país deban solicitar permiso para poder repatriarse y volver a adquirir el gentilicio de la tierra que los vio nacer, lo cierto es que esos catorce mil no regresan a disfrutar de las bondades del socialismo, de eso escaparon, muy por el contrario el retorno obedece precisamente a ser los pioneros del capitalismo. Siempre con permiso y detrás de los dirigentes que ya han ocupado posiciones donde se mueven las mayores cantidades de dinero de la gran empresa extranjera y la incipiente nacional.

Cuba irá copiando gradualmente modelos de transición al capitalismo alternativos ya existentes, el Chino con mayor probabilidad , el Vietnamita, y al final puede que el ruso cuando haya que desintegrar el PCC, dejando a cargo de los nuevos cambios a los represores de siempre. 
En cualquiera de esos proyectos se contemplará que la gente no dispute el poder ni cuestione sus decisiones, continúen de un modo u otro la instrumentalización político ideológica de Partido único o en su defecto de oligarquía estanca, pero permitiendo cierto progreso económico, cierta alegría financiera. 

Los familiares de los dirigentes "Pinchos" y estos mismos son los mejor situados como intermediarios en el conducto del grueso volumen de dinero que mueven y moverán  las grandes compañías hacia la isla, son y serán ellos la mayoría de los gerentes y/o empresarios en los medianos y grandes emprendimientos.

 Lo más lógico y probable es que quienes se sitúen inmediatamente detrás de estos intermediarios privilegiados, para fundar pequeños y medianos negocios sean los "repatriados" que acumularon algún capital proveniente del trabajo, la especulación comercial o financiera durante su emigración.

 La gran mayoría de los repatriados piensan en invertir para disfrutar del capitalismo en su propia tierra en el momento en que este cobre mayor presencia y no para volver a hacer uso de las paupérrimas bondades del fracasado comunismo.

Estos emigrantes son comerciantes , negociantes, empresarios, no tienen ética política, moral ideológica, sino que irán a recostarse al árbol que más sombra de, como hacen los capitales en el resto del orbe desde que el trueque dio paso al vil metal como elemento  de cambio.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba Opinión
27 junio 2017 2 27 /06 /junio /2017 14:48

Hoy asistí a un recital de rock. Había algunos fumando porros y otros pocos con cervezas, serían un diez por ciento del total de asistentes, pero subyace la idea de que el rock se baña de ríos de alcohol y se perfuma de cataratas de esencias lisérgicas, y hasta se montan dispositivos policiales alrededor de los conciertos para evitar los encuentros del tercer tipo con Belcebú.

En Navidad, no el diez ni el cincuenta por ciento, sino la totalidad de los feligreses despachan ingentes cantidades de alcohol en caldos, espumosos, espirituosos, bebidas blancas, licores, durante días interminables que luego se reanudan en Semana Santa y cada puente que conmemora cuanta superchería se tercie. Se montan dispositivos pero para cuidar a los viandantes beodos, a los sanos bebedores, a las almas del señor entregadas a un lapso de saludable e ingenuo retozo caníbal y desespero etílico. 
Y nunca vi relacionar el nacimiento de Jesulín con los ríos de vómitos, orín y heces que la ciudad debe metabolizar en esas fechas. 

¿Pusimos bien las fichas en el tablero antes de empezar el juego?

 

Borracheras de Navidad
Borracheras de Navidad

Borracheras de Navidad

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Relax
27 junio 2017 2 27 /06 /junio /2017 14:31

Guarapo le pasó la cuenta a las churris más cotizadas, burguesas y por supuesto ajenas al comunismo del momento, incluida Ava Gardner y a alguna que otra pájara pinta también, según se comentaba en los mentideros habaneros.

Se zampó los mejores jamones y las langostas más exquisitas.

Pescó en las aguas más cristalinas a bordo de los mejores yates que elegía para él, con invitados de lujo nunca cubanos, nunca de países socialistas y ni siquiera comunistas, siempre ricos y famosos, amantes del vil metal y de la buena vida como Gabriel García Márquez, Oliver Stone, Gerard Depardieu, o Barbara Walters.

Dio entrevistas sólo a periodistas norteamericanos, a algún italiano como Miná o brasileño como Frei Beto, nunca a un cubano que no fuese la quintaesencia del chicharrón obsecuente "Guatacandy" y sucedáneos, con la honrosa excepción de una joven María Elvira Salazar en una de sus visitas a New York.

Se sacó todas las compañías molestas de encima y taló todos los árboles rectos de su entorno cuyas sombras evidenciaban su naturaleza retorcida.

Se bebió los mejores caldos, vinos españoles de las mejores cosechas a lo largo de todos los gobiernos hispanos, los mejores franceses cuando Mitterrand e italianos cuando Craxi, un fenómeno bebiendo caro, puliendo divisas en el mejor bouquet. Bebía ron Isla del Tesoro, de cuatrocientos euros la botella, una entelequia para el resto de cubanos.

Guarapo no se fue a vivir a Alamar, en el famoso emprendimiento revolucionario de microbrigada que tanto alababa, aunque tuvo una linda casa en Cojimar de esas que poseía decenas en el territorio nacional, justo a la entrada de Alamar antes de que este barrio obrero se convirtiese en la bandera estética del socialismo "bachiplanero", ni se fue a vivir a Párraga ni a Jatibonico, sino que prefirió algo más exclusivo, seguía inclinado como en sus años mozos por lo Chic, nada más ni nada menos que el área más suntuosa de Cuba, que se comenzó a construir en 1911 como un exclusivo club y campo de golf, con edificios magníficos y que luego se convirtió en el Havana Biltmore Yacht and Country Club, uno de los sitios más caros del continente. 

Cuando enfermó no hizo ni siquiera el amago de usar su tan cacareada medicina cubana, se hizo llevar una eminencia del Hospital Gregorio Marañón de Madrid para cerrar con calculados pespuntes la hendija por donde penetraba su permanente terror a la muerte, el mismo miedo que lo llevaba viajar con ingentes cantidades de efectivos militares y fuertes y costosas medidas de seguridad, en una ocasión llegó a viajar con quinientos guardaespaldas a Buenos Aires aquél que cacareaba "Patria o Muerte" pensando más bien en "Trasero cómodo y Muerte a los molestos" rodeado siempre de hordas de genízaros.

Reprimió a todo religioso durante los años en que la URSS era la tubería de sangre y clorofila de sus caprichos, luego sin inmutarse besó las manos de tres Papas diferentes e hincó la rodilla para ser absuelto de sus crímenes más que pecados, sin aguardar el dictamen de la Historia.

Guarapo estiró todo lo que pudo su vida en un estado lamentable, gastó gruesas cantidades del dinero del paupérrimo pueblo cubano para poder vivir un día más.

Este pillo crack hizo su particular "Robolución" personal e intransferible desde la Sierra Maestra hasta el Havana Biltmore Yacht and Country Club, para pasársela pipa, chachi, joya, de mil maravillas a costa de millones de pajueranos que quedaron en la Isla, de otros millones que se fueron, y de unos cuantos que entre el paredón, la prisión, la locura, las noventa millas marítimas mortaja de hordas de desesperados, las guerras de África, la marginación y el alcoholismo suman cientos de miles de vidas segadas, y así y todo, aún hoy, hay quien sigue yendo a la Plaza de la Involución transpirando chorros de obsecuencia con chispa de tren y pasta de oca para dar vivas a la sempiterna momia del viejo bribón.

Guarapo le pasó la cuenta a las churris más cotizadas del momento, incluida Ava Gardner y a alguna que otra pájara pinta también, según se comentaba en los mentideros habaneros.

Se zampó los mejores jamones y las langostas más exquisitas.

Pescó en las aguas más cristalinas a bordo de los mejores yates que elegía para él, con invitados de lujo nunca cubanos, nunca de países socialistas y ni siquiera comunistas, siempre ricos y famosos, amantes del vil metal y de la buena vida como Gabriel García Márquez, Oliver Stone, Gerard Depardieu, o Barbara Walters.

Dio entrevistas sólo a periodistas norteamericanos, a algún italiano como Miná o brasileño como Frei Beto, nunca a un cubano que no fuese la quintaesencia del chicharrón obsecuente "Guatacandy" y sucedáneos, con la honrosa excepción de una joven María Elvira Salazar en una de sus visitas a New York.

Se sacó todas las compañías molestas de encima y taló todos los árboles rectos de su entorno cuyas sombras evidenciaban su naturaleza retorcida.

Se bebió los mejores caldos, vinos españoles de las mejores cosechas a lo largo de todos los gobiernos hispanos, los mejores franceses cuando Mitterrand e italianos cuando Craxi, un fenómeno bebiendo caro, puliendo divisas en el mejor bouquet. Bebía ron Isla del Tesoro, de cuatrocientos euros la botella, una entelequia para el resto de cubanos.

Guarapo no se fue a vivir a Alamar, en el famoso emprendimiento revolucionario de microbrigada que tanto alababa, aunque tuvo una linda casa en Cojimar de esas que poseía decenas en el territorio nacional, justo a la entrada de Alamar antes de que este barrio obrero se convirtiese en la bandera estética del socialismo "bachiplanero", ni se fue a vivir a Párraga ni a Jatibonico, sino que prefirió algo más exclusivo, seguía inclinado como en sus años mozos por lo Chic, nada más ni nada menos que el área más suntuosa de Cuba, que se comenzó a construir en 1911 como un exclusivo club y campo de golf, con edificios magníficos y que luego se convirtió en el Havana Biltmore Yacht and Country Club, uno de los sitios más caros del continente. 

Cuando enfermó no hizo ni siquiera el amago de usar su tan cacareada medicina cubana, se hizo llevar una eminencia del Hospital Gregorio Marañón de Madrid para cerrar con calculados pespuntes la hendija por donde penetraba su permanente terror a la muerte, el mismo miedo que lo llevaba viajar con ingentes cantidades de efectivos militares y fuertes y costosas medidas de seguridad, en una ocasión llegó a viajar con quinientos guardaespaldas a Buenos Aires aquél que cacareaba "Patria o Muerte" pensando más bien en "Trasero cómodo y Muerte a los molestos" rodeado siempre de hordas de genízaros.

Reprimió a todo religioso durante los años en que la URSS era la tubería de sangre y clorofila de sus caprichos, luego sin inmutarse besó las manos de tres Papas diferentes e hincó la rodilla para ser absuelto de sus crímenes más que pecados, sin aguardar el dictamen de la Historia.

Guarapo estiró todo lo que pudo su vida en un estado lamentable, gastó gruesas cantidades del dinero del paupérrimo pueblo cubano para poder vivir un día más.

Este pillo crack hizo su particular "Robolución" personal e intransferible desde la Sierra Maestra hasta el Havana Biltmore Yacht and Country Club, para pasársela pipa, chachi, joya, de mil maravillas a costa de millones de pajueranos que quedaron en la Isla, de otros millones que se fueron, y de unos cuantos que entre el paredón, la prisión, la locura, las noventa millas marítimas mortaja de hordas de desesperados, las guerras de África, la marginación y el alcoholismo suman cientos de miles de vidas segadas, y así y todo, aún hoy, hay quien sigue yendo a la Plaza de la Involución transpirando chorros de obsecuencia con chispa de tren y pasta de oca para dar vivas a la sempiterna momia del viejo bribón.

 

Manual de la poca vergüenza
Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba flash.
18 junio 2017 7 18 /06 /junio /2017 18:55

Spa de sábado a la tarde cuando toda España está a punto de ser devorada por cien mil millones de grados centígrados y la gente se dispone a atravesar sus últimos instantes de vida en bares, tascas, tabernas, terrazas consumiendo hectolitros de cerveza fría, casi congelada, cubitos de hielo de agua amarilla burbujeante emborrachadora y riñonera , sin el bouquet de la cerveza belga, ni de abadía alemana, ni el aroma de la stout irlandesa o el espesor de la ale inglesa pero acompañada de decibelios en las charlas y de montañas de tapas, pinchos, raciones, responsables de que España sea de los países el mundo en donde más se bebe pero también donde menos borrachos tambaleándose por la calle se ven. La gente bebiendo comiendo en la antesala de las llamas y el penúltimo infierno , mientras, yo que no bebo, metía mis pies en las duchas frías y escocesas del Spa.

Las piedras del suelo se clavaron en la planta de mis pies. "Como han andado estos pies" pensé, el trayecto desde un lugar a otro, y de ahí al de más allá, atomizados, desperdigados los caminos como tras el Big Bang mis pies enloquecidos anduvieron por todo lo que conocieron como "el universo", también caminaron sobre sábanas limpias, sobre tumbas, sobre la mermelada del amor y resbalaron en la mostaza del engaño. Las piedras de las duchas son de canto redondo.
"Como se reirían si estuviesen aquí los negritos que se escapaban de clases como yo, para ir a tirarse de cabeza en la cueva de los tiburones en el malecón de la Habana", era un espectáculo verlos caminar hasta el borde descalzos por el las rocas de "diente de perro" sin emitir el más mínimo quejido, me mirarían en el Spa con la misma sonrisa socarrona que me miraban en el malecón cuando tras intentar emularlos descalzo, pinchando cada rincón de sensibilidad en la planta de los pies y no llegando jamás al borde, decidía hacerlo con esas chancletas negras de Kiko Plastic bajo las canillas escuetas y pálidas, que luego una vez en el agua colocaba en las manos.

Una vez le pregunté a Chucho , amigo desde los diez años, por qué el podía caminar por el diente de perro sin problema, si era porque la planta el pie de los descendientes de africanos era más dura que la de la heterogénea mezcla que me precedía, o por la práctica desde pequeños, me dijo que no lo sabía pero que él descendía de cimarrón (a toda la gente que conozco le encanta fantasear con la existencia de un noble en la prosapia familiar y no hay mayor nobleza que aquellos esclavos que escapaban al monte y formaban palenques envejeciendo en libertad) y que por eso en su familia todas las mujeres tenían tremendo culo y los hombres tremendo pingón , pero sobre la planta de los pies nunca había preguntado. En fin, en ese punto el complejo de inferioridad por la dureza del calcañal era el menor de los complejos. Pero quería ganarle en algo, y le dije "Chucho, oka, tú tienes el calcañal duro y yo no y lo del rabo lo dejamos en veremos, pero vamos a ver quien nada más lejos". Lo negros no se alejaban de la orilla en el malecón y mucho menos en las playas de arena, es un hecho que observé durante años en Cuba, en Brasil, en varias playas de América e incluso en las europeas, suele ser tabú hablar de esas cosas pro a mi me encantaba y a mis amigos y amantes negras también porque nos sacábamos la careta, tal vez también porque yo no era un blanco cubano, no tenía el más mínimo prejuicio aunque sí eran muy enigmáticas para mi las marcadas diferencias que había entre blancos y negros por más que fuese políticamente correcto no hablar de ello. Le pregunté si como raza había algo en las profundidades que les ocasionaba desconfianza, desaprensión, temor.

Chucho era negro pepillo, de familia de guapos pero él era rockero, decía brother y friend más que asere y nahue, y me dijo:

"Brother, la verdad es que no lo había pensado"

Años más tarde supe que tanto la cueva de los tiburones del malecón, como el Golfo de México, como San Salvador de Bahía, la bahía de Santiago de Cuba, la de La Habana, se infestaron de colonias de tiburones no por un hecho fortuito, sino porque los esclavistas arrojaban al agua a todo aquel africano que llegaba magullado, enfermo, desalmado, hecho jirones, a las costas Americanas y no servía para ser vendido como fuerza de trabajo.
Entonces entendí porque los compinches de fuga de clases descendientes de africanos, con que pasaba la tarde saltando al agua en la cueva de los tiburones del malecón, caminaban por encima del "diente de perro" como si volaran, como si ni siquiera caminasen, algunos incluso saltaban desde el mismo muro del malecón hasta el agua pasando a centímetros de la roca y nunca chocaban ni se raspaban con ella y porque esa temeridad se esfumaba a la hora de alejarse unos metros de la costa.
Así que continué dando pequeños saltos sobre las piedras de canto rodado del Spa, pensando en el bullicio de la calle, las cervezas que ya no bebo las que bebí, recordando a Chucho y sus veleidades de cimarrón y homenajeando a todos esos caminos que mis pies anduvieron, con o sin chancletas de Kiko Plastic.

 

Cañas y tapas en León; "La echazón de esclavos al mar"Cañas y tapas en León; "La echazón de esclavos al mar"

Cañas y tapas en León; "La echazón de esclavos al mar"

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Relax
11 junio 2017 7 11 /06 /junio /2017 16:03

Me quedé cuidando a mi hijo menor porque su madre debió salir afuera una semana y entre que tengo la sospecha de que las paredes de pladur de mi nuevo apartamento son las causantes del asma persistente y entre que es más cómodo estacionar en el barrio de Eras de renueva que en el casco histórico, decidí que sería mejor quedarme a dormir en el departamento de Pat y mi hijo.

Desde el primer día sentí una especie de alivio, la relajación de unos tendones imperceptibles, supramusculares, ubicados probablemente en nuestro entorno pero en una dimensión diferente, son esas cuerdas que tiran causando molestias cuando el hambre y la sed están saciadas, cuando han sido gozados todos los placeres deseados, cuando no hay urgencia aparente. Esa soga que tira y molesta en algún lugar impreciso, abrió el diámetro de su lazo y se distendió, como si se tomase un receso.

Cuando nos separamos dividimos las monedas pero yo decidí que todo lo material, muebles, cuadros, adornos, piezas con o sin valor se lo quedase mi ex mujer y mi hijo por dos razones, una es que soy criado al viejo estilo caballeresco, y aunque en efecto, no deje de ser un acto machista, me veo mucho mejor dejando en las mejores condiciones a quien le hizo tanto bien a mi vida que andar racaneando mitades de blasones empolvados, pero ojo que los que así actuamos somos los peores, en este tipo de cosas visible no soportaría tener mácula alguna, precisamente para poder arrancarte la piel a tiras en áreas menos obvias. Yotra razón es porque someteríamos a mi hijo a cambios muy bruscos en medio de la pre adolescencia, dejaría un barrio con todos sus amigos por uno desconocido, una casa de tres plantas con jardín por un departamento amplio y luminoso pero departamento al fin y al cabo, y un hogar con una composición familiar mermada, así que deduje que cuanto más pudiesen conservarse la apariencia de las habitaciones, los baños, el salón y la cocina sería mejor.

Ayer además mi hijo se fue a dormir a casa de unos amigos y me quedé leyendo en el sofá, mirando de reojo adornos conocidos, yendo del living a la cocina o al baño entre cuadros familiares. Hoy a la mañana fue la primera vez que me bañé en esa ducha, pero cada neceser cada adorno, las conchas marinas, los canastos, los cuadritos colgados en la pared eran los que me habían acompañado o habíamos ido adquiriendo en los últimos veinte años.

Mientras me secaba sonreí porque me di cuenta que en realidad las cosa son de una manera y de otra al mismo tiempo, al aceptar Pat quedarse con las cosas de volumen, y al haberme pedido que hiciese yo la mudanza de su casa lo cual me permitió colocar cada cosa como había estado, ducharme al cabo de un rodeo más o menos productivo, exitoso, "adrenalinico", mirar alrededor sentir el descanso de ese tendón intangible, una caricia atemporal, un aliento eterno, entoallarme frente al espejo con los reflejos de tantos yo como había habido, me hizo sentir centro de atención de almas en deriva, protegido bajo la sombra del ombú, me di cuenta que el destinatario final del regalo había sido yo, enmarañado, enmascarado, disimulado en la excusa del nosotros. Una esquina ventosa abierta a la avenida, del lado opuesto es un rincón umbrío protector de los recuerdos.

Al salir pisé una chinche que me devolvió al ardor, a la pugna, a la tensión, al alerta y al dispendio en cuentagotas de bondad y misericordia.

Nadie es profeta en su bañera

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Relax
5 junio 2017 1 05 /06 /junio /2017 22:04

 

Para entender a Trump ni siquiera hay que encender el "entendómetro", un niño de cinco años con sólo el cinco por ciento de su materia gris lo captaría al vuelo.

Pero amigos, entender a los "trumpistas" ....eso sí que requiere equipos de científicos, sicólogos, espeleología de los vericuetos del cerebro, los mayores espiritistas, adivinos , ejércitos de magos. Y si son "trumpistas" amigos de la querida tierra cubana entonces sí que no se puede entender ni de aquí a un millón de años.

Dicen estar en contra del terrorismo islamista.


La primer gira que hace Trump incluye un paseo de súper amistad sin la más mínima critica al sistema dictatorial y de supresiones de derechos y libertades a sus amigos de Arabia Saudita, valedores en su momento del terrorismo islámico, y el segundo viaje incluye la ruptura de relaciones con el Acuerdo de París, que coloca a las energías verdes, alternativas para ir abandonando la dependencia del petróleo, nuevamente a años luz de poder establecerse con cierto grado de éxito, y con ello garantizó el sustento que el Primer Mundo contradictoriamente ofrece a los ideólogos del terrorismo islámico, de las leyes medievales de represión y sumisión de sus pueblos, de las practicas misóginas, machistas, criminales contra la mujer, así como la permanencia de Maduro en la tan golpeada Venezuela.

Donald Trump al romper el Acuerdo de París, perpetúa la situación de poder de las petroleras árabes y venezolanas, principales enemigos mundiales de la democracia, el civismo y el modo de vida occidental.

Todavía no he visto una critica de parte de los trumpistas.

A propósito de estas contradicciones me interesaría resaltar algunas groseras paradojas:

La primera gran ola migratoria cubana anti castrista. 1959-1962 con Kennedy como presidente – Partido Demócrata.

La segunda gran ola migratoria anti castrista. El Mariel, 1980 con Carter como presidente- Partido Demócrata.

Tercera gran ola Migratoria anti castrista- Balseros 1994- con Bill Clinton como presidente- Partido Demócrata.

Cuarto éxodo- Liberalización de viajes para cubanos 2013- con Barack Obama- Partido Demócrata.

Por si fuera poco, a continuación dos datos fulminantes para los cubanos anti castristas que atacan a los demócratas:

1) Bloqueo económico, financiero y comercial a Cuba de EEUU, tiene lugar en Octubre de 1960, lo lleva a cabo un Demócrata, John F. Kennedy

2) Ley Helms Burton, 1996, recrudecimiento del bloqueo económico a Cuba firmado por presidente Bill Clinton quien también en 1999 amplió el bloqueo comercial prohibiendo a las filiales extranjeras de compañías estadounidenses comerciar con Cuba por valores superiores a 700 millones de dólares anuales, siendo por ello la primera ley transnacional en el mundo. De la otra cara de la moneda tenemos que las compañías de Trump en reiteradas ocasiones violaron el embargo  de Estados Unidos a Cuba.

¿Se puede saber a que responde la ingratitud hacia el partido de cuya mano recibieron refugio, dinero, casas, trabajo, derechos, libertad y la posibilidad de vivir en semejante país?

Algún día podrían explicarlo.

Otra cosa curiosa de los partidarios de Trump cubanos de la Florida que conozco, es que la gran mayoría cuando fueron a vivir a EEUU en esas épocas demócratas, pasaron una considerable cantidad de tiempo sin trabajar, recibiendo prebendas impensables para otros inmigrantes gracias a la Guerra Fría y a las leyes demócratas en su inmensa mayoría, porque en Cuba había comunismo, pienso que no hace falta ni mencionar las innumerables "picarescas" en la que incurrieron y aún incurren, cobrar doble, coger ayudas de un lado y de otro, declarar más daños en los ciclones, inundaciones, incendios que los que se producen, etc.

Y curiosamente son los que ahora, con gesto adusto y frunciendo el ceño dicen imperativamente que quien vaya a vivir a EEUU se pague sus gastos, su medicina y si no tiene dinero que lo echen a su país, o del Río Bravo para abajo, ya que el Estado norteamericano no debe dedicar ni un "centavo" a ayudar a los desgraciados. Exigen en estos términos que “los Mexicanos y todos los indios de Latinoamérica" deben ser expulsados de EEUU, para lo cual curiosamente usan la frase que más delata a quien la profiere como ex o actual genízaro de la dictadura de Guarapo:

"Que se vayan; no los queremos"

Juro por Tutatis y los dioses del Averno que esto se lo he escuchado no a un representante de la Casa Windsor o Tudor, lo cual estaría igual de reprobable pero guardaría correlación,  se lo escuché a especímenes logrados tras infinitas mezclas de las razas más disimiles y todas igual de despreciadas o ignoradas que la mejicana por los rednecks WASP de Kentucky o Illinois.

Acaso se deba a que el fenómeno más parecido a la intolerancia y prepotencia de Fidel Guarapo Castro en las administraciones norteamericanas sea precisamente y de manera muy destacada Donald Trump, obviamente dentro de los limites que tiene cualquier megalómano en la democracia norteamericana.

A saber:

Es amigo y aliado de los jeques árabes, rusos y chinos.

Desprecia y maltrata a los periodistas.

Uno obsesionado con su barba el otro con su mechón de pelo.

Considera a la mujer es un ser inferior.

Falta el respeto a sus homólogos en las reuniones internacionales.

Es prepotente en la política y las formas pero sólo cuando está rodeado de fornidos guardaespaldas.

Quizás esto explique de por sí el apego tan incondicional de todos esos partidarios del actual presidente que otrora lo fueron de los dictadores cubanos y que de alguna manera, en el fondo de su alma lo siguen siendo.

Trump viola embargo a Cuba

Trump viola embargo a Cuba

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara - en Cuba flash.
27 mayo 2017 6 27 /05 /mayo /2017 14:08

Es ciertamente penoso asistir al retroceso de la percepción sobre EEUU a nivel mundial y sobre todo para los norteamericanos que viajan por el mundo, los que salen del caparazón, que están tan avergonzados.

Comienza la reunión de G7 con graves faltas de respeto del espécimen que le ha tocado en desgracia a ese país de gente y de historia progresista y de vanguardia tan interesante, que hoy no pueden creer lo que han consentido. Disparates, faltas de respeto, peleas públicas con su esposa que ha tenido que llegar a darle un manotazo a su llegada a Israel para que no le cogiese la mano, sólo queda para la imaginación lo que debe ser la cosa para que se llegue a tal manifestación en un acto protocolario. No contento luego le metió un manotazo y un leve empujón a Filip Vujanovic , Primer Ministro de Montenegro desde el año 2003, reelegido con una trayectoria impecable, un hombre forjado en el conflicto de los Balcanes, el más duro de Europa desde la Segunda Guerra Mundial.
Si el montenegrino se llega a dar por aludido hay que recoger al orangután en cucharita.

Todo lo que había avanzado el presidente Obama en materia de humanizar la cara de EEUU y el resto del mundo, las relaciones basadas en el respeto entre naciones aún sin olvidar la supremacía de su país en el concierto internacional, la simpatía hacia EEUU del orbe entero después del gris período Bush. Se redujo el ataque a los ciudadanos de EEUU en el mundo a casi cero, algo inédito, y de repente, así como si fuese de la nada, llegó un rayo de putrefacción a protagonizar una carrera contrarreloj para en tiempo récord intentar desbaratar todo el trabajo bien hecho.

Aunque a priori muchos análisis arrojen como positivo el resultado de las elecciones en EEUU para Europa, ya que tras el Brexit y al poder verse el vacío de imaginación y la sobra de incapacidades de la actual administración norteamericana, Holanda frenó en seco la opción creciente del neo fascismo y Francia le puso un broche casi definitivo, sin embargo a la larga sólo constituye un claro retroceso para el mundo occidental.

Y acaso lo que más me duela, es ver a una parte radical mis casi compatriotas, incluso ver amigos, que por el ruido que profieren pueden parecer más que los que son, pero que en todo caso no son pocos, declarando allí donde se los quiera escuchar más que leer ( ya que generalmente escriben como infantes de párvulo) que:

Sea como sea y para lo que sea defenderán a "su" presidente, que ahora sí va a "hacer entrar en cintura a ese país (como si fuese de ellos) y que ahora dejará de ser el país de los negros y de los indios" como si los que hablasen fuesen ingleses del linaje de Tudor, y por si fuera poco, advierten que a quien no le gusta semejante extremismo de corte neo fascista será sospechoso de ser comunista, pero no lo que se conoce como comunista, a saber: Lenin, Marx, Guarapo Castro, Mao, Ho Chi Min, Neto o Ceaucescu, ¡¡¡¡sino baluartes del capitalismo como Hillary y Bill Clinton, Ileana Ross Lehtinen o Marco Rubio!!!
O peor aún, terrorista traidor y negro como Barack Obama y Michelle.

Exactamente los mismos o de idéntico corte, que olían el trasero de igual manera a Fidel "Guarapo" Castro en la Plaza dando vivas a su líder, golpeando en la vía pública cubana desafectos a la "Involución" que defendían con una convicción igual de tajante y en definitiva cobarde, acompañando sus soflamas de una frase que hoy repiten mucho "aquí no los queremos" hermana de la no menos famosa "pin pon fuera" ahora dedicada a inmigrantes no cubanos, y también para demócratas, progresistas, rockeros, librepensadores, gente de buen gusto, afroamericanos, judíos, humanistas, intelectuales, periodistas, profesionales, artistas, etc. Todo aquello que guarde relación con pensar, recapacitar, meditar, reflexionar.

Una pesadilla que creí que jamás vería así de exagerada.

 

Compartir este post
Repost0
Published by martinguevara

Presentación

  • : El blog de martinguevara
  • : Mi déjà vu. En este espacio comparto reflexiones, flashes sobre la actualidad y el sedimento de la memoria.
  • Contacto